El za­pa­te­ro que re­men­da­ba las son­ri­sas de los boi­ren­ses

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Bazbanza -

Hay ciu­da­des, pue­blos y ba­rrios que cuan­do pier­den a un ve­cino se que­dan sin una por­ción de su esen­cia. La pér­di­da de Án­gel Fa­jar­do Ou­tei­ral, An­ge­li­to o za­pa­tei­ro, cer­ce­na un tro­zo del al­ma de ese cru­ce má­gi­co del cas­co ur­bano boi­ren­se don­de con­flu­yen es­ta­ble­ci­mien­tos co­mo A Ba­tea de Juan, el Far­mas­sia o el Bo­ca­cho. Allí era ha­bi­tual ver, afe­rra­do a su bas­tón, al co­no­ci­do y que­ri­do hom­bre que siem­pre te­nía unas pa­la­bras alen­ta­do­ras pa­ra co­ser­le una son­ri­sa a to­dos los ami­gos y ve­ci­nos.

Con 14 años, Án­gel Fa­jar­do se con­ver­tía en apren­diz de za­pa­te­ro y aun­que arras­tró una co­je­ra de ni­ño, eso no im­pi­dió que a los 18 ya tu­vie­se a seis jó­ve­nes a los que en­se­ña­ba el ofi­cio. En ese mo­men­to se tras­la­dó de Aban­quei­ro a Boi­ro.

Su pri­mer lo­cal es­ta­ba si­tua­do en Ci­ma­de­vi­la, pe­ro más tar­de se cam­bió al cen­tro, don­de fun­dó Cal­za­do Jo­vi, un acró­ni­mo tras el que se ocul­ta un be­llo ho­me­na­je a su que­ri­da es­po­sa, Jo­se­fa Ote­ro Vi­la­soa. Jun­to a ella crio a sus hi­jos Luis, abo­ga­do, y Ma­no­lo, trau­ma­tó­lo­go.

Án­gel Fa­jar­do fa­lle­ció ayer a los 86 años de edad y su fu­ne­ral ten­drá lu­gar hoy, a las 18.30 ho­ras, en la igle­sia pa­rro­quial de San­ta Eu­la­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.