«Hay que pre­ve­nir: Bar­ce­lo­na no ha he­cho na­da en trein­ta años. Aho­ra es muy com­pli­ca­do arre­glar el pro­ble­ma»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad - M. C.

Bar­ce­lo­na, Ibi­za, Pal­ma, Sevilla, Ma­drid, Va­len­cia... Esas son al­gu­nas de las ciu­da­des que en Es­pa­ña em­pie­zan a sen­tir la co­no­ci­da co­mo geo­cen­tri­fi­ca­ción, o efec­to Ve­ne­cia, cuan­do la lle­ga­da en ex­ce­so de tu­ris­tas des­pla­za a los ha­bi­tan­tes lo­ca­les de las áreas con ma­yor de­man­da. El in­ves­ti­ga­dor del Cen­tro de Es­tu­dios Geo­grá­fi­cos de la Uni­ver­si­dad de Lis­boa Agus­tín Cocola Gant ex­pli­ca cuá­les son las con­se­cuen­cias de un des­em­bar­co fue­ra de con­trol y ad­vier­te de la im­por­tan­cia de pre­ve­nir an­tes de que el pro­ble­ma es­té en­quis­ta­do, por­que en­ton­ces, apun­ta, «es muy di­fí­cil po­ner­le co­to, al menos a cor­to pla­zo».

—¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne esa lle­ga­da in­con­tro­la­da de tu­ris­tas en una ciu­dad?

—El de­ba­te nor­mal­men­te es­tá cen­tra­do en dos te­mas. Por una par­te, la vi­vien­da y có­mo se in­cre­men­ta su pre­cio en las zo­nas tu­rís­ti­cas don­de el al­qui­ler va­ca­cio­nal qui­ta mu­cho de ese mer­ca­do. En Ibi­za, por ejem­plo, se ha pu­bli­ca­do que hay mé­di­cos, pro­fe­so­res o po­li­cías que tie­nen ese des­tino y aca­ban re­cha­zán­do­lo por­que no en­cuen­tran una vi­vien­da ase­qui­ble. Y no hay más que ver el ejem­plo de un hos­pi­tal que tu­vo que ha­bi­li­tar una par­te para aco­ger a los fa­cul­ta­ti­vos que ve­nían a ha­cer sus­ti­tu­cio­nes. Por otra par­te, es­tá el im­pac­to en la vi­da co­ti­dia­na del ba­rrio. En zo­nas tu­rís­ti­cas hay mu­cho rui­do, El va­cío le­gal en la UE con el al­qui­ler tu­rís­ti­co no ayu­da, di­ce Cocola

el co­mer­cio cambia de orien­ta­ción, las tien­das que pres­tan ser­vi­cio a los ha­bi­tan­tes des­apa­re­cen, el es­pa­cio pú­bli­co es­tá sa­tu­ra­do... co­mo en el cen­tro de Pal­ma o el de Bar­ce­lo­na.

—¿Qué so­lu­cio­nes pue­den adop­tar­se para que eso no ocu­rra en esos lu­ga­res?

—No re­sul­ta fá­cil. A cor­to pla­zo es muy com­pli­ca­do so­lu­cio­nar el te­ma de la vi­vien­da por­que hay dé­fi­cit de in­mue­bles pú­bli­cos. Ha­bría que cam­biar la ley de arren­da­mien­tos ur­ba­nos, lue­go hay que re­gu­lar el al­qui­ler va­ca­cio­nal por­que hay mu­cha fal­ta de co­la­bo­ra­ción de Airbnb en es­te sen­ti­do. En la UE hay un va­cío le­gal en ese asun­to.

—¿Qué le pa­re­cen me­di­das co­mo li­mi­tar el nú­me­ro de li­cen­cias en el cas­co his­tó­ri­co co­mo ha he­cho San­tia­go?

—Ese ti­po de me­di­das están muy bien. Hay que pre­ve­nir por­que Bar­ce­lo­na no ha he­cho na­da en trein­ta años, pe­ro aho­ra se en­cuen­tra con el pro­ble­ma. Dar la vuel­ta a la tor­ti­lla una vez que ha ocu­rri­do es muy com­pli­ca­do. A cor­to pla­zo no se puede lo­grar por­que dar la vuel­ta a esa tor­ti­lla im­pli­ca per­der pues­tos de tra­ba­jo. Cui­dar el co­mer­cio tra­di­cio­nal, no dar li­cen­cias... ayu­da a pre­ve­nir tam­bién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.