Bersh­ka sin­to­ni­za con la can­ción del ve­rano

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol - PA­TRI­CIA GAR­CÍA LE­MA Ca­ri­ño Ortigueira O Vi­ce­do

El hit del ve­rano lle­ga a la mo­da. Si te sa­bes el es­tri­bi­llo de Des­pa­ci­to me­jor que Justin Bieber, es­ta ca­mi­se­ta es para ti. Bersh­ka aca­ba de caer ren­di­da al exi­ta­zo de Luis Fon­si. Des-Pa-Ci­to, así, se­pa­ra­do con guio­nes para imi­tar la en­to­na­ción del puer­to­rri­que­ño. Des-Pa-Ci­to. Es lo que se puede leer en una de las ca­mi­se­tas de la nue­va co­lec­ción de la fir­ma de In­di­tex. Para sa­tis­fa­cer a to­dos los pú­bli­cos, la mar­ca más ju­ve­nil del im­pe­rio ga­lle­go tam­bién ver­sio­nó el es­tri­bi­llo de la can­ción más fa­mo­sa del mo­men­to en un body dis­po­ni­ble en dos co­lo­res: ro­jo y ne­gro. El ho­me­na­je de Bersh­ka al te­ma de Fon­si y Daddy Yan­kee no pa­só des­aper­ci­bi­do en las re­des. «Me de­ba­to en­tre amar es­te body u odiar­lo», es­cri­bía @la­ve­ci­na­ru­bia en su cuen­ta de Ins­ta­gram, mien­tras sus se­gui­do­res se di­vi­dían en­tre los que di­rec­ta­men­te se «ba­ja­ban de la vi­da» al ver­la y los sú­per­fans de la ca­mi­se­ta, o sea, los que creen que lle­var­la «es de gua­pas».

La es­te­la heavy-me­tal

El año pa­sa­do la mo­da abra­zó el uni­ver­so heavy, y la ca­lle se lle­nó de chi­cas fans de Iron Mai­den y Me­ta­lli­ca. La ca­mi­se­ta de fes­ti­val vi­vió su enési­ma épo­ca do­ra­da. Que le­van­te el de­do quien no ten­ga por al­gún ca­jón de ca­sa la len­gua des­ca­ra­da de los Ro­lling Sto­nes. O la por­ta­da del pri­mer dis­co de los Joy Di­vi­sión. O el lin­do ga­ti­to de Los Sua­ves. Pues el hit ca­ribeño no po­día ser menos. Des­pa­ci­to arra­sa en iTu­nes, en Youtu­be y en EE.UU, don­de fue la úl­ti­ma can­ción española en con­ver­tir­se en nú­me­ro 1 des­pués de La Ma­ca­re­na. Y la ca­mi­se­ta y el body de Bersh­ka, dis­po­ni­bles por 12,99 eu­ros, lle­gan a tiem­po, «y des­pa­ci­to», para el con­cier­to de Luis Fon­si. Para lu­cir­los sua­ve, pe­ro que muy sua­ve­ci­to. Hace al­go más de un cuar­to de si­glo, la Ga­li­cia mo­der­na que aca­ba­ba de ser des­cu­bier­ta para las pro­mo­to­ras co­mo quien se to­pa a una tri­bu en una is­la y le re­ga­la un es­pe­jo, vi­vía su pri­mer di­le­ma se­rio. El 29 de ju­lio de 1990, to­ca­ba Prin­ce en el co­le­gio San­ta Ma­ría del Mar de A Co­ru­ña y esa mis­ma no­che, Ma­don­na en el Es­ta­dio de Ba­laí­dos. Du­ran­te ese mes, la fra­se que más se oyó en la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma fue: «Ya son ga­nas de jod...». Hoy se­ría tren­ding to­pic, pe­ro es que no exis­tía.

Sal­van­do las dis­tan­cias tem­po­ra­les y cua­li­ta­ti­vas, la se­ma­na que ma­ña­na em­pie­za se nos vie­ne en­ci­ma otro de esos días acia­gos. En es­te ca­so no es tan fla­gran­te, pe­ro para los que ado­ran tan­to el pop es­pa­ñol co­mo el re­gue­tón la­tino y su rit­mo de mar­ti­llo pi­lón, el mar­tes, 25, Día de Ga­li­cia, es jor­na­da de elec­cio­nes sin ur­na. Hay que to­mar par­ti­do. Pe­ro en to­do ca­so, hay que po­ner rum­bo a Vi­go. O Mi­guel Bo­sé pa­pi­to en Cas­tre­los, o Luis Fon­si des­pa­ci­to en el Ife­vi.

Bo­sé, al que los años no le res­tan ni ga­nas ni atrac­ti­vo, lo tie­ne en prin­ci­pio más fá­cil. En el par­que vi­gués hay una enor­me zo­na

Mi­guel Bo­sé, en Cas­tre­los.

Luis Fon­si es­ta­rá en el Ife­vi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.