Cua­tro años des­pués

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión -

EL PUEN­TE AL­FRE­DO VA­RA

Cua­tro años des­pués del ac­ci­den­te que nos he­ló la san­gre y pro­yec­tó una som­bra os­cu­ra so­bre las ga­ran­tías con que se cons­truía la al­ta ve­lo­ci­dad es­pa­ño­la, si­guen so­nan­do con fuer­za las vo­ces que exi­gen lle­gar al fon­do de las cau­sas del des­ca­rri­la­mien­to del tren en la cur­va de Angrois.

Tan­tas vi­das per­di­das o trun­ca­das re­cla­man una in­ves­ti­ga­ción que acla­re has­ta don­de sea po­si­ble la ca­de­na de erro­res que desem­bo­ca­ron en el des­ca­rri­la­mien­to. Pa­ra no aña­dir al do­lor de víctimas y fa­mi­lia­res el de la des­con­fian­za o el de sen­tir­se in­jus­ta­men­te tra­ta­dos y pa­ra evi­tar que al­go si­mi­lar pue­da vol­ver a ocu­rrir en un pro­yec­to lla­ma­do a re­vo­lu­cio­nar nues­tra an­qui­lo­sa­da red fe­rro­via­ria.

Que ha­ya te­ni­do que ser la Agen­cia Fe­rro­via­ria Eu­ro­pea la que de­ter­mi­na­se que la in­ves­ti­ga­ción del ac­ci­den­te que cau­só 80 muer­tos y 144 he­ri­dos no ha­bía si­do in­de­pen­dien­te y ha­bía ob­via­do ele­men­tos cla­ve su­pu­so un se­ve­ro co­rrec­ti­vo a las ac­tua­cio­nes rea­li­za­das has­ta en­ton­ces, dio alas a quie­nes veían un áni­mo de ta­par to­do lo po­si­ble lo ocu­rri­do y apor­tan ar­gu­men­tos a fa­vor de abrir vías de in­ves­ti­ga­ción com­ple­men­ta­ria pa­ra de­ter­mi­nar si se cum­plie­ron to­dos los re­qui­si­tos de una lí­nea de al­ta ve­lo­ci­dad des­de el pun­to de vis­ta téc­ni­co. Y si des­de el ám­bi­to po­lí­ti­co pu­do ha­ber ac­tua­cio­nes in­co­rrec­tas que in­flu­ye­ran en su pues­ta en ser­vi­cio sin las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias.

Las víctimas y los mi­les de usua­rios del tren me­re­cen que se lle­gue has­ta el fon­do de lo ocu­rri­do. Pa­ra que se pue­dan ir ce­rran­do he­ri­das que si­guen abier­tas cua­tro años des­pués y se ga­ran­ti­ce la tran­qui­li­dad de quie­nes via­jan en un mag­ní­fi­co tren.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.