El al­cal­de de San­xen­xo to­ma me­di­das pa­ra vi­gi­lar los ex­ce­sos de la mo­vi­da noc­tur­na

Tel­mo Mar­tín no quie­re que la lo­ca­li­dad se con­vier­ta en el reino de las des­pe­di­das de sol­te­ro

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - MAR­COS GA­GO

Las no­ches de San­xen­xo no son ba­rra li­bre pa­ra cual­quier desfase. El al­cal­de, el po­pu­lar Tel­mo Mar­tín, con me­nos de dos me­ses en el car­go, se ha pro­pues­to po­ner freno a los ex­ce­sos de la mo­vi­da y se ha im­pli­ca­do per­so­nal­men­te en con­se­guir­lo. Una de las pri­me­ras co­sas que hi­zo na­da más asu­mir el bas­tón de man­do fue re­unir­se con la Po­li­cía Lo­cal y coor­di­nar un dis­po­si­ti­vo es­pe­cial, con un re­fuer­zo im­por­tan­te en el nú­me­ro de agen­tes y au­xi­lia­res. Y él mis­mo se de­ja ver to­das las no­ches El po­pu­lar Tel­mo Mar­tín re­cu­pe­ró la al­cal­día de San­xen­xo ha­ce dos me­ses

de los fi­nes de se­ma­na su­per­vi­san­do el buen fun­cio­na­mien­to de es­te dis­po­si­ti­vo.

Mar­tín, que agra­de­ció la co­la­bo­ra­ción de los po­li­cías lo­ca­les y de la Guar­dia Ci­vil del cuar­tel lo­cal, ha­ce una gi­ra, a ve­ces dis­cre­ta y otras ve­ces no tan­to, por los lu­ga­res de mar­cha de San­xen­xo y Por­to­no­vo, acom­pa­ña­do por va­rios de sus con­ce­ja­les. «Si pe­dí a la Po­li­cía Lo­cal que se im­pli­que es muy im­por­tan­te que vean que yo tam­bién lo ha­go», sos­tie­ne.

El pre­si­den­te del Con­sor­cio de Empresarios Tu­rís­ti­cos de San­xen­xo (CETS), Fran­cis­co Gon­zá­lez, ex­pli­ca­ba el lu­nes que al­go se no­ta de di­fe­ren­cia en­tre es­te ve­rano y los úl­ti­mos ju­lios, aun­que ha­brá que ha­cer al­go más fir­me pa­ra el 2018.

Una uni­dad de ates­ta­dos de la Po­li­cía Lo­cal ha­ce guar­dia de for­ma per­ma­nen­te en la pla­za de los Bar­cos, a la en­tra­da del puer­to de­por­ti­vo. Se ha vis­to al al­cal­de ha­blan­do con los jó­ve­nes que ha­cen bo­te­llón en el es­pi­gón de Por­to­no­vo, o con los gru­pos que sa­len de los lo­ca­les de ma­dru­ga­da. Se ha reuni­do con los empresarios de es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos y les ha re­cor­da­do que ni la mú­si­ca pue­de es­tar tan al­ta ni se pue­den in­cum­plir los ho­ra­rios. Y, en más de una oca­sión, el pro­pio al­cal­de ha su­per­vi­sa­do el des­alo­jo de lo­ca­les y su cie­rre. San­xen­xo no va a ser el reino de las des­pe­di­das de sol­te­ro ni de los bo­te­llo­nes. El de­re­cho de di­ver­tir­se re­ma­ta don­de em­pie­za el de los de­más a des­can­sar. 32 mul­tas, a ra­zón de 90 eu­ros ca­da una por ori­nar en la ca­lle, y 131 de­nun­cias, con 200 eu­ros de san­ción por bo­te­llón. To­do en so­lo 15 días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.