In­ves­ti­ga­do por se­di­ción el se­cre­ta­rio de Pre­si­den­cia de la Ge­ne­ra­li­tat

La Guar­dia Ci­vil cam­bió su con­di­ción cuan­do lo in­te­rro­ga­ba por la web del Pac­te pel Re­fe­rén­dum

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - R. C.

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Pre­si­den­cia de la Ge­ne­ra­li­tat, Joa­quim Nin, co­men­zó ayer a de­cla­rar como tes­ti­go en la co­man­dan­cia de la Guar­dia Ci­vil de Bar­ce­lo­na y aca­bó como in­ves­ti­ga­do por se­di­ción. El cambio de con­di­ción se pro­du­jo a mi­tad del in­te­rro­ga­to­rio, cuan­do los agentes in­for­ma­ron al di­ri­gen­te del Go­bierno catalán que su tes­ti­mo­nio le po­día in­cri­mi­nar en los pre­pa­ra­ti­vos pa­ra la ce­le­bra­ción de la consulta del 1 de oc­tu­bre. La ad­ver­ten­cia se reali­zó pa­ra ga­ran­ti­zar el de­re­cho de de­fen­sa de Nin, que a par­tir de es­te mo­men­to pa­só a te­ner de­re­cho a recibir asis­ten­cia ju­rí­di­ca. Es lo que pi- dió el se­cre­ta­rio de Pre­si­den­cia, que a mo­do de pre­cau­ción ya ha­bía acu­di­do a de­cla­rar acom­pa­ña­do por su le­tra­do, quien has­ta ese mo­men­to no ha­bía po­di­do pre­sen­ciar el in­te­rro­ga­to­rio. Ayer tam­bién fue ci­ta­do como tes­ti­go el di­rec­tor ge­ne­ral de Aten­ción Ciu­da­da­na, Jor­di Graells, aun­que en su ca­so no se dio cambio de con­di­ción.

Los dos al­tos car­gos de la Ge­ne­ra­li­tat fue­ron lla­ma­dos por la Guar­dia Ci­vil en re­la­ción con la pues­ta en fun­cio­na­mien­to de dos webs en las que se in­for­ma so­bre el re­fe­ren­do del 1 de oc­tu­bre y so­bre la cam­pa­ña lan­za­da por el Eje­cu­ti­vo au­to­nó­mi­co pa­ra crear un re­gis­tro de ca­ta­la­nes re­si­den­tes en el ex­tran­je­ro, que ser­vi­ría, en­tre otras co­sas, pa­ra po­der vo­tar en la consulta se­ce­sio­nis­ta. Des­de Junts pel Sí se de­nun­ció que se tra­te de en­cau­sar a Nin por el úni­co hecho de po­ner ur­nas, una afir­ma­ción con la que qui­zá por error se da a en­ten­der que el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Pre­si­den­cia sí par­ti­ci­pa en los pre­pa­ra­ti­vos de la consulta.

El cambio de si­tua­ción del al­to car­go catalán du­ran­te su in­te­rro­ga­to­rio pro­vo­có la in­me­dia­ta reac­ción del Go­bierno catalán, cu­yo con­se­je­ro de Pre­si­den­cia, Jor­di Tu­rull, anun­ció que su de­par­ta­men­to iba a pre­sen­tar una de­nun­cia en el juzgado de guar­dia por «la gra­ve vul­ne­ra­ción de de­re­chos fun­da­men­ta­les» que, en su opi­nión, su­frió Joa­quim Nin.

«El Go­vern de Ca­ta­lu­ña di­ce bas­ta; de­nun­cia­re­mos a to­das las per­so­nas que en­ten­de­mos que pue­dan ata­car de­re­chos fun­da­men­ta­les de ciu­da­da­nos y tra­ba­ja­do­res pú­bli­cos, sea juez o Guar­da Ci­vil», de­cla­ró Tu­rull.

Por el mo­men­to, la impu­tación de Nin es ex­clu­si­va­men­te po­li­cial, con el fin de que se le pue­da in­te­rro­gar con las ga­ran­tías ju­di­cia­les de un in­ves­ti­ga­do. Su impu­tación for­mal de­be­rá ser de­ci­di­da por el juez que ins­tru­ye la cau­sa por la web del Pac­te Na­cio­nal pel Re­fe­rèn­dum pa­ra recibir ad­he­sio­nes ciu­da­da­nas en favor de la ce­le­bra­ción de la consulta cuan­do re­ci­ba las di­li­gen­cias de la Guar­dia Ci­vil, a la que ha en­car­ga­do las in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre los pre­pa­ra­ti­vos del re­fe­ren­do del 1 de oc­tu­bre.

En el mar­co de es­ta in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial, la Guar­dia Ci­vil ha lla­ma­do a de­cla­rar hoy al que fue coordinador y por­ta­voz de la eje­cu­ti­va del Pac­te Na­cio­nal pel Re­fe­rèn­dum, Joan Ig­na­si Elena.

QUI­QUE GAR­CÍA EFE

Joa­quim Nin, a su sa­li­da tras ser in­te­rro­ga­do por la Guar­dia Ci­vil en re­la­ción con los pre­pa­ra­ti­vos del re­fe­ren­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.