Kus­tu­ri­ca en su ri­ca sal­sa

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Cultura - MI­GUEL AN­XO FER­NÁN­DEZ E •

Aquel Kus­tu­ri­ca que, an­tes de en­trar en el si­glo XXI, nos sor­pren­día con ca­da fil­me, pe­se a re­pe­tir­se co­mo la ce­bo­lla, evo­lu­cio­nó a un au­tor pri­sio­ne­ro de sí mis­mo, de sus neu­ras y sus tics, pe­ro tam­bién más li­bre, más des­pre­jui­cia­do, cons­cien­te de que su ci­ne, co­mo el de un Woody Allen, un Al­mo­dó­var o un Tim Bur­ton, tie­ne a sus in­con­di­cio­na­les co­reán­do­le cual­quier ocu­rren­cia, cons­cien­tes de que siem­pre ha­brá un res­qui­cio pa­ra una ge­nia­li­dad o, si se pre­fie­re, pa­ra sus bu­ta­des su­rrea­lis­tas. Re­cuér­den­se su Pa­pá es­tá en via­je de ne­go­cios (1985), El tiem­po de los gi­ta­nos (1989), Un­der­ground (1995), Ga­to ne­gro, ga­to blan­co (1998) y al­gu­nas otras. Un fi­jo en Can­nes, Ve­ne­cia y Ber­lín, con va­rios ga­lar­do­nes en su pal­ma­rés. Ade­más, mú­si­co. Aun­que ape­ga­do al fol­clo­re y a la tra­di­ción ser­bia, pri­me­ro fue­ron sus que­ri­dos gi­ta­nos —que son su co­mu­ni­dad— y des­pués la gue­rra de los Bal­ca­nes, que to­có en va­rios fil­mes y que de nue­vo aso­ma en En la Vía Láctea, otra vez re­cu­rrien­do al hu­mor ab­sur­do y crean­do un ima­gi­na­rio pro­pio que re­mon­ta a su me­jor ci­ne, aun­que por mo­men­tos lin­de con la ca­ri­ca­tu­ra.

Asis­tes a la pro­yec­ción sin sa­ber cuál se­rá la es­ce­na si­guien­te, qué gi­ro to­ma­rá el guion, más allá de ese lo­co fe­liz e in­ge­nuo que dia­ria­men­te baja de su ca­sa has­ta la trin­che­ra ve­ci­na, en­tre una en­sa­la­da de ti­ros enemi­gos, pa­ra lle­var­les leche a los pai­sa­nos re­con­ver­ti­dos a sol­da­dos. La lle­ga­da de Mo­ni­ca Be­lluc­ci cam­bia­rá su vi­da y des­de ahí la pro­pia pe­lí­cu­la se es­pe­sa, aun­que qui­zá más lí­ri­ca y emo­ti­va, en un de­ve­nir de si­tua­cio­nes con su clí­max en una car­ni­ce­ría… bo­vi­na. Los ani­ma­les, to­do un cu­rio­so aba­ni­co de in­con­di­cio­na­les, des­de un hal­cón bai­lón a una fiel ser­pien­te. De Kus­tu­ri­ca no es­pe­ra­ba otra pe­lí­cu­la dis­tin­ta. Por suer­te pa­ra el ci­ne, man­tie­ne su ca­pa­ci­dad pa­ra sor­pren­der, aun re­pi­tién­do­se. Es ci­neas­ta en per­ma­nen­te ebu­lli­ción aun­que la sal­sa sea la mis­ma. Si él mis­mo asu­me el per­so­na­je de Kos­ta, es por­que com­par­te su uni­ver­so. Per­fec­to, es otro Kus­tu­ri­ca, qui­zá no tan bri­llan­te co­mo otros, pe­ro por mu­chos años, maes­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.