Ba­tir las alas, mor­der el oro

Mireia Bel­mon­te cierra el círcu­lo con su pri­me­ra vic­to­ria en un Mun­dial de piscina lar­ga gra­cias a su do­mi­nio en los 200 me­tros ma­ri­po­sa

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - ÁL­VA­RO ALON­SO

La teo­ría del caos es la teo­ría del oro pa­ra ella. Mireia Bel­mon­te sa­ca a re­lu­cir su ale­teo a lo lar­go de 200 me­tros y pro­vo­ca un te­rre­mo­to emo­cio­nal en Hun­gría, don­de la es­tre­lla lo­cal, Ka­tin­ka Hoss­zú, se con­for­mó con el bron­ce; en Es­pa­ña, don­de se ha con­ver­ti­do en la ter­ce­ra na­da­do­ra con un oro mun­dial; en Fred Ver­gnoux, su en­tre­na­dor; y en ella misma, por su­pues­to, al con­quis­tar el triun­fo que fal­ta­ba en su pal­ma­rés. La es­pa­ño­la do­mi­nó en la tar­de de ayer los 200 me­tros ma­ri­po­sa y se es­tre­nó en el primer ca­jón de un Mun­dial de piscina lar­ga. Una ha­za­ña que an­tes so­lo ha­bían lo­gra­do otros dos es­pa­ño­les: Mar­tín Ló­pez-Zu­be­ro (1991 y 1994) y Ni­na Zhi­va­nevs­ka­ya, en Bar­ce­lo­na 2003.

Mireia Bel­mon­te de­jó cla­ro en Bu­da­pest que es una dis­ci­pli­na he­cha a me­di­da pa­ra ella. Con una tác­ti­ca se­me­jan­te a la que le dio el oro en Río, aun­que en­ton­ces por un mar­gen to­da­vía más apre­ta­do, su­po aguan­tar has­ta to­car pri­me­ra la pa­red. Por de­trás, pre­sio­na­ron la que os­ten­ta­ba la me­jor mar­ca, la ale­ma­na Fran­zis­ka Hent­ke, y la hún­ga­ra Hoss­zú, pe­ro no con­si­guie­ron al­can­zar­la. Bel­mon­te, con la habitual mi­ra­da a su gen­te, su son­ri­sa y con el pu­ño de­re­cho ce­rra­do ba­tien­do el agua, ce­le­bró el triun­fo que le ilu­sio­na­ba des­de que el ve­rano pa­sa­do ha­bía al­can­za­do la glo­ria olím­pi­ca.

Con­ta­ba su en­tre­na­dor en los días pre­vios al Mun­dial que, a pesar de que des­pués de los Jue­gos, ce­le­bra­dos en agos­to, le di­jo que se to­ma­ra un des­can­so, su pu­pi­la ya es­ta­ba con el ba­ña­dor pues­to en oc­tu­bre. Sin des­can­so, sin res­pi­ro. Así com­ple­tó los cua­tro lar­gos en 2m 05s 26, su peor mar­ca en las úl­ti­mas fi­na­les in­ter­na­cio­na­les, aun­que más que su­fi­cien­te pa­ra col­gar­se el oro. Hent­ke lle­gó a 13 cen­té­si­mas y Hoss­zú, a 76. Aho­ra, la ba­da­lo­ne­sa, con es­ta me­da­lla y la de los 1.500 li­bre ase­gu­ra­da, tie­ne por de­lan­te los 800 li­bre (es­ta ma­ña­na na­da las eli­mi­na­to­rias) y los 400 es­ti­los (el do­min­go), dos prue­bas en las que na­da­rá más re­la­ja­da tras ha­ber cum­pli­do su ob­je­ti­vo. «Es­toy su­per­emo­cio­na­da y con­ten­ta. Es­ta era la me­da­lla que me fal­ta­ba», re­su­mió al sa­lir del agua.

Turno del wa­ter­po­lo

Es­pa­ña no lo­gra­ba un oro en na­ta­ción des­de el 2003, cuan­do lo con­si­guió Ni­na Zhi­va­nevs­ka­ya La ba­da­lo­ne­sa pue­de am­pliar su cuen­ta de me­ta­les en los 800 li­bre y los 400 es­ti­los

Con los me­ta­les de Ona Car­bo­nell y Mireia Bel­mon­te en el bol­si­llo, Es­pa­ña am­plia­rá es­ta no­che su cuen­ta. El equi­po fe­me­nino de wa­ter­po­lo se jue­ga el oro fren­te a la po­de­ro­sa Es­ta­dos Uni­dos (Te­le­de­por­te, 20.30 ho­ras), que le ga­nó en los cuar­tos del 2015.

FERENC ISZA AFP

Mireia Bel­mon­te ob­ser­va fe­liz su pri­me­ra me­da­lla de oro en un Mun­dial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.