El BNG lle­va­rá a la Fun­da­ción Fran­co a la UE mien­tras si­gue la ti­bie­za del PP

Al­fon­so Rue­da: «Te­ñen que man­ter­se e ac­tuar den­tro do mar­co xu­rí­di­co»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - M.BERAMENDI, C.BARRAL

El Blo­que Na­cio­na­lis­ta Ga­le­go (BNG) anun­ció ayer que so­li­ci­ta­rá de la Unión Eu­ro­pea una «con­de­na ro­tun­da» de la Fun­da­ción Fran­cis­co Fran­co por su ob­je­ti­vo de ha­cer apo­lo­gía de la dic­ta­du­ra y de la fi­gu­ra del dic­ta­dor du­ran­te las vi­si­tas que ges­tio­na en el pa­zo de Mei­rás. Así lo di­fun­dió a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do en una jor­na­da en la que no ce­sa­ron las crí­ti­cas a la ins­ti­tu­ción que ges­tio­na el le­ga­do del dic­ta­dor por ha­ber de­ja­do cons­tan­cia por es­cri­to de su ob­je­ti­vo de en­sal­zar la fi­gu­ra de Fran­co.

El Blo­que en­tien­de que es­to con­tra­vie­ne los mí­ni­mos prin­ci­pios de­mo­crá­ti­cos, va­lo­res que es­tán ab­so­lu­ta­men­te re­ñi­dos con «fa­cer apo­lo­xía do fas­cis­mo», en pa­la­bras de la eu­ro­dipu­tada na­cio­na­lis­ta, Ana Mi­ran­da. El BNG de Sa­da tam­bién re­gis­tró una mo­ción pa­ra que el pleno del Con­ce­llo se opon­ga a que es­ta en­ti­dad ges­tio­ne las vi­si­tas y pa­ra que el pa­zo sea de­vuel­to a la so­cie­dad. El alu­vión de crí­ti­cas des­de dis­tin­tas for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas y or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les con­tras­ta con el si­len­cio mos­tra­do por el PP­deG. De he­cho, ni ayer ni an­te­ayer pu­do ob­te­ner­se nin­gu­na va­lo­ra­ción por par­te de nin­gún dipu­tado ni car­go or­gá­ni­co a la es­pe­ra de que hoy se pro­nun­cie el pre­si­den­te gallego, Nú­ñez Fei­joo, al tér­mino del Con­se­llo da Xun­ta.

So­lo ha­bló el vi­ce­pre­si­den­te Al­fon­so Rue­da, sin sa­lir­se ni un mi­lí­me­tro de la lí­nea ar­gu­men­tal que ha­bía ex­pues­to la Con­se­lle­ría de Cul­tu­ra du­ran­te la jor­na­da an­te­rior. A pre­gun­tas de los pe­rio­dis­tas so­bre si la Xun­ta va a adop­tar al­gu­na me­di­da, Rue­da ase­gu­ró que han de cum­plir las nor­mas y las nor­mas son las de un país de­mo­crá­ti­co. «Te­ñen que man­ter­se e ac­tuar den­tro da or­de­nan­za xu­rí­di­ca, e iso en­tén­deo to­do o mun­do e ta­mén a fun­da­ción», se­ña­ló. El vi­ce­pre­si­den­te re­cor­dó que en su mo­men­to se lle­gó a abrir un ex­pe­dien­te san­cio­na­dor: «Fa­ría­mos exac­ta­men­te o mes­mo, esi­xir­lle á fun­da­ción que ac­túe den­tro da or­de­nan­za dun país de­mo­crá­ti­co, que é o que é Es­pa­ña».

Las in­ten­cio­nes de la Fun­da­ción Fran­co de en­sal­zar la gran­de­za de la fi­gu­ra de un dic­ta­dor en las vi­si­tas a Mei­rás, al­go que se­ría in­só­li­to en nin­gún país eu­ro­peo, han desata­do tam­bién una cas­ca­da de reac­cio­nes que pi­den la de­vo­lu­ción del pa­zo a la so­cie­dad ci­vil y que, in­clu­so, se ile­ga­li­ce la Fun­da­ción Fran­cis­co Fran­co, una ins­ti­tu­ción que ha re­ci­bi­do in­clu­so ayu­das pú­bli­cas. Es­ta es la pos­tu­ra que ha de­fen­di­do pú­bli­ca­men­te En Ma­rea.

Las reac­cio­nes a la no­ti­cia lle­gan tam­bién des­de Ma­drid. El se­cre­ta­rio de Me­mo­ria His­tó­ri­ca del PSOE, Fer­nan­do Mar­tí­nez, ma­ni­fes­tó ayer el «ab­so­lu­to re­cha­zo» de su par­ti­do a que la Fun­da­ción Na­cio­nal Fran­cis­co Fran­co sea la en­car­ga­da de ges­tio­nar las vi­si­tas, ya que con­si­de­ra que su ob­je­ti­vo es la «exal­ta­ción» del dic­ta­dor. El PSOE re­cuer­da los «su­ce­si­vos in­cum­pli­mien­tos» de la fa­mi­lia de Fran­cis­co Fran­co, pro­pie­ta­ria del pa­zo, pa­ra abrir al pú­bli­co un lu­gar que fue de­cla­ra­do BIC en el año 2008.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.