Que­rían cir­co y los jue­ces les die­ron cir­co

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión - JORGE DEL CORRAL

Po­de­mos y sus fran­qui­cias, el nue­vo Par­ti­do So­cia­lis­ta Obre­ro Plu­ri­na­cio­nal (PSOP) —«¡Dón­de va­mos a pa­rar!» (Pe­ri­dis)— y los in­de­pen­den­tis­tas de dis­tin­to pe­la­je qui­sie­ron mon­tar el cir­co con Ma­riano Ra­joy de úni­co fu­nám­bu­lo so­bre la pis­ta, y dos jue­ces del tri­bu­nal, de un to­tal de tres, se lo con­ce­die­ron de mil amo­res por­que el pue­blo lo pe­día y ellos tam­bién son pue­blo.

Y ha ha­bi­do cir­co y del bueno. Por pri­me­ra vez en una de­mo­cra­cia avan­za­da un pre­si­den­te en ejer­ci­cio de un go­bierno de mo­nar­quía par­la­men­ta­ria ha de­cla­ra­do en per­so­na co­mo tes­ti­go an­te un tri­bu­nal de jus­ti­cia y la se­sión ha si­do re­trans­mi­ti­da en di­rec­to, ín­te­gra­men­te y sin cor­tes, mien­tras el país se pa­ra­li­za­ba y la ple­be, sentada en la gra­da con en­tra­da gra­tui­ta y chu­ches, reía y ac­cio­na­ba sus ma­nos an­tes de ba­jar el ín­di­ce pa­ra so­li­ci­tar la muer­te del equi­li­bris­ta. Los gri­tos au­men­ta­ban ca­da vez que el in­sig­ne le­tra­do de la re­nom­bra­da y mun­dial­men­te fa­mo­sa Aso­cia­ción de Abo­ga­dos De­mó­cra­tas de Eu­ro­pa (Ada­de), (¡to­ma del fras­co, Ca­rras­co!), Jo­sé Ma­riano Be­ní­tez de Lu­go, que ac­tua­ba co­mo acu­sa­ción par­ti­cu­lar (¿par­ti­cu­lar?), in­te­rro­ga­ba al pre­si­den­te sa­bien­do que su tro­nío es­ta­ba sien­do cons­ta­ta­do por mi­llo­nes de hu­ma­nos en cual­quier rin­cón del mun­do. ¡Era ma­ra­vi­llo­so es­cu­char­le y ver có­mo en­to­na­ba, con qué dic­ción emi­tía sus so­ni­dos y có­mo en­se­ña­ba a las cá­ma­ras el me­jor la­do de su apo­lí­nea fi­gu­ra! ¡Ma­ña­na im­pa­ga­ble! ¡Ma­ña­na me­mo­ra­ble! ¡Día his­tó­ri­co!

Ya es­tá con­su­ma­do el ac­to, gra­ba­do y re­pe­ti­do has­ta la sa­cie­dad, has­ta el in­fi­ni­to y por los si­glos de los si­glos, en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, en las re­des so­cia­les y en los dis­tin­tos ar­ti­lu­gios de la so­cie­dad de la des­in­for­ma­ción. ¡Ra­joy es cul­pa­ble! Y co­mo lo es, el re­in­ci­den­te se­cre­ta­rio ge­ne­ral so­cia­lis­ta, Pe­dro Sán­chez, ha pe­di­do, na­da más aca­bar el cir­co y en una de­cla­ra­ción leí­da con voz pre­si­den­cial an­te un atril con pro­pa­gan­da y es­cri­ta con an­te­la­ción, que Ma­riano Ra­joy pien­se en el in­te­rés de Es­pa­ña y di­mi­ta por dig­ni­dad y pa­ra no arras­trar en su caí­da el pres­ti­gio de la de­mo­cra­cia y las ins­ti­tu­cio­nes. Y su so­cio de fu­tu­ra mo­ción de cen­su­ra, Pa­blo Igle­sias, ha di­cho a con­ti­nua­ción, en el Con­gre­so de los Dipu­tados y en coor­di­na­ción con Sán­chez, que hoy mis­mo ha­bla­rá con el se­cre­ta­rio ge­ne­ral pa­ra for­zar un pleno ex­tra­or­di­na­rio en el que Ra­joy rin­da cuen­tas de su de­cla­ra­ción co­mo tes­ti­go en el jui­cio por el ca­so Gür­tel. Ha apos­ta­do por man­te­ner los cau­ces de co­la­bo­ra­ción pa­ra des­alo­jar al PP y a Ra­joy del Go­bierno, tras la ver­güen­za que le ha cau­sa­do ver a un pre­si­den­te del go­bierno de­cla­ran­do en un jui­cio por la fi­nan­cia­ción ile­gal de su par­ti­do, por su tono de im­per­ti­nen­cia y chu­le­ría an­te el tri­bu­nal y por los pri­vi­le­gios de los que (a su jui­cio) ha dis­fru­ta­do (en la com­pa­re­cen­cia) y que no re­ci­be cual­quier ciu­da­dano, co­mo el de en­trar por la puer­ta de atrás de la Au­dien­cia Na­cio­nal. Am­bos tie­nen ra­zón: ¡Ra­joy al pa­re­dón y los dos a co­go­ber­nar Es­pa­ña, que lo pi­den el pue­blo plu­ri­na­cio­nal y los gran­des ex­pre­sos eu­ro­peos!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.