La Xou­ba reunió a mil per­so­nas

Las vis­tas al mar y el her­vi­de­ro de ac­ti­vi­da­des pa­ra­le­las sir­vie­ron de efec­to lla­ma­da

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - P. CALVEIRO

Mu­chos fie­les acu­die­ron ex­pre­sa­men­te a la Fes­ta da Xou­ba de Rian­xo, que con 25 años a sus es­pal­das ya cuen­ta con un im­por­tan­te sé­qui­to de se­gui­do­res. Otros, lle­ga­ron de­ján­do­se guiar por el ol­fa­to y el aro­ma que se des­pren­día de los fo­go­nes, ca­paz de des­per­tar a los es­tó­ma­gos más som­no­lien­tos. Las me­sas y ban­cos ins­ta­la­dos es­te año en el pa­seo da Ri­bei­ra pron­to se fue­ron lle­nan­do de gen­te y a la ho­ra pun­ta era complicado en­con­trar un si­tio en el que sen­tar­se en un exi­to­so aniver­sa­rio que su­peró, con cre­ces, las ex­pec­ta­ti­vas, re­co­no­ció la con­ce­ja­la de Tu­ris­mo, Ade­li­na Ces. Cuan­do aún no ha­bía ter­mi­na­do el ser­vi­cio ya se ha­bían re­par­ti­do 900 ra­cio­nes de xou­ba, y to­da­vía que­da­ba gen­te a la co­la, y el úl­ti­mo ti­rón de la no­che, por lo que des­de la or­ga­ni­za­ción es­ti­ma­ron que cerca de un mi­llar de co­men­sa­les se su­mó a la ce­le­bra­ción del cuar­to de si­glo.

Una de las co­sas que más preo­cu­pa­ba a los res­pon­sa­bles de la fies­ta era el cam­bio de ubi­ca­ción. Tras mu­chos años rea­li­zán­do­se en el Cam­po de Arri­ba, en es­ta oca­sión se tras­la­dó a un es­pa­cio dis­tin­to. Sin em­bar­go, las vis­tas al mar aca­ba­ron sien­do un ali­cien­te más pa­ra los in­de­ci­sos y, el bu­lli­cio y el ca­rac­te­rís­ti­co olor de la xou­ba de la ría fri­ta (con sus ca­che­los, sus pi­mien­tos de Pa­drón y pan de maíz, se­gún la re­ce­ta tra­di­cio­nal) sir­vie­ron de GPS pa­ra los que to­da­vía an­da­ban des­orien­ta­dos so­bre el nue­vo em­pla­za­mien­to.

Ti­rón tu­rís­ti­co

«O cer­to é que aca­bou fun­cio­nan­do me­llor abai­xo, por­que cha­ma máis a aten­ción do tu­ris­mo», in­di­ca­ba una de las 14 per­so­nas que es­tu­vo de­trás de la ba­rra de la exal­ta­ción gas­tro­nó­mi­ca que ca­da año con­gre­ga a cien­tos de ve­ci­nos y vi­si­tan­tes. Es­te úl­ti­mo gru­po fue es­pe­cial­men­te nu­me­ro­so en es­ta oca­sión, des­pués de la cam­pa­ña de pro­mo­ción rea­li­za­da por el Ayun­ta­mien­to pa­ra di­vul­gar el nom­bre de la Fes­ta da Xou­ba más allá de la co­mar­ca coin­ci­dien­do con un aniver­sa­rio re­don­do con el de es­te año.

Así, la vi­lla rian­xei­ra se lle­nó de gen­te a la ho­ra de la co­mi­da, tan­to ba­jo la car­pa co­mo en el ex­te­rior de la mis­ma o en los lo­ca­les que par­ti­ci­pa­ron en la ru­ta de ta­pas, sir­vien­do las más va­rio­pin­tas in­ter­pre­ta­cio­nes de la xou­ba de for­ma gra­tui­ta con la con­su­mi­ción. Un her­vi­de­ro de ac­ti­vi­da­des pa­ra­le­las ani­mó la jor­na­da e in­vi­tó a pa­sear la so­bre­me­sa por las múl­ti­ples pro­pues­tas que lle­na­ron de vi­da las ca­lles, em­pe­zan­do por la in­vi­ta­ción a la lec­tu­ra y los ac­tos de cie­rre de la Fei­ra do li­bro de Rian­xo, y si­guien­do por los pues­tos de ar­te­sa­nía, las ru­tas en go­le­ta o ca­ta­ma­rán, los hin­cha­bles ins­ta­la­dos pen­san­do en los más pe­que­ños de la casa o las ac­tua­cio­nes mu­si­ca­les y es­pec­tácu­los que ani­ma­ron la de­gus­ta­ción has­ta que cayó el sol.

A pe­sar del éxi­to de la edi­ción, or­ga­ni­za­da por pri­me­ra vez por el Con­ce­llo, des­de el eje­cu­ti­vo lo­cal ya ma­ni­fes­ta­ron su in­ten­ción de en­con­trar un re­le­vo que se ha­ga car­go de la fies­ta el pró­xi­mo año, con el com­pro­mi­so, cla­ro es­tá, de con­tar con la co­la­bo­ra­ción y apo­yo mu­ni­ci­pal.

C. Q.

La fies­ta de Rian­xo cum­plió un cuar­to de si­glo sin per­der ti­rón.

CAR­ME­LA QUEIJEIRO

El alu­vión de co­men­sa­les que lle­gó a la ho­ra pun­ta aba­rro­tó la car­pa del pa­seo da Ri­bei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.