«Con­se­guen pa­sar máis des­aper­ci­bi­dos en­tre os usua­rios ha­bi­tuais das praias»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia -

Las pla­yas de Co­ro­so y O Tou­ro tam­po­co se li­bran de los fur­ti­vos ve­ra­nie­gos. En es­tos are­na­les, el ob­je­ti­vo no es otro que la na­va­ja, ma­ris­co por el que los tu­ris­tas, y los pro­pios lo­ca­les, se re­la­men los de­dos. «Xa te­mos co­lli­do a va­rios nas úl­ti­mas se­ma­nas», apun­ta el pa­trón ma­yor de la ca­pi­tal bar­ban­za­na, Jo­sé Pé­rez, quien con­fir­ma las pa­la­bras de sus ho­mó­lo­gos de A Po­bra y Ca­bo de Cruz: los tu­ris­tas pro­pi­cian el es­con­di­te per­fec­to pa­ra el ma­ris­queo ile­gal.

«Con­se­guen pa­sar máis des­aper­ci­bi­dos en­tre os usua­rios ha­bi­tuais das praias», re­co­no­ce, aun­que apun­ta que «se fas un se­gui­men­to con­se­gues dar con eles». La pa­sa­da se­ma­na, uno de los vi­gi­lan­tes de su co­fra­día ca­zó a dos personas con sen­dos sa­cos de cin­co ki­los de na­va­ja. A pe­sar de es­to, es cons­cien­te que los pro­pios fur­ti­vos tam­bién sa­ben por dón­de se mue­ven vi­gi­lan­tes y guar­da­pes­ca: «Eles ta­mén nos te­ñen con­tro­la­dos e can­do es­tás nun­ha praia non po­des vi­xiar a ou­tra».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.