El Go­bierno de­ja­rá sin fon­dos a la Ge­ne­ra­li­tat si de­tec­ta que gas­ta en el re­fe­ren­do

El apo­yo a la in­de­pen­den­cia baja ocho pun­tos a dos me­ses de la con­sul­ta

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - PAULA DE LA HERAS

El Go­bierno lan­zó ayer un nue­vo avi­so a la Ge­ne­ra­li­tat pa­ra que re­con­si­de­re su de­ci­sión de ce­le­brar el re­fe­ren­do in­de­pen­den­tis­ta el pró­xi­mo 1 de oc­tu­bre. Tras una reunión de la Co­mi­sión De­le­ga­da pa­ra Asun­tos Eco­nó­mi­cos, pre­si­di­da por Ma­riano Ra­joy, el por­ta­voz Íñi­go Mén­dez de Vi­go ame­na­zó con re­te­ner los cer­ca de 3.600 mi­llo­nes de eu­ros co­rres­pon­dien­tes al Fon­do de Li­qui­dez Au­to­nó­mi­ca del 2017 si, a par­tir de aho­ra mis­mo, no se apor­tan prue­bas se­ma­na­les de que el Eje­cu­ti­vo de Car­les Puig­de­mont no es­tá fi­nan­cian­do ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con la con­sul­ta.

El Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal ya de­cla­ró in­cons­ti­tu­cio­na­les las par­ti­das de los pre­su­pues­tos ca­ta­la­nes des­ti­na­das a ese fin en una sen­ten­cia pu­bli­ca­da el 5 de ju­lio, pe­ro, pre­ci­sa­men­te pa­ra evi­tar que sus pa­sos pue­dan ser im­pug­na­dos, la Ge­ne­ra­li­tat acor­dó el pa­sa­do mar­tes man­te­ner en se­cre­to de­ci­sio­nes que afec­tan a cues­tio­nes co­mo la com­pra de las ur­nas que pre­ten­de em­plear en la vo­ta­ción. El nue­vo con­se­je­ro de Pre­si­den­cia, Jor­di Tu­rull, lo di­jo abier­ta­men­te: «No que­re­mos aña­dir más di­fi­cul­ta­des al 1 de oc­tu­bre ha­bi­da cuen­ta de có­mo se las gas­tan».

La nue­va or­den del Eje­cu­ti­vo bus­ca sor­tear ese ce­rro­ja­zo in­for­ma­ti­vo y lo ha­rá obli­gan­do, en con­cre­to a los in­ter­ven­to­res de las con­se­je­rías, a los res­pon­sa­bles eco­nó­mi­cos fi­nan­cie­ros de las en­ti­da­des en las que no hay in­ter­ven­to­res de­le­ga­dos, al di­rec­tor ge­ne­ral de los Pre­su­pues­tos y al di­rec­tor ge­ne­ral de Po­lí­ti­cas Fi­nan­cie­ras. Se­gu­ros y Te­so­re­ría a re­mi­tir cer­ti­fi­ca­dos in­di­vi­dua­les al Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da pa­ra que es­te pue­da com­pro­bar que no se han tra­mi­ta­do ex­pe­dien­tes des­ti­na­dos a ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con el re­fe­ren­do ile­gal.

«Bom­ba de re­lo­je­ría»

Si pue­de ha­cer­lo es gra­cias a la Ley de Es­ta­bi­li­dad Pre­su­pues­ta­ria y Sos­te­ni­bi­li­dad Fi­nan­cie­ra del 2012, en la que se es­ti­pu­la que, pa­ra aco­ger­se a me­ca­nis­mos adi­cio­na­les de fi­nan­cia­ción, co­mo el Fon­do de Li­qui­dez Au­to­nó­mi­ca (FLA), las au­to­no­mías de­ben com­pro­me­ter­se a cum­plir una se­rie de «con­di­cio­nes par­ti­cu­la­res en ma­te­ria de se­gui­mien­to y re­mi­sión de in­for­ma­ción [...], así co­mo de adop­ción de me­di­das de ajus­te ex­tra­or­di­na­rias, en su ca­so, pa­ra cum­plir con los ob­je­ti­vos de es­ta­bi­li­dad pre­su­pues­ta­ria, y deu­da pú­bli­ca y con los pla­zos le­ga­les de pa­go a pro­vee­do­res».

La Ge­ne­ra­li­tat —que es la prin­ci­pal re­cep­to­ra de es­tas ayu­das y ha re­ci­bi­do cer­ca de 60.000 mi­llo­nes de eu­ros des­de que ha­ce cin­co años se le ce­rra­ron los mer­ca­dos— ya re­mi­te in­for­mes men­sua­les a Ha­cien­da. Em­pe­zó a ha­cer­lo en no­viem­bre del 2015, cuan­do Cris­tó­bal Mon­to­ro op­tó por re­for­zar la con­di­cio­na­li­dad y obli­gó a des­ti­nar los pa­gos del FLA ex­clu­si­va­men­te a los ser­vi­cios pú­bli­cos fun­da­men­ta­les (sa­ni­dad, edu­ca­ción y ser­vi­cios so­cia­les), jus­ta­men­te pa­ra tra­tar de evi­tar que se de­di­ca­ran a fi­nan­ciar el re­fe­ren­do. La fi­na­li­dad de los pa­gos es lo que con­vier­te aho­ra en po­lé­mi­ca la ame­na­za del Go­bierno, por­que cor­tar el gri­fo a la Ge­ne­ra­li­tat sig­ni­fi­ca­ría des­aten­der a los ca­ta­la­nes.

Mén­dez de Vi­go ar­gu­men­tó que se tra­ta de una «me­di­da pre­ven­ti­va» que no ten­drá por qué apli­car­se. Pe­ro en to­do ca­so, de­fen­dió que lle­ga­do el ca­so «se­rá el Go­bierno de Car­les Puig­de­mont el que ten­ga que ex­pli­car a los ca­ta­la­nes qué ha pro­du­ci­do la si­tua­ción».

Hay dos su­pues­tos que, en prin­ci­pio, pro­vo­ca­rían que se re­ten­ga la fi­nan­cia­ción ex­tra­or­di­na­ria: que los fun­cio­na­rios se­ña­la­dos no re­mi­tan al mi­nis­te­rio la do­cu­men­ta­ción re­que­ri­da (pue­de re­mon­tar­se has­ta el 1 de enero) y que Ha­cien­da con­clu­ya que la Ge­ne­ra­li­tat ha de­di­ca­do par­ti­das pre­su­pues­ta­rias a un fin con­si­de­ra­do in­cons­ti­tu­cio­nal. En ese ca­so, el Go­bierno lle­va­ría ade­más a los tri­bu­na­les a quien hu­bie­ra au­to­ri­za­do el gas­to. Fuen­tes del Eje­cu­ti­vo no ocul­tan que pre­ten­den po­ner es­pe­cial­men­te con­tra las cuer­das al vi­ce­pre­si­den­te ca­ta­lán, Oriol Jun­que­ras, de­sig­na­do coor­di­na­dor del re­fe­ren­do. «Le he­mos pues­to una bom­ba de re­lo­je­ría», di­cen.

ZI­PI EFE

Mén­dez de Vi­go ame­na­zó con re­te­ner los cer­ca de 3.600 mi­llo­nes del Fon­do de Li­qui­dez del 2017.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.