Los tres as­pi­ran­tes a li­de­rar el PS­deG reivin­di­can en Rian­xo a Cas­te­lao

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - A. PA­RA­DA

De una for­ma si­len­cio­sa, pe­ro a la vez no­to­ria. Así fue la pre­sen­cia de los por aho­ra tres as­pi­ran­tes a ha­cer­se con la se­cre­ta­ría xe­ral del PS­deG des­pués del ve­rano en los ac­tos de ho­me­na­je a Cas­te­lao por el Día de Ga­li­cia, que ca­da año tie­nen lu­gar en el rian­xei­ro pa­seo da Ri­bei­ra an­te el bus­to del ilus­tre es­cri­tor.

La pre­sen­cia de Xa­quín Fernández Lei­cea­ga, por­ta­voz del PS­deG en O Hó­rreo; Gon­za­lo Caballero, eco­no­mis­ta y so­brino del al­cal­de vi­gués; y Juan Manuel Díaz Vi­llos­la­da, vi­ce­por­ta­voz de los so­cia­lis­tas en el Par­la­men­to ga­lle­go, no pa­só des­aper­ci­bi­da pa­ra las de­ce­nas de mi­li­tan­tes allí con­gre­ga­dos, a pe­sar de que no to­ma­ron la pa­la­bra du­ran­te las in­ter­ven­cio­nes.

Sí in­ter­vi­nie­ron tres per­so­na­li­da­des fun­da­men­ta­les del par­ti­do a ni­vel lo­cal, au­to­nó­mi­co y na­cio­nal: Car­men Fi­guei­ras, por­ta­voz mu­ni­ci­pal rian­xei­ra; Pi­lar Can­ce­la, pre­si­den­ta de la ges­to­ra ga­lle­ga, y Adria­na Las­tra, vi­ce se­cre­ta­ria ge­ne­ral. Ellas fue­ron las en­car­ga­das de de­po­si­tar el ra­mo de flo­res an­te el bus­to.

El de­ba­te fe­de­ra­lis­ta

El dis­cur­so de Can­ce­la re­cu­pe­ró va­rias de las es­ce­nas de Cou­sas pa­ra ilus­trar pro­ble­mas que, afir­mó, si­guen acu­san­do las so­cie­da­des ga­lle­ga y es­pa­ño­la, co­mo la ta­sa de po­bre­za in­fan­til o los al­tos ni­ve­les de emi­gra­ción. No obs­tan­te, lo des­ta­ca­ble es­tu­vo en la evo­ca­ción de Ra­món Pi­ñei­ro al se­ña­lar la res­pon­sa­ble de la ges­to­ra la «di­fe­ren­cia cla­ve en­tre a ex­cep­cio­na­li­da­de do na­cio­na­lis­mo ga­le­go, a pe­cu­lia­ri­da­de do es­pa­ñol e a au­to­no­mía do fe­de­ra­lis­mo que o PS­deG re­pre­sen­ta».

En la mis­ma sin­to­nía que Can­ce­la se mos­tró Las­tra, de­fen­dien­do, al tér­mino de su dis­cur­so, los pa­ra­dig­mas plurinacionales ex­traí­dos del úl­ti­mo cón­cla­ve fe­de­ral, pa­ra ne­gar que exis­tan ten­sio­nes den­tro del so­cia­lis­mo es­pa­ñol de­ri­va­dos de la apues­ta por es­te mo­de­lo te­rri­to­rial des­cen­tra­li­za­do: «Los de­ba­tes en el seno del par­ti­do se abren y se cie­rran en los con­gre­sos».

Por otra par­te, Can­ce­la tam­bién se po­si­cio­nó en esa lí­nea, eso sí, man­dan­do un gui­ño a Ca­ta­lu­ña y a las pre­ten­sio­nes se­ce­sio­nis­tas al pun­tua­li­zar que «a so­be­ra­nía do po­bo es­pa­ñol re­si­de en to­dos os es­pa­ñois, non só nun ca­chi­ño de­les».

Esa no fue la úni­ca res­pues­ta por la que se des­ple­ga­ron los mi­cró­fo­nos, ya que la pre­si­den­ta de la ges­to­ra ase­gu­ró que su ór­gano se man­ten­drá neu­tral en las pri­ma­rias y que la puer­ta a la pre­sen­ta­ción de más can­di­da­tu­ras to­da­vía si­gue abierta, al pre­ci­sar abier­ta­men­te que «aín­da po­den vir máis».

C. QUEI­JEI­RO

Can­ce­la ha­bló del fe­de­ra­lis­mo que re­pre­sen­ta el PSOE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.