«Ha­ce­mos la mú­si­ca de for­ma ho­nes­ta y sin­ce­ra»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol - DIE­GO LUE­NGO, J. B

Novedades Car­min­ha es un gru­po ga­lle­go que, aun­que eran des­co­no­ci­dos pa­ra el gran pú­bli­co, su úl­ti­mo dis­co les ca­ta­pul­tó al éxi­to. Aho­ra, for­man par­te de cual­quier fes­ti­val que se pre­cie. Ma­ña­na ac­tua­rán en la Pla­za de la Quin­ta­na de San­tia­go a par­tir de las 22 ho­ras. Tam­bién vi­si­ta­rán el fes­ti­val Ri­bei­ra Sa­cra el día 29, el Nor­des­ta­zo Rock el 5 de agos­to, y la ciu­dad de Pon­te­ve­dra el 19.

—¿Hay una co­ne­xión es­pe­cial con el pú­bli­co ga­lle­go?

— Sí, muy es­pe­cial. Vi­vi­mos fue­ra pe­ro so­mos de aquí, pa­ra no­so­tros sig­ni­fi­ca vol­ver a casa. Ade­más, los ga­lle­gos se iden­ti­fi­can con nues­tras le­tras por­que ha­bla­mos de co­sas que ellos pue­den en­ten­der me­jor.

—¿Echáis de me­nos Ga­li­cia?

—Cla­ro. La ban­da se for­mó en Madrid, pe­ro Ga­li­cia es una de nues­tras se­ñas de iden­ti­dad. En los con­cier­tos que da­mos aquí es­tá nues­tra fa­mi­lia, nues­tros ami­gos, y eso es un subidón.

—¿Cuá­les eran los ob­je­ti­vos cuan­do for­mas­teis las ban­da y cuá­les son aho­ra?

—Nues­tros ob­je­ti­vos si­guen sien­do los mis­mos. Na­ci­mos con la pre­ten­sión pa­sár­nos­lo bien, y al fi­nal se ha con­ver­ti­do en nues­tro tra­ba­jo.

—En el úl­ti­mo sin­gle de­cís que Los Pla­ne­tas es un gru­po de pu­re­tas... ¿de ver­dad lo pen­sáis?

—No tie­nen por qué ofen­der­se, no va por ellos. No­so­tros ha­blá­ba­mos de as­tro­no­mía. Pe­ro lo que de­ci­mos de­be ser ver­dad, por­que to­do el mun­do se in­dig­na o nos da la ra­zón.

—¿Sa­béis cuál es el se­cre­to de vues­tro éxi­to?

—No­so­tros ha­ce­mos mú­si­ca de for­ma ho­nes­ta y sin­ce­ra, so­mos li­bres. El pú­bli­co co­nec­ta con nues­tro es­pí­ri­tu de li­ber­tad y con nues­tras le­tras. Ha­ce­mos co­sas que nos emo­cio­nan pa­ra emo­cio­nar a los de­más.

Los com­po­nen­tes del gru­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.