Los «mi­mi», ob­se­sio­na­dos por la fe­li­ci­dad in­me­dia­ta

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad -

Tie­nen en­tre 18 y 31 años, están preo­cu­pa­dos por la ima­gen que pro­yec­tan, no sa­ben ges­tio­nar las emo­cio­nes y no con­tro­lan la an­sie­dad. Es la generación mi­mi, en la que, se­gún psi­có­lo­gos con­sul­ta­dos por Efe, pri­ma la cul­tu­ra de la bús­que­da de «mi bie­nes­tar» y «mi fe­li­ci­dad» de for­ma in­me­dia­ta. Es­te es el tér­mino con el que al­gu­nos psi­có­lo­gos, co­mo Je­sús Ma­tos, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid y es­pe­cia­lis­ta en la ges­tión de la tris­te­za y de­sa­rro­llo de la per­so­na, bau­ti­zan a los jó­ve­nes na­ci­dos en­tre 1986 y 1999, apro­xi­ma­da­men­te.

«Son chi­cos y chi­cas que están en­fo­ca­dos en la per­cep­ción que tie­nen el res­to de las per­so­nas so­bre ellos», ase­gu­ra Ma­tos, quien ha­bla de una generación que prio­ri­za dar a los de su al­re­de­dor y a tra­vés de dis­tin­tos me­dios una ima­gen de fe­li­ci­dad, y a sen­tir­la realmente. Fru­to de otra generación, la del baby boom, «es­tos jó­ve­nes, mu­chos de ellos aman­tes de los sel­fis, cul­ti­van el he­do­nis­mo, han cre­ci­do con las re­des so­cia­les en la so­cie­dad y com­par­ten su vi­da a tra­vés de ellas».

«No mi­das tu fe­li­ci­dad en li­kes, in­vier­te en ti mis­mo, pe­ro no para con­se­guir la apro­ba­ción aje­na», re­co­mien­da es­te ex­per­to, au­tor de Buenos días, ale­gría, una guía prác­ti­ca don­de re­co­ge téc­ni­cas y re­cur­sos para su­pe­rar la tris­te­za. Son las cla­ves que les pue­den ser­vir para ha­cer fren­te, se­gún Ma­tos, a la «cul­tu­ra de lo in­me­dia­to», por­que es­tos cha­va­les quieren «re­sul­ta­dos rá­pi­dos pe­ro sin pa­sar por el pe­río­do del es­fuer­zo», con lo que les cues­ta to­le­rar la in­cer­ti­dum­bre y la frus­tra­ción.

Los pro­ble­mas sur­gen cuan­do apa­re­cen emo­cio­nes de tris­te­za, an­sie­dad o ira, que son com­ple­ta­men­te nor­ma­les y ne­ce­sa­rias para la su­per­vi­ven­cia, se­gún es­te ex­per­to.

Una de las fra­ses que más han in­terio­ri­za­do es la de «¿para qué voy a es­for­zar­me?», por­que se tra­ta de una «generación que es­tá muy pre­pa­ra­da para en­ca­rar pro­ble­mas a ni­vel teó­ri­co, pe­ro no cuen­ta con ex­pe­rien­cia para afron­tar­los en el emo­cio­nal», aña­de. Se les ha in­cul­ca­do la idea de la fe­li­ci­dad y se ha he­cho en mu­chos ca­sos con so­bre­pro­tec­ción y, si es así, los pa­dres, co­mo di­ce Ja­vier Urra, co­la­bo­ra­dor del Con­se­jo Ge­ne­ral de la Psi­co­lo­gía de Es­pa­ña, «en lu­gar de te­ner un ár­bol tie­nen un bon­say».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.