Una ni­ña man­tie­ne a raya el vi­rus del si­da sin to­mar me­di­ca­ción

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad -

Una ni­ña sud­afri­ca­na que na­ció con VIH y que so­lo re­ci­bió tra­ta­mien­to du­ran­te los pri­me­ros seis me­ses de vi­da man­tu­vo su in­fec­ción a raya du­ran­te más de ocho años sin nin­gún ti­po de te­ra­pia an­ti­rre­tro­vi­ral. Es el ca­so que pre­sen­ta­ron ayer en la Con­fe­ren­cia In­ter­na­cio­nal del Si­da que se ce­le­bra en París los in­ves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Aler­gias y En­fer­me­da­des In­fec­cio­sas de Es­ta­dos Uni­dos.

No es un he­cho úni­co, ya que en la li­te­ra­tu­ra cien­tí­fi­ca se han des­cri­to otros dos ca­sos se­me­jan­tes en ni­ños, pe­ro sí ex­cep­cio­nal y que pue­de ser­vir a los cien­tí­fi­cos a iden­ti­fi­car en es­te ti­po de pa­cien­tes los me­ca­nis­mos que los con­vier­ten en re­sis­ten­tes al vi­rus, lo que pue­de sen­tar la ba­se pa­ra tra­ta­mien­tos más efec­ti­vos.

«Es­te nue­vo ca­so re­fuer­za nues­tras es­pe­ran­zas de que al­gún día se pue­da evi­tar que los ni­ños con VIH ten­gan que to­mar me­di­ca­men­tos to­da su vi­da, su­mi­nis­trán­do­les un tra­ta­mien­to des­de su más tem­pra­na edad», co­men­tó Ant­hony Fau­ci, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Aler­gias y En­fer­me­da­des In­fec­cio­sas. «Siem­pre es po­si­ble que re­cai­ga, pe­ro el he­cho de que es­ta re­mi­sión se man­ten­ga du­ran­te un pe­río­do tan lar­go su­gie­re que pue­de ser du­ra­de­ra», ex­pli­có a la agen­cia Fran­ce Pres el doc­tor Avy Vio­la­ri, de la Uni­ver­si­dad de Wit­wa­ters­rand, en Su­dá­fri­ca, coau­tor del tra­ba­jo.

La ni­ña co­men­zó a re­ci­bir un tra­ta­mien­to de an­ti­rre­tro­vi­ra­les cuan­do te­nía dos me­ses de vi­da, lo que im­pi­dió que desa­rro­lla­ra el vi­rus del si­da.

Al ca­bo de diez me­ses, y en el mar­co del es­tu­dio, se de­jó de ad­mi­nis­trar­le el tra­ta­mien­to. El vi­rus en ese mo­men­to ha­bía si­do re­du­ci­do a ni­ve­les in­de­tec­ta­bles.

«Si­gue dor­mi­do»

Ocho años y nue­ve me­ses des­pués, el VIH si­gue «dor­mi­do» en el or­ga­nis­mo de la pe­que­ña, a pe­sar de que no to­ma nin­gún me­di­ca­men­to. No se tra­ta de una cu­ra, ya que el VIH si­gue pre­sen­te en su or­ga­nis­mo. Pe­ro es­tá tan de­bi­li­ta­do que no pue­de ni mul­ti­pli­car­se ni trans­mi­tir­se a otra per­so­na, in­clu­so sin tra­ta­mien­to. Nor­mal­men­te, hay que se­guir una te­ra­pia dia­ria con an­ti­rre­tro­vi­ra­les pa­ra lo­grar es­te re­sul­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.