Ten­sión en Ca­ta­nia por la lle­ga­da del bar­co ne­gro ul­tra

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - MA­RÍA SIGNO

El C-Star na­ve­ga en es­tos mo­men­tos por el Me­di­te­rrá­neo y se di­ri­ge al puer­to de Ca­ta­nia en la is­la ita­lia­na de Si­ci­lia a don­de cal­cu­la lle­gar los pró­xi­mos días. Po­dría ser uno más de los mi­les de bar­cos que ca­da día re­co­rren es­te mar si no fue­ra por­que es la pun­ta de lan­za de un gru­po ul­tra, co­no­ci­do co­mo Ge­ne­ra­ción Iden­ti­ta­ria, que pre­ten­de pa­tru­llar la zo­na pa­ra de­vol­ver a Li­bia a los re­fu­gia­dos que ca­da día in­ten­tan lle­gar a Eu­ro­pa hu­yen­do del ham­bre y las gue­rras.

Las in­ten­cio­nes del ya co­no­ci­do co­mo cru­ce­ro del bar­co ne­gro son con­tro­lar y vi­gi­lar las ac­ti­vi­da­des de las oe­ne­gés que ope­ran en el Me­di­te­rrá­neo. Se­gún Lo­ren­zo Fia­to, res­pon­sa­ble de la sec­ción ita­lia­na de Ge­ne­ra­ción Iden­ti­ta­ria, «tie­nen mie­do de que no­so­tros des­cu­bra­mos al­go que los pue­da fre­nar». An­te la po­si­bi­li­dad de que el G-Star se vea obligado por las le­yes in­ter­na­cio­na­les a so­co­rrer y lle­var a puer­to a los que se en­cuen­tren en pe­li­gro, Fia­to ex­pli­ca que «pres­ta­re­mos ayu­da pe­ro no lle­va­re­mos ni un so­lo mi­gran­te a Eu­ro­pa. Con­tac­ta­re­mos con la Guar­dia Cos­te­ra más cer­ca­na, que es la de Li­bia y que ya sa­be que es­ta­mos lle­gan­do». En la mis­ma lí­nea se ha ma­ni­fes­ta­do Gian­mar­co Con­cas, ex ofi­cial de ma­ri­na y res­pon­sa­ble téc­ni­co de la mi­sión, que ha in­sis­ti­do en que in­ten­ta­rán obs­ta­cu­li­zar a las oe­ne­gés «en el ab­so­lu­to res­pe­to de las con­ven­cio­nes ma­rí­ti­mas».

El pri­mer pro­ble­ma que se en­con­tra­rá el C-Star, un bar­co de 40 me­tros de es­lo­ra con ca­pa­ci­dad pa­ra en­tre 100 y 200 per­so­nas y que na­ve­ga bajo la ban­de­ra de Yi­bu­ti, se­rá atra­car en Ca­ta­nia pa­ra apro­vi­sio­nar­se y po­der em­bar­car a 12 vo­lun­ta­rios. El al­cal­de En­zo Bian­co anun­ció que prohi­bi­rá a la na­ve acer­car­se a puer­to ya que es­ta operación sig­ni­fi­ca «echar ga­so­li­na al fue­go». A su jui­cio, son «per­so­nas que pre­ten­den de­fen­der la ley sin te­ner au­to­ri­dad. Por eso no son bien­ve­ni­das a Ca­ta­nia».

La aso­cia­ción xe­nó­fo­ba Ge­ne­ra­ción Iden­ti­ta­ria na­ció en Ale­ma­nia y ha con­se­gui­do re­unir 75.000 eu­ros en do­na­cio­nes pa­ra fi­nan­ciar la operación «De­fend Eu­ro­pe». Se pre­sen­tan co­mo una or­ga­ni­za­ción jo­ven y mo­der­na que re­cha­za la eti­que­ta de fas­cis­ta. «Es un ar­gu­men­to uti­li­za­do pa­ra aca­llar a quien no pien­sa co­mo ellos. Es una eti­que­ta muer­ta ha­ce 80 años. No­so­tros nos de­fi­ni­mos co­mo iden­ti­ta­rios y patriotas», di­ce Fia­to. Cuen­tan con el apo­yo de ca­ras co­no­ci­das de la ul­tra­de­re­cha in­ter­na­cio­nal co­mo la es­cri­to­ra es­ta­dou­ni­den­se Brit­tany Pet­ti­bo­ne.

En la web de «De­fend Eu­ro­pa» se acu­sa a las oe­ne­gés de te­ner una ac­ti­tud irres­pon­sa­ble y cri­mi­nal por ayu­dar a los in­mi­gran­tes y ani­mar­los a asu­mir los ries­gos de cru­zar el Me­di­te­rrá­neo, así co­mo por no te­ner re­pa­ros en co­la­bo­rar con las ban­das de tra­fi­can­tes. Son ya más de 112.000 per­so­nas las que han al­can­za­do las cos­tas eu­ro­peas a tra­vés del Me­di­te­rrá­neo en lo que va de año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.