Bru­se­las exi­ge a Fran­cia y a Bél­gi­ca que cor­ten las ayu­das a los puer­tos

Da cin­co me­ses a am­bos paí­ses pa­ra que re­me­dien esa com­pe­ten­cia des­leal

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Marítima - CRIS­TI­NA PORTEIRO

On­ce gran­des ter­mi­na­les ga­las es­tán exen­tas de pa­gar el im­pues­to de so­cie­da­des

Cin­co me­ses. Ni uno más. Es la pró­rro­ga que ha con­ce­di­do Bru­se­las a Fran­cia y Bél­gi­ca pa­ra que pon­gan fin a las prác­ti­cas de com­pe­ten­cia des­leal en las que lle­van años in­cu­rrien­do sus puer­tos. La Co­mi­sión Eu­ro­pea acu­sa a las au­to­ri­da­des de es­tos paí­ses de con­ce­der­les ayu­das de Es­ta­do ile­ga­les a tra­vés de sub­ven­cio­nes en­cu­bier­tas.

La co­mi­sa­ria de Com­pe­ten­cia, Mar­gret­he Ves­ta­ger, con­fir­mó ayer que las ar­ti­ma­ñas fis­ca­les or­ques­ta­das pa­ra re­du­cir la fac­tu­ra de los ope­ra­do­res por­tua­rios con sus res­pec­ti­vas Ha­cien­das se tra­du­jo en la ba­ja­da ar­ti­fi­cial de los pre­cios ofre­ci­dos a los clien­tes, una práctica que ha da­ña­do la ac­ti­vi­dad y com­pe­ti­ti­vi­dad de otras ter­mi­na­les ma­rí­ti­mas eu­ro­peas ri­va­les, co­mo las ga­lle­gas.

«Los puer­tos son in­fra­es­truc­tu­ras cla­ve pa­ra el crecimiento eco­nó­mi­co y el desa­rro­llo re­gio­nal. Las exen­cio­nes fis­ca­les in­jus­ti­fi­ca­das dis­tor­sio­nan las re­glas de jue­go y la li­bre com­pe­ten­cia. De­ben ser eli­mi­na­das», urgió la co­mi­sa­ria da­ne­sa, quien des­de el 2013 tie­ne en el pun­to de mi­ra a mue­lles bel­gas co­mo el de Am­be­res (se­gun­do más gran­de de la UE), Bru­se­las, Bru­jas, Gan­te y Os­ten­de, a los que se les ha ofre­ci­do un ré­gi­men tri­bu­ta­rio a me­di­da pa­ra ha­cer­los más com­pe­ti­ti­vos fren­te a puer­tos de paí­ses ve­ci­nos.

Ves­ta­ger tam­bién tie­ne con­tra las cuer­das a on­ce gran­des puer­tos ma­rí­ti­mos de Fran­cia, en­tre los que se en­cuen­tran Bur­deos, La Ro­che­la, Dun­ker­que, El Ha­vre, Mar­se­lla, Nan­tes y el puer­to au­tó­no­mo de Pa­rís. To­dos ellos «es­tán exen­tos de pa­gar el im­pues­to de so­cie­da­des», de­nun­cian las au­to­ri­da­des eu­ro­peas de Com­pe­ten­cia que exi­gen po­ner fin a es­te do­pa­je co­mer­cial, co­mo ya hi­cie­ron los ho­lan­de­ses re­cien­te­men­te.

«Los be­ne­fi­cios ge­ne­ra­dos por los ope­ra­do­res por­tua­rios de­be es­tar so­me­ti­da al ré­gi­men nor­mal de fis­ca­li­dad del país», re­cuer­da la Co­mi­sión Eu­ro­pea, con­ven­ci­da de las ven­ta­jas de li­be­ra­li­zar to­das las ac­ti­vi­dad por­tua­rias, co­mo bien sa­ben los es­ti­ba­do­res ga­lle­gos.

Sin cos­te pa­ra las ar­cas

La me­di­da no ten­drá con­se­cuen­cias pa­ra las Ha­cien­das na­cio­na­les por­que Fran­cia y Bél­gi­ca ya sub­ven­cio­na­ban a sus puer­tos an­tes de in­te­grar la UE. Bru­se­las ad­mi­te que por esa cir­cuns­tan­cia no les po­drá exi­gir que re­cu­pe­ren las ayu­das con­ce­di­das, que as­cen­de­rían a mi­les de millones de eu­ros.

Pe­se a ello, las au­to­ri­da­des de am­bos paí­ses se re­sis­ten a le­van­tar el ve­lo pro­tec­cio­nis­ta a sus ter­mi­na­les por­tua­rias. Lle­van dan­do lar­gas a Bru­se­las des­de el 2014. El Eje­cu­ti­vo co­mu­ni­ta­rio po­dría lle­var el caso an­te el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE, un proceso que pue­de ter­mi­nar, co­mo le ocu­rrió a Es­pa­ña con la es­ti­ba, en mul­ta.

G. HORCAJUELO

Puer­tos co­mo el de Mar­se­lla y otros diez ga­los es­tán exen­tos de pa­gar el im­pues­to de so­cie­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.