El GES eli­mi­nó cua­tro nue­vos ni­dos de avis­pa ve­lu­ti­na

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia -

El Gru­po de Emer­xen­cias Su­pra­mu­ni­ci­pal si­gue cen­tran­do sus jor­na­das de tra­ba­jo en la lu­cha con­tra la avis­pa ve­lu­ti­na, pla­ga que ape­nas le de­ja es­pa­cio pa­ra otras ac­ti­vi­da­des. Los miem­bros de la agru­pa­ción re­ti­ra­ron ayer cua­tro nue­vos ni­dos y el número de aler­tas no de­ja de cre­cer. Du­ran­te los fi­nes de se­ma­na, la ci­fra de pa­na­les que sa­ca el GES ron­da, de me­dia, la de­ce­na. RI­BEI­RA / LA VOZ

La san­gría de aban­do­nos de ani­ma­les de com­pa­ñía que se es­tá vi­vien­do en Barbanza al­can­zó la noche del mar­tes su pun­to más ál­gi­do. Fue en A Po­bra, en el lu­gar de A An­gus­tia, don­de una ve­ci­na en­con­tró, en un con­te­ne­dor de ba­su­ra, una ca­ja con on­ce ca­cho­rros de pe­rro. En ese mo­men­to aler­tó a la Po­li­cía Lo­cal que, tras res­ca­tar a los ani­ma­les, se los en­tre­gó a la pro­tec­to­ra Mou­ra.

Apun­tan des­de es­ta aso­cia­ción que los ca­nes son de la ra­za pit bull y que tie­nen un mes, da­do que ya han abier­to los ojos. «Es la­men­ta­ble que si­gan pa­san­do es­tas co­sas», apun­tó la pre­si­den­ta de Mou­ra, Natalia Brión, vi­si­ble­men­te en­fa­da­da. Los pro­ble­mas pa­ra la en­ti­dad que di­ri­ge no son po­cos. Es­tos ani­ma­les es­tán ca­ta­lo­ga­dos como pe­rros po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos, por lo que es ne­ce­sa­rio que las per­so­nas que los adop­ten cuen­ten con se­gu­ro y licencia.

«Va a ser muy com­pli­ca­do en­con­trar­les una casa pa­ra to­dos. Aho­ra nos que­da mu­chí­si­mo tra­ba­jo por de­lan­te pa­ra con­se­guir­lo», re­co­no­ció la propia Brión, que apun­tó que, por aho­ra, la ca­ma­da tie­ne casa de aco­gi­da, en la vi­vien­da de una vo­lun­ta­ria de la en­ti­dad, has­ta que con­si­gan un ho­gar de­fi­ni­ti­vo pa­ra los ani­ma­les.

Ini­cia­ti­va

Pa­ra en­con­trar a los cul­pa­bles del aban­dono, des­de Mou­ra pi­den que to­da per­so­na que ten­ga in­for­ma­ción al res­pec­to se pon­ga en con­tac­to con ellos a tra­vés del co­rreo elec­tró­ni­co pro­tec­to­ra­mou­ra@gmail.com. Ade­más, Natalia Brión apun­tó que re­do­bla­rán los es­fuer­zos pa­ra vi­gi­lar a los due­ños de pe­rros po­ten­cial­men­te pe­li­gro­sos que vi­van en A Po­bra. «Va­mos a rea­li­zar una cam­pa­ña pa­ra in­ten­tar que la Po­li­cía Lo­cal con­tro­le más a es­ta gen­te. Si es ne­ce­sa­rio, no­so­tros de­nun­cia­re­mos a aque­llos que no cum­plen la nor­ma­ti­va».

Ade­más, des­de la pro­tec­to­ra tam­bién se tra­ba­ja­rá pa­ra que to­dos los due­ños de ca­nes de es­tas ra­zas pa­sen por el re­gis­tro del Con­ce­llo de A Po­bra pa­ra dar de alta a los mis­mos.

CEDIDA

Los ca­nes, den­tro de la ca­ja de car­tón en la que se ha­lla­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.