Mi­les de eva­cua­dos por los in­cen­dios en el sur de Fran­cia

Las au­to­ri­da­des tie­nen di­fi­cul­ta­des pa­ra con­tro­lar las lla­mas, que has­ta el mo­men­to han arra­sa­do 7.000 hec­tá­reas

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - ALE­XAN­DRA F. COEGO

Fran­cia lle­va des­de el lu­nes en­fren­tán­do­se a va­rios in­cen­dios fo­res­ta­les que ya han cal­ci­na­do 7.000 hec­tá­reas en el su­r­oes­te, el li­to­ral me­di­te­rrá­neo y la is­la de Cór­ce­ga. Cua­tro días des­pués de ha­ber­se de­cla­ra­do en el de­par­ta­men­to de Var, las lla­mas es­tán le­jos de ser con­tro­la­das. Los fo­cos se mul­ti­pli­can pe­se a ha­ber mo­vi­li­za­do 560 bom­be­ros en la zona. En to­tal, la su­per­fi­cie que­ma­da equi­va­le a la ciu­dad de Ni­za.

Du­ran­te la noche del mar­tes al miér­co­les, en­tre 10.000 y 12.000 per­so­nas, 3.000 de ellas cam­pis- tas, fue­ron eva­cua­dos. Los fue­gos ame­na­zan con des­pla­zar a más ha­bi­tan­tes, ya que en la re­gión los pue­blos y los nú­cleos ur­ba­nos es­tán muy cer­ca de las áreas na­tu­ra­les. Ade­más, en ple­nas va­ca­cio­nes de ve­rano al­gu­nas de las zonas en pe­li­gro tri­pli­can su po­bla­ción, como es el ca­so del ca­bo Bé­nat.

Se­gún el co­man­dan­te de las ope­ra­cio­nes de au­xi­lio, Ser­ge La Via­lle, el fue­go co­men­zó en un cen­tro de al­ma­ce­na­je de ca­ra­va­nas du­ran­te la noche del lu­nes. La se­quía que su­fre la re­gión y las rá­fa­gas de ai­re ca­lien­te de has­ta 70 ki­ló­me­tros por ho­ra hi­cie­ron el res­to. «Es una pe­sa­di­lla: un in­cen­dio que apa­re­ce a me­dia­no­che y con es­te vien­to, te­nien­do en cuen­ta que los avio­nes cis­ter­na no pue­den des­pe­gar an­tes de la ma­ña­na», se la­men­tó el al­cal­de de Bor­mes-les-Mi­mo­sas, una de las diez po­bla­cio­nes que se en­cuen­tran en ple­na ba­ta­lla con­tra el fue­go. La fe­ro­ci­dad de las lla­mas y los cam­bios brus­cos de la di­rec­ción del vien­to han aca­ba­do por he­rir li­ge­ra­men­te a nue­ve bom­be­ros. Otro ha te­ni­do que ser tras­la­da­do a un hos­pi­tal de Mar­se­lla tras ha­ber su­fri­do que­ma­du­ras de se­gun­do gra­do.

El mi­nis­te­rio del In­te­rior ase­gu­ró que en to­tal tie­ne die­ci­nue­ve avio­nes, dos de ellos apor­ta­dos por paí­ses vecinos de la UE, y 4.000 bom­be­ros y mi­li­ta­res tra­ba­jan­do en la ex­tin­ción del fue­go. Ayer por la noche, Edouard Phi­lip­pe se des­pla­zó al de­par­ta­men­to del Var pa­ra anun­ciar re­fuer­zos su­ple­men­ta­rios con «bom­be­ros ve­ni­dos de to­da Fran­cia».

No obs­tan­te, el sin­di­ca­to de Ca­na­dair, el prin­ci­pal fa­bri­can­te de es­te ti­po de ae­ro­na­ves en el país, de­nun­ció que el mar­tes «fal­ta[ban] cin­co avio­nes en la lí­nea de vue­lo por una ra­zón sim­ple: la fal­ta de pie­zas de re­cam­bio». En ple­na cri­sis in­cen­dia­ria, el gi- gan­te ae­ro­náu­ti­co ame­na­zó con «de­po­si­tar un preavi­so de huel­ga» si no con­si­guen «au­dien­cia con los mi­nis­tros».

El su­r­es­te fran­cés es una de las cin­co re­gio­nes eu­ro­peas más cas­ti­ga­das por los in­cen­dios fo­res­ta­les. Cer­ca de 24.000 hec­tá­reas ar­die­ron ca­da año en­tre 1978 y 2008. Tras des­cen­der a po­co más de 5.000 du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da, tan so­lo es­te año ya han si­do cal­ci­na­das 10.000.

A. POUJOULAT AFP

Vas­tas co­lum­nas de hu­mo cer­can la pla­ya de Bor­mes-les-Mi­mo­sas, en el Me­di­te­rrá­neo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.