Mi­kel Lan­da, re­bel­de con cau­sa

El me­jor español del Tour 2017 re­cla­ma un tra­ta­mien­to de lí­der des­pués de sus gran­des ac­tua­cio­nes a la som­bra de Froome y Aru

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - CARLOS DE TO­RRES

Mi­kel Lan­da (Mur­gia, Ála­va, 27 años) se ha con­ver­ti­do en el fa­ro y es­pe­ran­za del ci­clis­mo español tras el cuar­to pues­to ob­te­ni­do en el Tour de Fran­cia, a un so­lo se­gun­do del po­dio. Es­ca­la­dor de pe­di­grí, de ca­rác­ter re­bel­de, a ve­ces in­do­ma­ble, aca­ba de de­mos­trar que sus pier­nas me­re­cen una ma­yor re­com­pen­sa que ha­cer una fun­ción de sher­pa pa­ra que su jefe de fi­las co­ro­ne la ci­ma.

«No vol­ve­ré a un equi­po pa­ra ser se­gun­do». La fra­se re­su­me un es­ta­do de áni­mo, tal vez una frus­tra­ción de un co­rre­dor que ya ha tro­pe­za­do dos ve­ces con mis­ma pie­dra. En el As­ta­na tu­vo el Gi­ro 2015 a ti­ro, pe­ro fue fre­na­do en fa­vor de Fa­bio Aru. Fue su pri­mer avi­so de un po­ten­cial pen­dien­te de dar rien­da suel­ta. Aho­ra en el Sky, re­pe­ti­ción de la ju­ga­da. Fi­chó pa­ra ser lí­der en el Gi­ro, pe­ro una en­fer­me­dad y una mo­to mal apar­ca­da le arrui- na­ron el pro­yec­to en el 2016 y 2017. Su paso por el Tour le so­me­tió de nue­vo a su lí­der, Ch­ris Froome, pre­ci­sa­men­te una me­di­ci­na que Froomy pro­bó cuan­do hi­zo de Lan­da an­te Wig­gins en el Tour 2012.

Ba­que­tea­do por sus ex­pe­rien­cias de ac­tor se­cun­da­rio, Lan­da mi­ra al fu­tu­ro pa­ra ser lí­der y sol­tar to­do el ci­clis­mo que con­tie­nen sus pier­nas y pul­mo­nes. ¿Se­rá el Mo­vis­tar su des­tino? El ala­vés se lo pien­sa, pe­ro sa­be que Nai­ro Quin­ta­na es el ac­tual lí­der de la for­ma­ción te­le­fó­ni­ca.

Los ini­cios de Lan­da con la bi­ci­cle­ta tu­vie­ron que ver con las pan­di­llas de ami­gos que te­nía en pue­blos cer­ca­nos a Mur­gia. En­tre par­ti­dos de pe­lo­ta y de fútbol, los cha­va­les aga­rra­ban la bi­ci pa­ra ver­se. Ya con 13 años se apun­tó al Club Ci­clis­ta Zu­yano, don­de se em­pe­zó a for­jar en ca­te­go­ría in­fan­til, ca­de­te y ju­ve­nil.

Mi­guel Ma­da­ria­ga le re­clu­tó pa­ra el Or­bea Con­ti­nen­tal, y de ahí al Eus­kal­tel-Eus­ka­di, ya pro­fe­sio­nal. Sus des­te­llos de ca­li­dad pron­to lo lle­va­ron al Na­tur­gas y al Or­bea afi­cio­na­do. En el 2011 la se­lec­ción es­pa­ño­la le con­vo­có pa­ra el Mun­dial sub-23 de Gee­long, en Aus­tra­lia. Tras aca­bar de­ci­moc­ta­vo se fue a bus­car al sui­zo Fa­bian Can­ce­lla­ra pa­ra que le fir­ma­ra un au­tó­gra­fo y es­te se lo ne­gó. Con el Eus­kal­tel de­bu­tó co­mo pro­fe­sio­nal en 2011. En la Vuel­ta a Bur­gos se ex­hi­bió en las La­gu­nas de Nei­la, pe­ro pa­re­cía que su ca­rre­ra se ha­bía es­tan­ca­do. Has­ta que en el 2014 ven­ció en el Gi­ro del Tren­tino con el mai­llot del As­ta­na en la jor­na­da de Mon­te Bon­do­ne.

En el 2015 des­pe­gó. An­tes de pre­sen­tar­se en el Gi­ro ga­nó la eta­pa reina de la Vuel­ta al País Vas­co en Aia. Lle­gó lan­za­do el ala­vés a la ca­rre­ra ro­sa, pe­ro su­pe­di­ta­do a Fa­bio Aru, el lí­der del As­ta­na. El 24 de ma­yo al­zó los bra­zos en Ma­don­na di Cam­pi­glio, su­peran­do a Con­ta­dor y Aru, co­lo­cán­do­se cuar­to en la ge­ne­ral. En la si­guien­te jor­na­da, con fi­nal en Apri­ca tras co­ro­nar el Mor­ti­ro­lo, Lan­da vol­vió a lu­cir­se.

Sur­gie­ron las du­das. Lan­da, se­gun­do en la ge­ne­ral, ade­lan­tó a su jefe, quien ha­bía per­di­do tres mi­nu­tos en me­ta. El equi­po le pa­ró pa­ra evi­tar la he­ca­tom­be de Aru. Aquel 2015 dio un re­ci­tal en la eta­pa reina de la Vuel­ta a Es­pa­ña con me­ta en Cor­tals D’En­camp y fue fun­da­men­tal pa­ra que Aru con­quis­ta­ra su pri­me­ra gran­de. Aho­ra, Lan­da ha di­cho bas­ta a tan­to papel se­cun­da­rio.

JEFF PACHOUD AFP

Lan­da se que­dó a un se­gun­do del po­dio de Pa­rís.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.