Ri­bei­ra es el mu­ni­ci­pio de la co­mar­ca con más hec­tá­reas de zo­nas verdes

En los 11 mu­ni­ci­pios se han con­ta­bi­li­za­do un to­tal de 133 hec­tá­reas de es­pa­cios ajar­di­na­dos, se­gún un es­tu­dio de la Dipu­tación co­ru­ñe­sa

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - P. BRETAL

Uno de los gran­des atrac­ti­vos, a ni­vel tu­rís­ti­co y me­dioam­bien­tal, por el que siem­pre ha destacado la co­mar­ca pa­sa por las nu­me­ro­sas zo­nas verdes y es­pa­cios pro­te­gi­dos que com­po­nen el pai­sa­je de la zo­na. Sin em­bar­go, no to­dos los con­ce­llos cuen­tan con la mis­ma ex­ten­sión de es­tos en­tor­nos en su te­rri­to­rio. Pre­ci­sa­men­te, Ri­bei­ra es el mu­ni­ci­pio que cuen­ta con más hec­tá­reas de zo­nas verdes, lle­gan­do a al­can­zar la ci­fra de 42, que a su vez se co­rres­pon­de con un 32 % de la su­ma bar­ban­za­na.

En to­tal, las zo­nas verdes que se lo­ca­li­zan a lo lar­go de la co­mar­ca con­for­man un to­tal de 133,46 hec­tá­reas, tal y co­mo que­da re­co­gi­do en un es­tu­dio ela­bo­ra­do por la Dipu­tación de A Co­ru­ña. Las ra­zo­nes que lle­van a otor­gar­le a Ri­bei­ra es­ta suer­te de co­ro­na me­dioam­bien­tal se co­rres­pon­den con la en­ver­ga­du­ra de sus en­tor­nos pro­te­gi­dos, con es­pe­cial re­le­van­cia en el par­que na­tu­ral de Co­rru­be­do.

El rán­king

En el po­dio re­sul­tan­te de es­ta lis­ta, a Ri­bei­ra le si­gue Boi­ro, con un to­tal de 21 zo­nas verdes que con­fi­gu­ran un es­pa­cio de 22,6 hec­tá­reas, así co­mo Ou­tes en el ter­cer pues­to, con 16,5 hec­tá­reas y 27 es­pa­cios de es­ta ti­po­lo­gía. En la otra ca­ra de la mo­ne­da, al fi­nal de la co­la, se lo­ca­li­za Car­no­ta con 2,5 hec­tá­reas y 15 pun­tos ajar­di­na­dos o pro­te­gi­dos.

Es ne­ce­sa­rio te­ner en cuen­ta que en es­te aná­li­sis de la en­ti­dad pro­vin­cial co­ru­ñe­sa tam­bién apa­re­cen recogidos otro ti­po de ins­ta­la­cio­nes, co­mo los gran­des parques y ala­me­das o los es­pa­cios de ocio in­fan­ti­les. Por lo que se pue­den dar ca­sos co­mo el de Por­to do Son, don­de cuen­tan con una uni­dad más que Ri­bei­ra —24—, pe­ro que por las di­men­sio­nes de ca­da una de ellas que­da re­le­ga­do a la no­ve­na po­si­ción.

Tam­po­co es pru­den­te guiar­se por el in­di­ca­dor de los lí­mi­tes geo­grá­fi­cos que con­for­man a ca­da con­ce­llo, ya que, por ejem­plo, en el ca­so de Lou­sa­me —un mu­ni­ci­pio de so­bra co­no­ci­do por su gran ma­sa fo­res­tal— es­te se si­túa en el oc­ta­vo pues­to con cin­co hec­tá­reas de las más de 9.000 que abar­ca.

La ca­li­dad

Otro de los pa­rá­me­tros que mi­de es­te es­tu­dio es el re­la­ti­vo al ni­vel de cui­da­do de ca­da una de las zo­nas verdes, que se di­vi­de en tres ca­te­go­rías: bueno, re­gu­lar y ma­lo. En ese sen­ti­do, los con­ce­llos que cuen­tan con más pun­tos de­cla­ra­dos en óp­ti­mas con­di­cio­nes vuel­ven a co­rres­pon­der­se —por nú­me­ro de me­tros cua­dra­dos— con Ri­bei­ra, Ou­tes y, en es­te ca­so par­ti­cu­lar, A Po­bra.

Fuen­tes del Con­ce­llo ri­bei­ren­se apun­ta­ron que es un or­gu­llo con­tar con un po­ten­cial me­dioam­bien­tal tan gran­de, pe­ro que, del mis­mo mo­do, las ta­reas de man­te­ni­mien­to de es­tos es­pa­cios de­ben ser lle­va­dos a ca­bo y or­ga­ni­za­dos en con­so­nan­cia.

CAR­ME­LA QUEIJEIRO

Las vis­tas des­de el cas­tro de A Ci­da­de per­mi­ten di­vi­sar el par­que na­tu­ral de Co­rru­be­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.