La prin­ci­pal pa­tro­nal ca­ta­la­na til­da de gol­pe de Es­ta­do el pro­yec­to de re­fe­ren­do

Ad­vier­te que vul­ne­ra el de­re­cho in­ter­na­cio­nal y ten­dría con­se­cuen­cias im­pre­de­ci­bles

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - T. N.

Ya no son so­lo el Go­bierno y las fuer­zas po­lí­ti­cas, la Jus­ti­cia y las fuer­zas de se­gu­ri­dad las que com­ba­ten el desafío a la le­ga­li­dad de los se­ce­sio­nis­tas ca­ta­la­nes. A la opo­si­ción ex­ter­na a Ca­ta­lu­ña se su­man ca­da vez ma­yor nú­me­ro de vo­ces des­de el in­te­rior de la co­mu­ni­dad. Si ha­ce unos días eran un gru­po de in­te­lec­tua­les, ayer lo hi­zo la prin­ci­pal or­ga­ni­za­ción em­pre­sa­rial ca­ta­la­na, Fo­ment del Tre­ball. Y lo hi­zo con una con­tun­den­cia des­co­no­ci­da has­ta aho­ra, ya que ca­li­fi­có de «gol­pe de Es­ta­do» la pro­po­si­ción de ley del re­fe­ren­do que los so­be­ra­nis­tas pre­ten­den lle­var an­tes del lu­nes al Par­la­men­to ca­ta­lán y cu­yo tex­to fue pre­sen­ta­do en un ac­to ce­le­bra­do el pa­sa­do día 4 en el au­di­to­rio de la Cá­ma­ra au­to­nó­mi­ca. Se­gún el tex­to de la pro­po­si­ción, el Par­la­men­to po­dría declarar la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña de ma­ne­ra uni­la­te­ral en un pla­zo de 48 ho­ras des­de la ce­le­bra­ción del re­fe­ren­do en el su­pues­to de que ga­na­se el sí, sin una ma­yo­ría cua­li­fi­ca­da y sin un mí­ni­mo de par­ti­ci­pa­ción en la con­sul­ta.

«Enor­me irres­pon­sa­bi­li­dad»

En un in­for­me ela­bo­ra­do por la co­mi­sión ju­rí­di­ca de Fo­ment del Tre­ball se di­ce que, de lle­var­se a la práctica, lo pre­vis­to en la pro­po­si­ción de ley que Junts pel Sí y la CUP tie­nen in­ten­ción de pre­sen­tar hoy o el lu­nes en el Par­la­men­to ca­ta­lán «su­pon­dría de he­cho un gol­pe de Es­ta­do ju­rí­di­co con­tra­rio al de­re­cho in­terno e in­ter­na­cio­nal, y un ejer­ci­cio de enor­me irres­pon­sa­bi­li­dad po­lí­ti­ca de con­se­cuen­cias im­pre­de­ci­bles». Se­gún un co­mu­ni­ca­do he­cho pú­bli­co ayer por la or­ga­ni­za­ción em­pre­sa­rial, el de­re­cho in­ter­na­cio­nal no am­pa­ra el re­fe­ren­do de au­to­de­ter­mi­na­ción «por­que so­lo re­co­no­ce el de­re­cho de se­ce­sión en los pro­ce­sos de des­co­lo­ni­za­ción y en los ca­sos de gra­ves vul­ne­ra­cio­nes de los derechos hu­ma­nos», lo que ob­via­men­te no es el caso ca­ta­lán. Ade­más, aña­de otras gra­ves la­gu­nas de la pro­po­si­ción: no sur­ge de un am­plio con­sen­so, no ga­ran­ti­za una cam­pa­ña lar­ga y con neu­tra­li­dad, no de­ter­mi­na có­mo se ela­bo­ra­rá el cen­so, no ga­ran­ti­za la com­po­si­ción plu­ral de las me­sas elec­to­ra­les y no im­po­ne una ma­yo­ría cla­ra pa­ra va­li­dar los re­sul­ta­dos. «El tex­to cons­ti­tu­ye una nor­ma ex­cep­cio­nal que co­mo tal se si­túa por en­ci­ma de las le­yes del Es­ta­do es­pa­ñol y de la doc­tri­na del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal», lo que con­tra­vie­ne las pre­vi­sio­nes de to­das las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les.

M. PÉ­REZ EFE

Se­gun­do al­to car­go acu­sa­do. Jau­me Clot, di­rec­tor de Co­mu­ni­ca­ción de la Ge­ne­ra­li­tat, se con­vir­tió ayer en el se­gun­do al­to car­go ca­ta­lán al que la Guar­dia Ci­vil in­ves­ti­ga ofi­cial­men­te por se­di­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.