El an­ti­tour lle­ga a San­tia­go

Ofre­ce otra ca­ra de la ciu­dad en una vi­si­ta al­ter­na­ti­va a la clá­si­ca tu­rís­ti­ca

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol - MA­RÍA VIDAL

¿Quie­res co­no­cer la ca­ra B de San­tia­go? Sí­gue­me. Nos va­mos de an­ti­tour, un pro­gra­ma de vi­si­tas guia­das ca­mi­nan­do en in­glés, cas­te­llano y ga­lle­go so­bre la his­to­ria, la cultura y el pai­sa­je más ac­tua­les de la ciu­dad de San­tia­go. El an­ti­tour es una ini­cia­ti­va de Off­mu­seum, una em­pre­sa de ser­vi­cios cul­tu­ra­les y tu­rís­ti­cos que pre­ten­de dar­le una vuel­ta de ros­ca a la «vi­si­ta ofi­cial» por la ca­pi­tal.

El an­ti­tour se com­po­ne de dos vi­si­tas guia­das co­mi­sa­ria­das, Com­pos­te­la Fem­me, la ciu­dad ja­co­bea en cla­ve de gé­ne­ro y Com­pos­te­la pa­ra via­je­ros mo­der­nos. El an­ti­tour na­ce ha­ce un año co­mo una ru­ta que se ale­ja li­ge­ra­men­te de los pun­tos tu­rís­ti­cos por ex­ce­len­cia y se abre a una ver­sión más al­ter­na­ti­va, ac­ti­va y crí­ti­ca so­bre el pa­sa­do y el pre­sen­te de la ca­pi­tal de Ga­li­cia. «Vi­si­tar la ca­te­dral y el cas­co his­tó­ri­co es­tá bien, pe- ro tam­bién hay jo­yas ar­qui­tec­tó­ni­cas del si­glo XXI que me­re­cen ser puestas en va­lor», ex­pli­ca la im­pul­so­ra de es­ta ini­cia­ti­va, De­si­rée Vidal. Con es­ta pre­mi­sa, el iti­ne­ra­rio pa­sa por lu­ga­res y mo­nu­men­tos re­co­no­ci­bles co­mo Bo­na­val, la rúa de San Pe­dro, el CGAC, o Mu­seo do Po­bo Ga­le­go y me­nos po­pu­la­res co­mo las huer­tas ur­ba­nas de Ca­ra­mo­ni­ña, el Ba­rrio de Car­mo de Abai­xo o el Par­que de Vis­ta­le­gre. En es­te úl­ti­mo lu­gar pre­ci­sa­men­te, De­si­rée se detiene en la obra del ja­po­nés Ara­ta Iso­za­ki. «Tam­bién nos pa­ra­mos en tien­das y es­pa­cios pri­va­dos co­mo Sar­ga­de­los que reúne to­do el ar­te y di­se­ño con­tem­po­rá­neo y nos da pie a ha­blar de fi­gu­ras his­tó­ri­cas co­mo Díaz Par­do y Luis Seoa­ne», ex­pli­ca la guía.

A lo lar­go del re­co­rri­do tam­bién hay tiem­po pa­ra en­trar en tien­das, ba­res o li­bre­rías sin­gu­la­res, ga­le­rías de ar­te o en ta­lle­res de ar­tis­tas, don­de in­clu­so existe la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar ta­lle­res bre­ves. Es­ta es una de las tres ac­ti­vi­da­des ex­tra que se ofre­cen pa­ra per­so­na­li­zar el tour, aun­que uno tam­bién pue­de de­can­tar­se por una de­gus­ta­ción de tres vi­nos o por una vi­si­ta al Mu­seo de la Ca­te­dral. «Son tours ame­nos, yo sue­lo dia­lo­gar bas­tan­te, y so­bre to­do me in­tere­so an­tes de em­pe­zar por lo que co­no­cen, lo que les in­tere­sa o las re­fe­ren­cias que tie­nen pa­ra sa­ber don­de po­ner el fo­co de aten­ción», ex­pli­ca De­si­rée, que es­te fin de se­ma­na or­ga­ni­zó un Com­pos­te­la Fem­me co­mo re­ga­lo de des­pe­di­da de sol­te­ra. «Fue al­go muy di­ver­ti­do por­que ade­más de las pa­ra­das que ya te­nía pen­sa­das, in­tro­du­ci­mos en el iti­ne­ra­rio pa­ra­das re­le­van­tes en la bio­gra­fía de la ho­me­na­jea­da ex­pli­ca­das por sus ami­gas, co­mo el pi­so que com­par­tie­ron, el bar don­de pa­ra­ban...».

De­si­rée per­si­gue des­de una mi­ra­da ac­tual y crí­ti­ca ex­pli­car la his­to­ria más re­cien­te de Ga­li­cia y de San­tia­go «que va más allá de la gai­ta, el pul­po o las mei­gas». «El ob­je­ti­vo es dar ac­ce­so a esa par­te con­tem­po­rá­nea a al­guien que es­tá via­jan­do y que no es tan ac­ce­si­ble», co­men­ta es­ta his­to­ria­do­ra del ar­te que quie­re po­ner en va­lor el papel que tie­nen tan­to ella co­mo sus co­le­gas de pro­fe­sión en el sec­tor del tu­ris­mo. Un tra­ba­jo que, se­gún cuen­ta, es­tá sien­do muy aplau­di­do por los que se atre­ven con el an­ti­tour.

PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

De­si­rée, a la iz­quier­da de la ima­gen, con el gru­po de la des­pe­di­da el pa­sa­do vier­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.