El in­ves­ti­ga­do del ADIF des­car­ga la res­pon­sa­bi­li­dad de An­grois en Ren­fe

Des­car­ga su res­pon­sa­bi­li­dad en Ren­fe y en la con­sul­to­ra de in­ge­nie­ría Ine­co

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - XUR­XO MEL­CHOR

El al­to car­go del Ad­mi­nis­tra­dor de In­fra­es­truc­tu­ras Fe­rro­via­rias (ADIF) in­ves­ti­ga­do por la tra­ge­dia fe­rro­via­ria de An­grois, An­drés Cor­ta­bi­tar­te, sor­pren­dió en su comparecencia an­te juez de Santiago que in­ves­ti­ga el caso, An­drés La­go Lou­ro, ase­gu­ran­do que des­co­no­cía que hu­bo un cam­bio de pro­yec­to en la lí­nea de al­ta ve­lo­ci­dad Ou­ren­se-Santiago que su­pu­so eli­mi­nar el sis­te­ma de con­trol con­ti­nuo de la ve­lo­ci­dad, el ERTMS, de los úl­ti­mos ki­ló­me­tros del tra­yec­to, en­tre los que es­ta­ba la cur­va de A Gran­dei­ra don­de des­ca­rri­ló el tren Al­via cau­san­do la muer­te a 80 per­so­nas y he­ri­das a otras más de 140.

Cor­ta­bi­tar­te, que so­lo acep­tó res­pon­der a las pre­gun­tas de su abo­ga­do, del fis­cal y del juez ins­truc­tor, tra­tó de des­viar sus po­si­bles res­pon­sa­bi­li­da­des en el caso ha­cia el en­car­ga­do de se­gu­ri­dad de Ren­fe y ha­cia la con­sul­to­ra pú­bli­ca de in­ge­nie­ría Ine­co, de la que Ren­fe y el ADIF tie­nen más de la mi­tad del ac­cio­na­ria­do. So­bre el cam­bio de pro­yec­to, se­ña­ló a pre­gun­tas del ma­gis­tra­do, que le impu­ta 80 pre­sun­tos de­li­tos de ho­mi­ci­dio por im­pru­den­cia pro­fe­sio­nal gra­ve, ade­más de otros 144 de le­sio­nes, que se en­te­ró a pos­te­rio­ri y que en su mo­men­to na­die le di­jo na­da.

El que fue di­rec­tor de se­gu­ri­dad en la cir­cu­la­ción del ADIF ex­pli­có al juez que el pro­yec­to de la lí­nea de al­ta ve­lo­ci­dad Ou­ren­se-Santiago co­men­zó a con­fi­gu­rar­se en el 2001 y que él, que es­ta­ba al fren­te del de­par­ta­men­to de se­gu­ri­dad, no par­ti­ci­pó en su va­li­da­ción, se­gún su ver­sión, has­ta mar­zo del 2011.

En un prin­ci­pio, el pro­yec­to pre­veía el ERTMS pa­ra to­da la vía, pe­ro fi­nal­men­te la lí­nea se inau­gu­ró y no dis­po­nía de es­te sis­te­ma de se­gu­ri­dad en los ki­ló­me­tros an­te­rio­res a la es­ta­ción de tren com­pos­te­la­na, lo que ha­cía ne­ce­sa­rio que en la zo­na de An­grois se re­du­je­se la ve­lo­ci­dad de 200 ki­ló­me­tros por ho­ra a so­lo 80. El si­nies­tro se pro­du­jo, pre­ci­sa­men­te, por­que el ma­qui­nis­ta su­frió un des­pis­te al ir ha­blan­do por te­lé­fono y no fre­nó a tiem­po, lo que hi­zo que el tren cho­ca­se con­tra el mu­ro de pro­tec­ción en la cur­va de A Gran­dei­ra y des­ca­rri­la­se.

Es­ta es la pri­me­ra vez que An­drés Cor­ta­bi­tar­te ha­bla des­de que fue in­ves­ti­ga­do por apre­ciar el juez in­di­cios de una ac­tua­ción «de­fi­cien­te, por in­com­ple­ta e im­par­cial, en la eva­lua­ción de ries­gos» en la vía, con­si­de­ra­ción que es­ta vez sí res­pal­dó la sec­ción sex­ta de la Au­dien­cia Pro­vin­cial, la que tie­ne su se­de en Santiago. En su comparecencia an­te­rior, el 4 de abril, el al­to car­go del ADIF se aco­gió a su de­re­cho a no declarar.

Ayer, sin em­bar­go, res­pon­dió du­ran­te una ho­ra y me­dia a las pre­gun­tas del ma­gis­tra­do ins­truc­tor y a las es­pe­cial­men­te in­ci­si­vas —se­gún fuen­tes ju­di­cia­les— del fis­cal Ma­rio Piñeiro, que es el je­fe del área com­pos­te­la­na. Res­pon­dien­do a su abo­ga­do de­fen­sor, Cor­ta­bi­tar­te afir­mó que la nor­ma­ti­va no exi­gía rea­li­zar un aná­li­sis de ries­go de la vía y tam­po­co otro que va­lo­ra­se po­si­bles fa­llos hu­ma­nos co­mo el que fi­nal­men­te ocu­rrió.

PA­CO RODRÍGUEZ

An­drés Cor­ta­bi­tar­te, ex­di­rec­tor de se­gu­ri­dad en la cir­cu­la­ción del ADIF, an­te los juz­ga­dos de Santiago, don­de com­pa­re­ció ayer.

PA­CO RODRÍGUEZ

El úni­co in­ves­ti­ga­do, ade­más del ma­qui­nis­ta, fue abu­chea­do por las víc­ti­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.