El juez dis­cre­to que in­cli­nó la ba­lan­za

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - M. B.

El ma­gis­tra­do de la Au­dien­cia Na­cio­nal Ju­lio de Die­go es una per­fec­ta víc­ti­ma de ese vi­cio que con­sis­te en di­vi­dir a los jue­ces en­tre pro­gre­sis­tas y con­ser­va­do­res. Por­que a es­te in­te­gran­te de la Sa­la de lo Pe­nal, dis­cre­to y po­co ami­go de los fo­cos, se le ha ubicado tra­di­cio­nal­men­te en el sec­tor con­ser­va­dor. Qui­zá en­ten­di­do en su ca­so por te­ner una in­ter­pre­ta­ción más es­tric­ta de la ley, cen­tra­da en di­ri­mir úni­ca­men­te el ob­je­to de los he­chos pro­ba­dos y don­de los ma­ti­ces ape­nas tie­nen ca­bi­da.

Es­ta eti­que­ta col­ga­da en la to­ga de Ju­lio de Die­go ha per­du­ra­do des­de que lle­gó a la Au­dien­cia Na­cio­nal en no­viem­bre del 2006 has­ta el 30 de oc­tu­bre del 2015. Ese día se ce­le­bró un pleno en la Sa­la de lo Pe­nal en el que, por diez vo­tos con­tra ocho, se acep­tó la re­cu­sa­ción de su com­pa­ñe­ra Con­cep­ción Es­pe­jel para pre­si­dir el pri­mer jui­cio del ca­so Gür­tel. Para sor­pre­sa de mu­chos, el en­ton­ces con­si­de­ra­do juez con­ser­va­dor cam­bió por com­ple­to la com­po­si­ción del tri­bu­nal de Gür­tel des­pués de que el ma­gis­tra­do En­ri­que Ló­pez tam­bién fue­ra re­cu­sa­do en ese mis­mo pleno —14 vo­tos con­tra cua­tro— para for­mar par­te de es­ta sa­la.

De Die­go sus­ti­tu­yó a Ló­pez en el tri­bu­nal de la Gür­tel y Án­gel Hur­ta­do, pre­si­den­te y po­nen­te de la sen­ten­cia, a Es­pe­jel, re­cién ele­gi­da aho­ra pre­si­den­ta de la Sa­la de lo Pe­nal. El ter­ce­ro en dis­cor­dia es Jo­sé Ri­car­do de Pra­da, un juez po­si­bi­lis­ta que aho­ra su­ma fuer­zas con De Die­go para neu­tra­li­zar las po­si­cio­nes del pre­si­den­te Hur­ta­do. Fue es­te dúo el que acor­dó la de­cla­ra­ción de Ma­riano Ra­joy co­mo tes­ti­go en per­so­na.

Ju­lio de Die­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.