La eje­cu­ti­va res­pon­de a Su­sa­na Díaz que son «un par­ti­do fe­de­ral, no una fe­de­ra­ción de par­ti­dos»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - P. H.

Pe­dro Sán­chez quie­re evi­tar una nue­va es­ca­la­da de con­fron­ta­ción con Su­sa­na Díaz, pe­ro eso no quie­re de­cir que ig­no­re sus pa­la­bras. La nú­me­ro dos del par­ti­do, Adria­na Las­tra, apro­ve­chó ayer su com­pa­re­cen­cia tras la úl­ti­ma reunión de la eje­cu­ti­va an­tes de las va­ca­cio­nes de agos­to pa­ra lan­zar un men­sa­je con­ci­lia­dor, al tiem­po que con­tun­den­te. «La so­cie­dad an­da­lu­za es­tá es­pe­ran­do que ha­ya un pre­si­den­te del Go­bierno so­cia­lis­ta; lo im­por­tan­te es su­mar pa­ra ga­nar; la de­re­cha lo que an­sía es un PSOE di­vi­di­do», ad­vir­tió.

Sus pa­la­bras re­ve­lan lo que pien­san en el equi­po del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del avi­so que lan­zó es­te do­min­go la pre­si­den­ta de An­da­lu­cía, en la clau­su­ra del con­gre­so de su fe­de­ra­ción, en la que es­pe­tó a Sán­chez eso de: «Nun­ca me hagas ele­gir en­tre dos lealtades». Dicen que es su «úl­ti­ma pa­ta­le­ta» en una ba­ta­lla or­gá­ni­ca que ya tie­ne per­di­da. «En el PSOE nun­ca se ha da­do esa dis­yun­ti­va en­tre lealtades y tam­po­co se va a dar aho­ra; el par­ti­do nun­ca ha de­fen­di­do al­go que fue­ra bueno pa­ra un te­rri­to­rio y ma­lo pa­ra otro», ar­gu­men­tó Las­tra. «So­mos un par­ti­do fe­de­ral y no una fe­de­ra­ción de par­ti­dos», apun­tó tam­bién en la mis­ma lí­nea.

El su­pues­to fon­do de es­tas nue­vas ten­sio­nes es el plan­tea­mien­to te­rri­to­rial de Sán­chez, fren­te al que la an­da­lu­za enar­bo­la la ban­de­ra an­ti­pri­vi­le­gios. Las­tra ase­gu­ró que no hay nin­gu­na dis­cre­pan­cia real en es­te asun­to y que todo el par­ti­do com­par­te tan­to la re­so­lu­ción del 39.º con­gre­so en la que se apues­ta por de­fi­nir Es­pa­ña co­mo Es­ta­do plu­ri­na­cio­nal co­mo la De­cla­ra­ción de Gra­na­da del 2013, en la que el PSOE des­cri­bió su pro­yec­to pa­ra una Es­pa­ña fe­de­ral. En todo ca­so, Adria­na Las­tra re­cor­dó a la di­ri­gen­te an­da­lu­za que «las re­so­lu­cio­nes son de obli­ga­do cum­pli­mien­to».

En la di­rec­ción fe­de­ral creen que aún pue­de ha­ber ti­ran­te­ces hasta que los con­gre­sos pro­vin­cia­les se ce­le­brean, pe­ro niegan re­co­rri­do a la po­lé­mi­ca. De he­cho, el va­len­ciano Xi­mo Puig, uno de los ba­ro­nes que más han apo­ya­do a Su­sa­na Díaz, ter­ció ayer en la po­lé­mi­ca pa­ra de­cir: «Yo creo que mi par­ti­do nun­ca me va a exi­gir que no sea leal a mis ciu­da­da­nos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.