Una ley ga­lle­ga agi­li­za­rá la pues­ta en mar­cha de empresas in­dus­tria­les

Fa­ci­li­da­des pa­ra com­prar y es­ta­ble­cer­se Re­ba­jas de im­pues­tos au­to­nó­mi­cos y lo­ca­les Es­pe­cial aten­ción al eó­li­co y al fo­res­tal

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - JUAN CA­PEÁNS

La Xun­ta de Ga­li­cia va a dar­le ran­go le­gal a la ofen­si­va ini­cia­da ha­ce unos me­ses con el ob­je­ti­vo de re­for­zar la im­plan­ta­ción de nue­vas in­ver­sio­nes en la co­mu­ni­dad y re­te­ner empresas ya es­ta­ble­ci­das con ne­ce­si­da­des de ex­pan­sión. El con­se­llei­ro de In­dus­tria, Fran­cis­co Con­de, y el por­ta­voz par­la­men­ta­rio del PP­deG, Pe­dro Puy, ade­lan­ta­ron ayer en el Pa­zo do Hó­rreo las lí­neas maes­tras de un tex­to nor­ma­ti­vo que po­dría es­tar lis­to pa­ra su apro­ba­ción en oc­tu­bre, an­tes de la en­tra­da en vi­gor de los pre­su­pues­tos de Ga­li­cia del pró­xi­mo ejer­ci­cio.

OB­JE­TI­VO Po­lí­go­nos del IGVS.

La Lei de Fo­men­to de Im­plan­ta­ción Em­pre­sa­rial en Ga­li­cia tie­ne co­mo premisa el fa­ci­li­tar la ven­ta de sue­lo em­pre­sa­rial, con prio­ri­dad pa­ra las áreas desa­rro­lla­das en los úl­ti­mos años por el Ins­ti­tu­to Ga­le­go da Vi­ven­da e So­lo y en las que to­da­vía hay mar­gen de crecimiento. Pa­ra ello, se tra­ta­rá de dar res­pues­tas con­cre­tas a las ne­ce­si­da­des de la ini­cia­ti­va pri­va­da y de los sec­to­res pro­duc­ti­vos, pa­ra que la Ad­mi­nis­tra­ción de­je de ser un obs­tácu­lo y se con­vier­ta en un alia­do es­tra­té­gi­co.

EL MO­TI­VO La com­pe­ten­cia de Por­tu­gal.

Des­de la Xun­ta no ocul­tan que es­ta ofen­si­va en for­ma de in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias y pro­gra­mas de cap­ta­ción son una res­pues­ta a la po­lí­ti­ca im­pul­sa­da en Por­tu­gal tras la in­ter­ven­ción eco­nó­mi­ca de la troi­ka. Con una mano de obra sen­si­ble­men­te más ba­ra­ta y unas re­la­cio­nes en­tre la pa­tro­nal y los sindicatos más blan­das, el país ve­cino se ha con­ver­ti­do en el primer com­pe­ti­dor de Ga­li­cia y de otras áreas fron­te­ri­zas con Es­pa­ña por atraer in­ver- sio­nes ex­tran­je­ras e in­clu­so co­mo re­cep­tor de des­lo­ca­li­za­cio­nes de sec­to­res tra­di­cio­nal­men­te arrai­ga­dos en Ga­li­cia, co­mo la au­to­mo­ción. Es­tas ofer­tas de ba­jo cos­te, co­mo las de­fi­nió el con­se­llei­ro, son una reali­dad a la que la Ad­mi­nis­tra­ción quie­re res­pon­der con ca­li­dad, in­no­va­ción y una au­to­pis­ta de fa­ci­li­da­des.

A ME­DI­DA Cen­so de­ta­lla­do.

Fran­cis­co Con­de ex­pli­có que la nue­va ley ha­rá es­pe­cial hin­ca­pié en la fle­xi­bi­li­dad ad­mi­nis­tra­ti­va, desa­rro­llan­do po­lí­go­nos «a me­di­da» pa­ra adap­tar­se a las ne­ce­si­da­des de las empresas con­cre­tas que mues­tren in­te­rés. Pa­ra ello, se ela­bo­ra­rá un cen­so de sue­lo em­pre­sa­rial pa­ra co­no­cer en tiem­po real las ne­ce­si­da­des por áreas te­rri­to­ria­les.

CON­DI­CIO­NES A pla­zos y sin in­tere­ses.

La Xun­ta, ade­más de dis­po­ner las par­ti­das eco­nó­mi­cas en dis­tin­tos pro­gra­mas, co­mo la Axen­da Ga­li­cia-In­dus­tria 4.0, tie­ne pre­pa­ra­das con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas es­pe­cia­les pa­ra la ad­qui­si­ción de te­rre­nos. Ofre­ce­rá el pa­go apla­za­do y sin in­tere­ses del sue­lo pú­bli­co has­ta un má­xi­mo de cua­tro años.

TRÁ­MI­TES Pro­ce­di­mien­to úni­co.

La ley de im­plan­ta­ción de empresas re­co­ge­rá los avan­ces ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra que los trá­mi­tes, al me­nos en su tra­mo au­to­nó­mi­co, se re­duz­can a la mi­tad. La idea es po­ner en mar­cha un pro­ce­di­mien­to úni­co e in­te­gra­do que fa­ci­li­te el pa­pe­leo ini­cial a las com­pa­ñías, in­te­gran­do en una úni­ca gestión las au­to­ri­za­cio­nes que tie­nen que ver con el me­dio am­bien­te u otros re­que­ri­mien­tos sec­to­ria­les de dis­tin­tas con­se­lle­rías.

IM­PAC­TO Sec­tor eó­li­co y fo­res­tal.

Con­de es­tá con­ven­ci­do que hay tres sec­to­res que sal­drán es­pe­cial­men­te be­ne­fi­cia­dos con las me­di­das que se re­co­ge­rán en el tex­to. Se tra­ta de la in­dus­tria fo­res­tal, la re­la­cio­na­da con la ener­gía eó­li­ca y el coope­ra­ti­vis­mo, que en es­tos mo­men­tos, se­gún di­jo, tie­nen que afron­tar cual­quier gestión con un lar­go y pro­li­jo proceso que di­fi­cul­ta su desa­rro­llo. Es­tas me­di­das «li­be­ra­li­za­do­ras» agi­li­za­rán los pla­zos y ofre­ce­rán ma­yo­res «cer­te­zas e ga­ran­tías». En el caso del sec­tor de la ma­de­ra, la Xun­ta pre­ten­de fa­ci­li­tar a las 70.000 fa­mi­lias que vi­ven de su in­dus­tria­li­za­ción to­do lo re­la­cio­na­do con las tra­mi­ta­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas y los im­pues­tos, ya que ten­drán una ven­ta­ni­lla úni­ca, coor­di­na­ción que re­cae­rá en la Con­se­lle­ría do Me­dio Ru­ral.

IN­VER­SO­RES Car­ta de pre­sen­ta­ción.

El nue­vo marco le­gis­la­ti­vo ser­vi­rá de car­ta de pre­sen­ta­ción pa­ra in­ver­so­res ex­tran­je­ros in­tere­sa­dos en asen­tar­se en Ga­li­cia. El ejem­plo más re­cien­te son las gran­des cor­po­ra­cio­nes chi­nas, que en los pró­xi­mos me­ses tie­nen pre­vis­to vi­si­tar la co­mu­ni­dad pa­ra aden­trar­se en nue­vos sec­to­res que au­men­ta­rán su re­la­ción de in­tere­ses, ini­cia­da en los úl­ti­mos años con ad­qui­si­cio­nes en el sec­tor con­ser­ve­ro o en el si­de­rúr­gi­co.

La ocu­pa­ción de los po­lí­go­nos in­dus­tria­les

LA VOZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.