La ma­yo­ría si­len­cio­sa de Ca­ta­lu­ña se pro­nun­cia con­tra la con­sul­ta del 1-O

Per­so­na­jes pú­bli­cos han co­men­za­do a cri­ti­car abier­ta­men­te el pro­ce­so se­ce­sio­nis­ta

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - CRIS­TIAN REINO

Qui­zá por­que el tiem­po apre­mia de aquí al 1-O y al­gu­nos le han vis­to las ore­jas al lo­bo, per­so­na­jes re­le­van­tes de la so­cie­dad ca­ta­la­na que han pre­fe­ri­do no sig­ni­fi­car­se du­ran­te años han ro­to es­tas úl­ti­mas se­ma­nas su si­len­cio para cri­ti­car el referendo. «¿De­bi­mos ha­blar al­to y cla­ro an­tes? Por mie­do a que nos lla­ma­ran fas­cis­tas o es­pa­ño­lis­tas, unio­nis­tas o pe­pe­ros, he­mos aca­ba­do de com­par­sas de un es­pec­tácu­lo la­men­ta­ble y pe­li­gro­so», es­cri­bió la ci­neas­ta ca­ta­la­na Isa­bel Coi­xet el pa­sa­do 11 de ju­lio en El Pe­rió­di­co de Ca­ta­lu­ña. Ja­vier Sar­dá o Jor­di Évo­le, co­mo fi­gu­ras me­diá­ti­cas, tam­bién se han mos­tra­do es­tos días crí­ti­cos con la con­sul­ta en ar­tícu­los pe­rio­dís­ti­cos. «No vo­ta­ré», afir­mó Sar­dá. «La so­lu­ción al plei­to ca­ta­lán no es el 1-O», se­ña­ló Évo­le. Ade­más, cien per­so­na­li­da­des del mun­do de la po­lí­ti­ca, la en­se­ñan­za y la em­pre­sa fir­ma­ron un ma­ni­fies­to con­tra la con­sul­ta. Y des­de el so­be­ra­nis­mo, 200 miem­bros de Ca­ta­lun­ya en Co­mú, en­tre otros, his­tó­ri­cos co­mo Eu­là­lia Vin­tró, Joan Boa­da o Jo­sé Luis Ló­pez Bu­lla han lla­ma­do al boi­cot al 1 de oc­tu­bre.

El PP ha­bló de «re­be­lión» de la so­cie­dad ca­ta­la­na con­tra el pro­ce­so, una ex­pre­sión al­go aven­tu­ra­da, pe­ro ¿es­tá sa­lien­do del ar­ma­rio la lla­ma­da ma­yo­ría si­len­cio­sa, que has­ta aho­ra te­nía co­mo úni­cos re­fe­ren­tes a Ja­vier Cer­cas, Al­bert Boa­de­lla o Lo­qui­llo? El in­de­pen­den­tis­mo tie­ne a Guar­dio­la, con el gan­cho su­fi­cien­te para sa­lir en las te­le­vi­sio­nes de me­dio mun­do. En el otro la­do, no ha sa­li­do na­die con tan­to ti­rón. «La gen­te ha es­ta­do ca­lla­da du­ran­te mu­cho tiem­po», cri­ti­ca Te­re­sa Frei­xes, ca­te­drá­ti­ca de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal en la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na. Ade­más es por­ta­voz de Con­cor­dia Cí­vi­ca, una en­ti­dad sur­gi­da para ha­cer fren­te al se­ce­sio­nis­mo. «En pri­va­do mu­chos se po­si­cio­na­ban, pe­ro ha cos­ta­do que sal­gan en pú­bli­co», se­ña­la. Co­mo Coi­xet, la ra­zón que es­gri­me es que ha­bía «mie­do». Una «es­pe­cie de es­pi­ral del si­len­cio», ar­gu­men­ta. A su jui­cio, la «ma­ni­pu­la­ción» del in­de­pen­den­tis­mo es­ta­ba tan bien cons­trui­da que la gen­te se la ha creí­do.

«Es muy có­mo­do no abrir la bo­ca, por­que te evi­tas pro­ble­mas», se­ña­la Ser­gio Fi­dal­go, pre­si­den­te de la aso­cia­ción de pe­rio­dis­tas Pi i Mar­gall, con­tra­ria al se­ce­sio­nis­mo. «Hay una cen­su­ra en­cu­bier­ta. Los que no quieren ce­rrar­se puer­tas no se sig­ni­fi­can en con­tra del pro­ce­so. Hay mu­cha gen­te que no lo ha­rá para no per­ju­di­car­se per­so­nal­men­te. To­dos que­re­mos apa­re­cer co­mo buenos ca­ta­la­nes», re­ma­ta.

Ata­car al con­tra­rio

«Es­ta­mos en una so­cie­dad en la que los di­si­den­tes son ma­cha­ca­dos», afir­ma Ga­briel Co­lo­mé, pro­fe­sor de Cien­cia Po­lí­ti­ca en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Bar­ce­lo­na y ex­di­rec­tor del CEO (el CIS ca­ta­lán). «No hay más que ver — se­ña­la para co­rro­bo­rar su afir­ma­ción— có­mo reac­cio­nó el in­de­pen­den­tis­mo cuan­do los co­mu­nes se des­mar­ca­ron del 1-O; les lla­ma­ron de to­do».

Co­lo­mé cons­ta­ta que em­pie­za a ha­ber gen­te que sa­le y di­ce bas­ta. Eso hace dos años no pa­sa­ba y ten­drá su efec­to, ase­gu­ra, ya que has­ta hace bien po­co «na­die de­fen­día» a los no in­de­pen­den­tis­tas. Aun así, con­si­de­ra que, más allá de que sal­gan in­te­lec­tua­les y per­so­nas con ti­rón me­diá­ti­co, quie­nes tie­nen que sa­lir son los que man­dan de ver­dad. «Pe­ro no lo ha­cen, y qui­zá cuan­do di­gan bas­ta ya sea muy tar­de, por­que la pas­ta es la pas­ta y por­que te­men que les ha­gan un boi­cot», se­ña­la en re­fe­ren­cia al mun­do de la ban­ca ca­ta­la­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.