Ra­joy no des­car­ta nue­vas san­cio­nes «si son efec­ti­vas» y pi­de que se anu­le la ci­ta elec­to­ral

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional -

El pre­si­den­te del Go­bierno es­pa­ñol, Ma­riano Ra­joy, ex­pre­só ayer su pro­fun­da preo­cu­pa­ción por la si­tua­ción en Ve­ne­zue­la y pi­dió ayer a Ni­co­lás Ma­du­ro, que «re­con­si­de­re» la con­vo­ca­to­ria de la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te. Es­pa­ña, afir­mó Ra­joy, se­gui­rá los acon­te­ci­mien­tos jun­to a sus so­cios eu­ro­peos «sin des­car­tar la adop­ción de me­di­das adi­cio­na­les si pue­den ser efec­ti­vas» en for­ma de nue­vas san­cio­nes con el res­to de paí­ses eu­ro­peos.

La fal­ta de du­re­za del co­mu­ni­ca­do pre­si­den­cial fue re­pro­cha­da por el lí­der de Ciu­da­da­nos, Al­bert Ri­ve­ra, Al­bert Ri­ve­ra, que cri­ti­có la «am­bi­güe­dad» del Go­bierno y pi­dió a Ra­joy que jue­gue un pa­pel «más ac­ti­vo» pa­ra fre­nar las in­ten­cio­nes de Ma­du­ro.

A la preo­cu­pa­ción so­bre un in­cre­men­to de la vio­len­cia en Ve­ne­zue­la se su­mó la Ofi­ci­na del Al­to Co­mi­sio­na­do de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos, que pi­dió al Go­bierno que «res­pe­te los de­re­chos de sus ciu­da­da­nos a la li­ber­tad de ex­pre­sión, asam­blea y ma­ni­fes­ta­ción pa­cí­fi­ca», en res­pues­ta a la prohi­bi­ción de ma­ni­fes­ta­cio­nes efec­tua­da por el mi­nis­tro del In­te­rior, Nés­tor Re­ve­rol (uno de los san­cio­na­dos por Es­ta­dos Uni­dos), y que ha si­do desaca­ta­da por los ma­ni­fes­tan­tes opo­si­to­res. En tér­mi­nos si­mi­la­res se ma­ni­fes­tó Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal.

Re­cha­zo del Epis­co­pa­do

La Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Ve­ne­zo­la­na (CEV) reite­ró su re­cha­zo a la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te­por­que, ase­gu­ró, la ini­cia­ti­va so­lo «em­peo­ra­rá la pro­fun­da cri­sis po­lí­ti­ca» que pa­de­ce Ve­ne­zue­la y «se­rá un ins­tru­men­to par­cia­li­za­do y ses­ga­do que no re­sol­ve­rá sino agra­va­rá los agu­dos pro­ble­mas del al­to cos­to de la vi­da, la es­ca­sez de ali­men­tos y me­di­ca­men­tos que su­fre el pue­blo, y ahon­da­rá y em­peo­ra­rá la pro­fun­da cri­sis po­lí­ti­ca que pa­de­ce­mos», se­ña­ló la CEV. Asi­mis­mo, el epis­co­pa­do ve­ne­zo­laoa in­di­có que la con­vo­ca­to­ria es «in­ne­ce­sa­ria, in­con­ve­nien­te y da­ñi­na pa­ra el pue­blo», por­que so­lo es­ta­rán re­pre­sen­ta­dos los cha­vis­tas.

En cuan­to a la hui­da ma­si­va de ve­ne­zo­la­nos ha­cia los paí­ses li­mí­tro­fes, Co­lom­bia anun­ció ayer la crea­ción de un per­mi­so es­pe­cial pa­ra que unos 150.000 ve­ne­zo­la­nos que es­tán en el país con pa­pe­les ca­du­ca­dos pue­dan que­dar­se has­ta 90 días.

Paí­ses co­mo Pe­rú o Chi­le re­cla­ma­ron a Ma­du­ro la sus­pen­sión de la Cons­ti­tu­yen­te, mien­tras que Hon­du­ras se po­si­cio­nó a fa­vor del Go­bierno «y en con­tra de la in­je­ren­cia ex­tran­je­ra».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.