Sos­pe­chas de frau­de en el re­sul­ta­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - A Fondo -

El re­sul­ta­do del do­min­go, se­gún la pre­si­den­ta del Con­se­jo Elec­to­ral, Ti­bi­say Lu­ce­na (8.069.320 vo­tos por los dis­tin­tos gru­pos y plan­chas del cha­vis­mo, da­do que la opo­si­ción no tu­vo re­pre­sen­ta­ción), no solo es in­só­li­to con­si­de­ran­do lo va­cíos que se vie­ron los cen­tros de vo­ta­ción, sino que, co­mo di­jo Ma­du­ro mi­nu­tos des­pués de las de­cla­ra­cio­nes de la pre­si­den­ta del en­te elec­to­ral, «es la vo­ta­ción más gran­de que ha­ya sa­ca­do la re­vo­lu­ción bo­li­va­ria­na en to­da su his­to­ria de 18 años».

Las en­cues­tas de opi­nión da­ban una in­ten­ción de vo­to no su­pe­rior al 12 % de la po­bla­ción, co­mo mos­tró un son­deo de Da­ta­ná­li­sis pu­bli­ca­do el sábado. Los nú­me­ros de la en­cues­ta­do­ra coin­ci­den, además, con un son­deo a pie de ur­na he­cho por la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca An­drés Be­llo, que co­lo­ca­ba la par­ti­ci­pa­ción en 2,4 mi­llo­nes de per­so­nas.

Ju­lio Bor­ges, pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, in­di­ca­ba ayer que la par­ti­ci­pa­ción fue de apro­xi­ma­da­men­te 3 mi­llo­nes de vo­tan­tes. Pe­ro los 8 mi­llo­nes de vo­tos su­pe­ran, in­clu­so, por unos 30.000 su­fra­gios, los ob­te­ni­dos por Hu­go Chá­vez en la elec­ción pre­si­den­cial del 2012, cuan­do el man­da­ta­rio, ya en­fer­mo de cán­cer, dis­fru­ta­ba de un pre­cio del pe­tró­leo de 120 dó­la­res, y por ca­si 2,5 mi­llo­nes los ob­te­ni­dos por los dipu­tados cha­vis­tas en el 2015.

Otro ex­per­to en elec­cio­nes, el di­rec­tor de Ve­ne­ba­ró­me­tro, Ed­gard Gutiérrez, in­di­có que «no im­por­ta la ci­fra que anun­ció Lu­ce­na». «Todos sa­be­mos que es un frau­de: la ci­fra que nun­ca ol­vi­da­re­mos es la de los ase­si­na­dos de ayer», di­jo. Y es que en ape­nas dos días, sábado y do­min­go, hu­bo 16 ase­si­na­tos, de ellos 13 el do­min­go. Es el nú­me­ro más al­to pa­ra un solo día des­de que em­pe­za­ron las pro­tes­tas con­tra Ma­du­ro, en abril de es­te año. Una ci­fra que el Go­bierno ob­vió pa­ra en­fo­car­se en una úni­ca muer­te: la de un guar­dia na­cio­nal ase­si­na­do con una gra­na­da lan­za­da en un cen­tro de vo­ta­ción en Tá­chi­ra, en la fron­te­ra con Co­lom­bia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.