Es­pa­ña, a la ca­be­za de los alo­ja­mien­tos «only adults»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol -

La di­ver­si­fi­ca­ción man­da. Y es­to es apli­ca­ble, des­de lue­go, al ám­bi­to tu­rís­ti­co. Sin em­bar­go, lla­ma la aten­ción que no to­dos los paí­ses eu­ro­peos en­tien­den igual la mo­da de los ho­te­les so­lo pa­ra adul­tos. De hecho, en el 2014, el 25 % de los ho­te­les que po­nían co­to a los me­no­res se en­con­tra­ba en Es­pa­ña.

Es­ta ten­den­cia, pues­ta en mar­cha a fi­na­les de los se­ten­ta en dis­tin­tos ho­te­les con nu­me­ro­sas es­tre­llas del Ca­ri­be, sur­gió de que­ja de mu­chos clien­tes que iban a pa­sar su lu­na de miel a una pa­ra­di­sía­ca is­la y se en­con­tra­ban con niños a bor­bo­to­nes ha­cien­do lo que me­jor se les da: ju­gar. Años más tar­de es­te ni­cho de mer­ca­do se ha ido ex­pan­dien­do has­ta ca­lar hon­do, aun­que si­gue ha­bien­do paí­ses que se re­sis­ten a in­cor­po­rar es­te mo­de­lo de ne­go­cio. En­tre ellos des­ta­can Ita­lia, Fran­cia o In­gla­te­rra, don­de es­te ti­po de ho­te­les bri­llan por su au­sen­cia.

El atrac­ti­vo de la mar­ca Es­pa­ña, que aglu­ti­na tan­to al tu­ris­mo de sol y pla­ya como a vi­si­tas de un per­fil más di­fe­ren­cia­do —de ín­do­le cul­tu­ral, gas­tro­nó­mi­co o de aven­tu­ras— ha ayu­da­do a que las gran­des ca­de­nas ho­te­le­ras apues­ten por seg­men­tar sus pro­duc­tos, y la co­mu­ni­dad ga­lle­ga no ha que­ri­do que­dar­se atrás. No obs­tan­te, des­de el Clús­ter de Tu­ris­mo pun­tua­li­zan: «Ga­li­cia si­gue sien­do un des­tino fa­mi­liar pe­se a la apa­ri­ción de es­tos ho­te­les. La gen­te vie­ne aquí con sus hi­jos bus­can­do tran­qui­li­dad y se­gu­ri­dad; ade­más, los ho­te­le­ros sa­ben que los pa­dres con hi­jos se de­jan más di­ne­ro».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.