El ban­co no po­drá que­dar­se la ca­sa si el im­pa­go no su­pera el 2 % de la hi­po­te­ca

La nue­va ley obli­ga­rá a ir dos ve­ces al no­ta­rio y aba­ra­ta el cam­bio a ti­po fi­jo

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Economía - ANA BAL­SEI­RO

Con el do­ble ob­je­ti­vo de tras­po­ner la di­rec­ti­va eu­ro­pea so­bre cré­di­tos hi­po­te­ca­rios apro­ba­da en el 2014 —el Go­bierno acu­mu­la ya más de un año de re­tra­so so­bre la fe­cha to­pe y Bru­se­las ha anun­cia­do que lo de­nun­cia­rá an­te la Jus­ti­cia eu­ro­pea— y de «avan­zar» en la pro­tec­ción de los con­su­mi­do­res, a la vez que «pre­ser­var la cul­tu­ra de pa­go», el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía re­mi­tió ayer al Con­se­jo de Es­ta­do el an­te­pro­yec­to de ley de cré­di­to in­mo­bi­lia­rio. El tex­to incluye nu­me­ro­sas no­ve­da­des, tan­to pa­ra el ban­co co­mo pa­ra el hi­po­te­ca­do. Las prin­ci­pa­les se de­ta­llan a con­ti­nua­ción:

MÁS TRANS­PA­REN­CIA In­for­ma­ción y ase­so­ría por an­ti­ci­pa­do.

Una de las no­ve­da­des del an­te­pro­yec­to de ley ra­di­ca en que el clien­te ten­drá ac­ce­so a to­da la in­for­ma­ción de­ta­lla­da so­bre la hi­po­te­ca en la fa­se pre­con­trac­tual. El ban­co es­tá obli­ga­do a re­mi­tir­le, con una an­te­la­ción mí­ni­ma de sie­te días na­tu­ra­les res­pec­to a la fir­ma, to­da la do­cu­men­ta­ción re­la­ti­va al prés­ta­mo: des­de la ofer­ta a las cláu­su­las sen­si­bles con­te­ni­das en el con­tra­to, ade­más de di­fe­ren­tes si­mu­la­cio­nes de la evo­lu­ción de ti­pos o los se­gu­ros aso­cia­dos cu­ya con­tra­ta­ción le ofre­cen. Se tra­ta de que el clien­te no se en­cuen­tre con sor­pre­sas.

MÁS PRO­TEC­CIÓN Do­ble vi­si­ta obli­ga­to­ria al no­ta­rio.

Con to­da la in­for­ma­ción an­te­rior dis­po­ni­ble, el clien­te —la nor­ma­ti­va pro­te­ge a to­das las per­so­nas fí­si­cas, in­clu­yen­do a los au­tó­no­mos que ten­gan di­cha con­si­de­ra­ción— ten­drá que com­pa­re­cer an­te el no­ta­rio que eli­ja, que ac­tua­rá co­mo ase­sor in­de­pen­dien­te pre­via­men­te a la for­ma­li­za­ción de la hi­po­te­ca.

Eco­no­mía des­ta­ca que es­te ase­so­ra­mien­to se­rá gra­tui­to y que el clien­te re­ci­bi­rá to­da la in­for­ma­ción y las ex­pli­ca­cio­nes que pre­ci­se so­bre el con­te­ni­do del con­tra­to, es­pe­cial­men­te so­bre las cláu­su­las sen­si­bles. Las que ha­yan si­do de­cla­ra­das abu­si­vas por sen­ten­cia fir­me —ha­brá un re­gis­tro ac­tua­li­za­do a tal efec­to— no po­drán in­cluir­se en el prés­ta­mo (se de­ne­ga­rá su ins­crip­ción en el re­gis­tro y no­ta­rios y re­gis­tra­do­res ve­la­rán por ello, so pe­na de san­cio­nes, que se en­du­re­ce­rán).

Sin em­bar­go, sí po­drá ser­lo cual­quier otra con­di­ción sen­si­ble —ca­be re­cor­dar que las cláu­su­las sue­lo so­lo son ile­ga­les si no son trans­pa­ren­tes—, por lo que el no­ta­rio ha­rá cons­tar en un ac­ta, con la fir­ma ma­nus­cri­ta del pres­ta­ta­rio, que es­te ha en­ten­di­do to­do lo re­co­gi­do en el con­tra­to y sus con­se­cuen­cias. Sin di­cha ac­ta no po­drá for­ma­li­zar­se el prés­ta­mo.

EN­DU­RE­CER EL DESAHU­CIO Se ele­va el tiem­po de im­pa­go.

Otra de las no­ve­da­des del an­te­pro­yec­to es que se tri­pli­ca el pla­zo ac­tual pa­ra que el ban­co pue­da ac­ti­var la cláu­su­la de ven­ci­mien­to an­ti­ci­pa­do por im­pa­go, con la que se ini­cia el desahu­cio. Ac­tual­men­te pue­de ini­ciar­lo con tres me­ses de cuo­ta im­pa­ga­da, que con la nue­va nor­ma­ti­va pa­sa­rán a ser nue­ve du­ran­te la pri­me­ra mi­tad de la vi­da del prés­ta­mo o, en su de­fec­to, de una cuan­tía de deu­da (ca­pi­tal más in­tere­ses) que su­pere el 2 % del ca­pi­tal con­ce­di­do. Du­ran­te la se­gun­da mi­tad del prés­ta­mo, el desahu­cio se pro­du­ci­rá tras un im­pa­go equi­va­len­te al 4 % del ca­pi­tal o de 12 cuo­tas men­sua­les.

Eco­no­mía ha re­du­ci­do los por­cen­ta­jes de deu­da en un pun­to des­de abril, ya que el bo­rra­dor que ma­ne­ja­ba ha­ce tres me­ses fi­ja­ba los re­tra­sos en el 3 y el 5 % en fun­ción de la vi­da del prés­ta­mo, pe­ro la pre­sión de la ban­ca ha for­za­do un re­cálcu­lo. Se­gún fuen­tes del sec­tor, los por­cen­ta­jes ini­cia­les, ha­cien­do una si­mu­la­ción de hi­po­te­ca me­dia, pla­zos y ti­pos ac­tua­les, se tra­du­cían en «prác­ti­ca­men­te dos años de im­pa­go», al­go «inasu­mi­ble».

ME­NOS CAR­GAS In­cen­ti­vos a la con­ver­sión de hi­po­te­cas a ti­po fi­jo.

La nor­ma­ti­va tam­bién fa­ci­li­ta­rá pa­sar los prés­ta­mos de ti­po va­ria­ble a ti­po fi­jo, es­ta­ble­cien­do una co­mi­sión má­xi­ma del 0,25 % por di­cha con­ver­sión du­ran­te los tres pri­me­ros años de la hi­po­te­ca, mien­tras que pa­sa­do ese pla­zo se ha­rá sin co­mi­sión al­gu­na. Pa­ra­le­la­men­te, se re­ba­ja­rán los aran­ce­les no­ta­ria­les y re­gis­tra­les de la for­ma­li­za­ción en es­cri­tu­ra pú­bli­ca de cual­quier acuer­do de con­ver­sión a ti­po fi­jo. Im­pul­sar el cam­bio al ti­po fi­jo fue ayer cri­ti­ca­do por Adi­cae, que con­si­de­ra que el an­te­pro­yec­to tie­ne «gra­ves la­gu­nas» y man­tie­ne al con­su­mi­dor en si­tua­ción de «vul­ne­ra­bi­li­dad» fren­te a la ban­ca.

ÁN­GEL MAN­SO

Eco­no­mía ha en­du­re­ci­do las con­di­cio­nes pa­ra eje­cu­tar hi­po­te­cas, pri­mer pa­so del desahu­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.