Por­tu­gal se re­sis­te a acep­tar el des­can­so se­ma­nal pa­ra su flo­ta arras­tre­ra que fae­na en el Can­tá­bri­co

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Marítima - E. A.

Dos años des­pués, idén­ti­cas dis­cu­sio­nes. La reunión del Co­mi­té Lu­so Es­pa­ñol de Pes­que­rías (Co­lep) que de­be re­no­var el acuer­do de pes­ca en­tre am­bos paí­ses si­gue en­ca­llan­do en cuan­to topa con el des­can­so se­ma­nal, ese ama­rre de fin de se­ma­na que rea­li­za la flo­ta es­pa­ño­la y del que es­tán exen­tos los bar­cos que on­dean pa­be­llón por­tu­gués, y que la ma­yor par­te del arras­tre del Can­tá­bri­co cree que de­bía ser pa­ra unos y otros.

Es la opi­nión de la ma­yo­ría de los arras­tre­ros ga­lle­gos, plas­ma­da ade­más en for­ma de acuer­do del Con­se­llo Ga­le­go de Pes­ca y de pos­tu­ra uná­ni­me del Par­la­men­to de Ga­li­cia. Pe­ro Por­tu­gal no es­tá por la la­bor. El Go­bierno y su sec­tor es­tán «pe­cha­dos en ban­da» y no acep­tan la exi­gen­cia ga­lle­ga de que las flo­tas que tra­ba­jan en el mis­mo ca­la­de­ro de­ben ha­cer­lo en «idén­ti­cas con­di­cións», ex­pli­có Tor­cua­to Tei­xei­ra, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la co­ru­ñe­sa Pesca­gali­cia.

José Apo­li­ná­rio, se­cre­ta­rio de Es­ta­do das Pes­cas, ad­mi­te que se tra­ta de un pro­ble­ma po­lí­ti­co im­por­tan­te, pe­ro se ali­nea con la pa­tro­nal por­tu­gue­sa y par­te de la es­pa­ño­la —aque­lla que agru­pa a los bar­cos lu­sos de ca­pi­tal gallego— que no per­ci­ben que ha­ya esos des­equi­li­brios que de­nun­cian los de la ban­da nor­te del Mi­ño. Pa­ra Pesca­gali­cia es­tá cla­ro que sí. Y esas de­sigual­da­des pro­vo­can un cla­ro pro­ble­ma de co­mer­cia­li­za­ción, pues­to que al tra­ba­jar sá­ba­dos y do­min­gos, los lu­sos son ca­pa­ces de abas­te­cer el mer­ca­do los lu­nes y los mar­tes, ade­lan­tán­do­se así a los es­pa­ño­les, que, al des­can­sar el fin de se­ma­na, no lle­gan a la subas­ta has­ta el lu­nes por la tar­de o el mar­tes. Y re­sul­ta que, «se­gún ad­mi­tiu Por­tu­gal, a súa flo­ta ven­de o 90 % da xar­da e o 20 % do xu­re­lo nas lon­xas ga­le­gas», di­ce Tei­xei­ra. «Con esa afir­ma­ción non se po­de de­fen­der que non in­va­den o no­so mer­ca­do», aña­de el re­pre­sen­tan­te de Pesca­gali­cia.

Otros des­equi­li­brios

El de la co­mer­cia­li­za­ción no es el úni­co des­equi­li­brio que apre­cian des­de la or­ga­ni­za­ción co­ru­ñe­sa, que alu­de a la au­to­ri­za­ción de que dis­po­nen los por­tu­gue­ses pa­ra fae­nar con tren de bo­los a do­ce mi­llas de la costa es­pa­ño­la, un com­ple­men­to del arras­tre prohi­bi­do pa­ra los es­pa­ño­les y a que en el Can­tá­bri­co fae­nen 30 arras­tre­ros por­tu­gue­ses —aun­que la ma­yo­ría tie­nen ca­pi­tal es­pa­ñol— y so­lo 15 es­pa­ño­les tra­ba­jen en aguas lu­sas.

Tei­xei­ra cree que no se pue­de sa­cri­fi­car a 70 arras­tre­ros es­pa­ño­les por una quin­ce­na de bar­cos que tra­ba­jan en Por­tu­gal, con lo que su­gie­re de­jar sin fir­mar el acuer­do de pes­ca, en su par­te de aguas con­ti­nen­ta­les y de­jar los pac­tos pa­ra la pes­ca trans­fron­te­ri­za en el Mi­ño y el Gua­dia­na.

Pe­ro el Go­bierno es­pa­ñol es ta­jan­te: «El acuer­do es ne­ce­sa­rio pa­ra dar es­ta­bi­li­dad a los ope­ra­do­res de am­bos paí­ses, por lo que am­bas Ad­mi­nis­tra­cio­nes han mos­tra­do su con­ven­ci­mien­to so­bre la im­por­tan­cia de su re­no­va­ción, ade­más de su dis­po­si­ción a que el pró­xi­mo acuer­do ten­ga una du­ra­ción su­pe­rior al ac­tual». Cin­co, a pro­pues­ta de Por­tu­gal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.