To­da la vi­da con el pin­cel en la mano

Cin­cuen­ta de sus pie­zas se ex­po­nen en Ou­tes, pe­ro tie­ne cua­dros por to­do el mun­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Barbanza - PAU­LA RIVEIRO / A.G.

Hay quien nace con ha­bi­li­da­des pa­ra la pintura y se pa­sa to­da su vi­da con el pin­cel en la mano. Es­te es el ca­so de Joa­quín Cas­ti­ñei­ra Be­tan­zos (1937), cu­yo ta­len­to pa­ra el ar­te lo lle­vó, pri­me­ro, a en­con­trar un pa­sa­tiem­po con el que en­tre­te­ner­se du­ran­te su in­fan­cia y, más tar­de, a ga­nar­se la vi­da con sus di­bu­jos. Tra­ba­jó en el mun­do del ci­ne y la pu­bli­ci­dad y tie­ne obras re­par­ti­das por to­do el mun­do en dis­tin­tas co­lec­cio­nes pri­va­das. Cin­cuen­ta de sus cua­dros es­tán aho­ra ex­pues­tos en dos sa­las de la casa de la cul­tu­ra de Ou­tes y pue­den ver­se has­ta el 31 de es­te mes.

«Cuan­do era pe­que­ño mi pa­dre tra­ba­ja­ba en unos mo­li­nos y yo di­bu­ja­ba mien­tras es­ta­ba allí con él. Un día, una se­ño­ra me di­jo que te­nía mu­cho ta­len­to pa­ra la pintura y que de­bía es­tu­diar Be­llas Ar­tes», re­cuer­da Cas­ti­ñei­ra. Con tan so­lo 12 años in­gre­só en la es­cue­la de Ar­tes Apli­ca­das y Ofi­cios Ar­tís­ti­cos de A Co­ru­ña, en la que es­tu­vo du­ran­te cin­co cur­sos. Cuan­do ter­mi­nó, lo pro­pu­sie­ron pa­ra con­ti­nuar su for­ma­ción con una be­ca en Ma­drid, pe­ro su pa­dre fa­lle­ció y tu­vo que re­nun­ciar a la pla­za.

A pe­sar de que su apren­di­za­je que­dó a me­dias, no de­jó nun­ca de la­do su pa­sión y de­di­có to­da su vi­da pro­fe­sio­nal a rea­li­zar tra­ba­jos ar­tís­ti­cos pa­ra la pu­bli­ci­dad o el ci­ne. Du­ran­te to­do ese tiempo si­guió pin­tan­do por en­car­go pa­ra aque­llos que le pe­dían un lien­zo. Por ese mo­ti­vo, al­gu­nas de sus obras han lle­ga­do a co­lec­cio­nes pri­va­das en si­tios como Bra­sil, Nue­va York, Ecua­dor o Sui­za. No so­lo en Ga­li­cia, sino tam­bién en Ma­drid o Bar­ce­lo­na reali­zó ex­po­si­cio­nes.

Aun­que es natural de A Co­ru­ña, tie­ne una casa en Ou­tes a la que va con fre­cuen­cia, por eso de­ci­dió ha­cer una re­co­pi­la­ción de cin­cuen­ta pin­tu­ras, que es­tu­vie­ron ya en otras ex­po­si­cio­nes en Por­tu­gal o Pa­rís y no fue­ron ven­di­das, pa­ra mos­trar­las en la casa de la cul­tu­ra.

Dos te­má­ti­cas

Tie­ne cua­dros de dos lí­neas te­má­ti­cas di­fe­ren­tes. Por un la­do es­tán los clá­si­cos, que pre­ten­den emu­lar un lu­gar o a una per­so­na, y, por otro, los su­rrea­lis­tas, que «son como un sue­ño, una co­sa que sa­le así es­pon­tá­nea». Aun­que se con­si­de­ra muy per­fec­cio­nis­ta y cree que a sus cua­dros siempre les fal­ta al­go, de en­tre to­das sus pie­zas, Cas­ti­ñei­ra no lo du­da a la ho­ra de ele­gir sus preferidas: tres lien­zos que pre­ten­den ser un ho­me­na­je a Leo­nar­do da Vin­ci, Da­lí y Pi­cas­so.

En su tra­ba­jo en el mun­do de la pu­bli­ci­dad em­pleó to­do ti­po de téc­ni­cas, pe­ro aho­ra so­lo pin­ta

con óleo pu­ro, sin nin­gún ti­po de acei­te ni di­sol­ven­te. El tiempo de realización de ca­da cua­dro de­pen­de un po­co de la te­má­ti­ca. Nor­mal­men­te, cuan­do ve al­go que le gus­ta o se le ocu­rre un te­ma ha­ce un apun­te rá­pi­do pa­ra que no se le ol­vi­de y pa­sar­lo al lien­zo, que le sue­le lle­var un día o dos.

«Hay quien di­ce que no en­tien­de el ar­te, pe­ro eso no es cier­to, lo que su­ce­de es que no les gus­ta», co­men­ta Cas­ti­ñei­ra. Por­que cuan­do re­ga­la un cua­dro a al­guien y le agra­da de ver­dad se le no­ta y se ale­gra por ello. Una vez, pin­tan­do al ai­re li­bre en Salamanca, cuan­do pu­so su fir­ma y mi­ró al­re­de­dor, ha­bía un gru­po de gen­te con­gre­ga­da aplau­dien­do, «esas son las co­sas que ha­cen gran­de a un pin­tor».

Como to­do ar­tis­ta tie­ne sus ma­nías, y en­tre ellas es­tán la de di­bu­jar en to­das sus obras al­gún ca­mino o río por el que «po­der es­ca­par» o un ojo, por su pro­ble­ma de vi­sión. Cas­ti­ñei­ra afir­ma que pa­ra co­lo­rear un cua­dro, al igual que pa­ra es­cri­bir un li­bro o com­po­ner una pie­za mu­si­cal, lo que se ne­ce­si­ta es creer en la ins­pi­ra­ción, el des­tino y la suer­te.

Cas­ti­ñei­ra y el con­ce­jal ou­tien­se Ma­nuel Gar­cía Fiu­za, con par­te de las obras que in­te­gran la exposición.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.