«Si bien se prohí­be pe­gar, una co­sa es co­rre­gir y otra la vio­len­cia sis­te­má­ti­ca»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia -

El ejer­ci­cio de los de­be­res in­he­ren­tes a la pa­tria po­tes­tad se re­gu­la en el ar­tícu­lo 154 del Có­di­go Ci­vil, se­gún re­cuer­da el le­tra­do Da­vid Ri­co, «con­fi­rien­do a los pro­ge­ni­to­res el lla­ma­do de­re­cho de co­rrec­ción, que les per­mi­te co­rre­gir a sus hi­jos con el fin de edu­car­los. Ori­gi­na­ria­men­te el ci­ta­do ar­tícu­lo con­ce­día a los pa­dres la fa­cul­tad de co­rrec­ción y de cas­ti­go. Tras di­ver­sas re­for­mas, el Có­di­go Ci­vil im­po­ne a los pa­dres el res­pe­to a la in­te­gri­dad fí­si­ca y psi­co­ló­gi­ca, su­pri­mién­do­se el uso de la fuer­za. Aho­ra bien, hay que dis­tin­guir en­tre la co­rrec­ción que pue­den rea­li­zar unos pa­dres con el fin de edu­car y co­rre­gir de aque­llas ac­tua­cio­nes en las que la fuer­za fí­si­ca o la vio­len­cia se con­vier­ten en la tó­ni­ca ge­ne­ral». a tres me­ses de cár­cel y seis me­ses de ale­ja­mien­to por pe­gar­le en la ca­ra a su hi­jo de 13 años. El crío lle­gó a ca­sa de ma­dru­ga­da, dos ho­ras más tar­de de lo pac­ta­do. El pro­ge­ni­tor per­dió los ner­vios y, en el re­llano de la es­ca­le­ra, le pro­pi­nó una bo­fe­ta­da. A cau­sa de la agre­sión, el me­nor su­frió una ero­sión en un co­do y un he­ma­to­ma en la me­ji­lla iz­quier­da. Op­tó por de­nun­ciar a su pa­dre.

Aun­que lue­go se arre­pin­tió, la Fis­ca­lía ac­tuó de ofi­cio y aho­ra pa­dre e hi­jo de­ben es­tar seis me­ses sin ver­se de­bi­do a la or­den de ale­ja­mien­to. La sa­la dictamina que el le­gis­la­dor, «en uso del po­der que tie­ne con­fe­ri­do, de­ci­dió ti­pi­fi­car co­mo de­li­to las agre­sio­nes fí­si­cas le­ves co­me­ti­das en­tre pa­rien­tes pró­xi­mos». Co­sa dis­tin­ta es que un adul­to abo­fe­tee a un me­nor cual­quie­ra en la ca­lle. Si no le cau­sa he­ri­da o es de es­ca­sa im­por­tan­cia, la pe­na sue­le que­dar en mul­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.