Mi­reia Bel­mon­te, un oa­sis en Es­pa­ña

La ba­da­lo­ne­sa, úni­ca ale­gría jun­to a Ona Car­bo­nell y el wa­ter­po­lo fe­me­nino

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - ÁL­VA­RO ALON­SO

La alar­ga­da som­bra de Mi­reia Bel­mon­te so­lo bas­ta pa­ra ta­par par­te de las ca­ren­cias de los de­por­tes acuá­ti­cos en Es­pa­ña. La ba­da­lo­ne­sa de 26 años se col­gó en la tar­de de ayer su ter­ce­ra me­da­lla: pla­ta en los 400 me­tros es­ti­los, por de­trás de Ka­tin­ka Hoss­zú, en una nue­va ex­hi­bi­ción tác­ti­ca. Sus tres me­ta­les se unie­ron a los dos de Ona Car­bo­nell (pla­tas en so­lo li­bre y téc­ni­co de natación sin­cro­ni­za­da) y al sub­cam­peo­na­to de la se­lec­ción es­pa­ño­la fe­me­ni­na de wa­ter­po­lo. En to­tal, seis me­ta­les, que co­lo­ca­ron al país un­dé­ci­mo en el me­da­lle­ro.

La sin­cro­ni­za­da de­jó, al igual que la natación, un po­so de de­pen­den­cia so­bre Ona Car­bo­nell, en me­dio de un re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal y los cam­bios que se van a pro­du­cir en el cuer­po téc­ni­co. Mien­tras, el wa­ter­po­lo fe­me­nino (no así el mas­cu­lino) vio la luz con la nue­va hor­na­da. En la tar­de de ayer, al tiem­po que se apa­ga­ban las lu­ces en el Du­na Are­na de Bu­da­pest, to­có el aná­li­sis de la par­ti­ci­pa­ción en la natación. «Ten­go sen­ti­mien­tos con­tra­dic­to­rios, he­mos un he­cho un mun­dial en la par­te al­ta de nues­tra pirámide ex­cep­cio­nal, es el mun­dial más exi­to­so que he­mos he­cho, si qui­ta­mos el de Bar­ce­lo­na (2013)», se­ña­la­ba el di­rec­tor téc­ni­co de la fe­de­ra­ción, Al­bert Tu­be­lla, en­tre fe­liz y preo­cu­pa­do por­que los na­da­do­res no lo­gra­ron las mar­cas es­pe­ra­das.

Lo cier­to es que Mi­reia Bel­mon­te es un oa­sis al que so­lo se acer­có en es­ta oca­sión Jessica Vall (29 años), con un sép­ti­mo pues­to en la fi­nal de 100 bra­za y un oc­ta­vo en la de 200 bra­za, y Ji­me­na Pé­rez, a me­nos de un se­gun­do de la fi­nal en los 1.500 li­bre (en los 800 fue 18.ª). La cuar­ta na­da­do­ra del equi­po, Áfri­ca Za­mo­rano, fue 13.ª en las se­mi­fi­na­les de los 200 es­pal­da y 19.ª en las eli­mi­na­to­rias de los 100 es­pal­da.

Equi­po mas­cu­lino sin re­fe­ren­te

El equi­po na­cio­nal mas­cu­lino ape­nas tu­vo pre­sen­cia en las úl­ti­mas ron­das. So­lo Joan Lluís Pons se que­dó cer­ca de la fi­nal (a 58 cen­té­si­mas) en los 400 es­ti­los, ade­más de ser 26.º en los 200 ma­ri­po­sa. Asi­mis­mo, Hu­go Gon­zá­lez fue 23.º en los 100 es­pal­da, 32.º en los 200 es­pal­da y 26.º en los 200 es­ti­los; An­to­nio Arro­yo fue 23.º en los 800 li­bre y 22.º en los 1.500 li­bre; Mi­guel Du­rán fue 21.º en los 400 li­bre y 46.º en los 200 li­bre.

«Es­ta­mos en me­dio de un cam­bio de ge­ne­ra­ción, vie­ne una hor­na­da fuer­te de jú­nior y pin­ta bien la co­sa. Lo que no po­de­mos te­ner es pri­sa», ana­li­za Fer­nan­do Zar­zo­sa, en­tre­na­dor del CGTD, aun­que tam­bién asu­me que hay co­sas que cam­biar: «Al­go de­be­mos ha­cer mal cuan­do los na­da­do­res que es­tán rin­dien­do a un gran ni­vel en ca­te­go­rías in­fe­rio­res no lle­gan a los mis­mo re­sul­ta­dos en la ab­so­lu­tas». Eso sí, va­lo­ra po­si­ti­va­men­te el nue­vo pro­yec­to de la fe­de­ra­ción, «a lar­go pla­zo», y con­fía en que pron­to «apa­re­ce­rán na­da­do­res en fi­na­les».

So­lo Jessica Vall, en dos oca­sio­nes, ha lo­gra­do es­tar tam­bién en­tre las ocho me­jo­res

AL­BER­TO ES­TÉ­VEZ EFE

Mi­reia con­quis­tó ayer la pla­ta en los 400 es­ti­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.