La lon­ja de pes­ca­do de Ri­bei­ra cie­rra sus puer­tas tras 26 años de ac­ti­vi­dad

Los pro­fe­sio­na­les que ope­ran Ri­bei­ra mues­tran su in­cer­ti­dum­bre y sus ex­pec­ta­ti­vas res­pec­to al cam­bio de ru­la y de mo­de­lo de ges­tión

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - A. GERPE

Las pu­jas se si­mul­ta­nean en la lon­ja de Ri­bei­ra a las seis de la tar­de. Un su­bas­ta­dor ofre­ce len­gua­do y, a so­lo unos cen­tí­me­tros, otro canta las co­ti­za­cio­nes de la ma­ra­go­ta, mien­tras un ter­ce­ro ha­ce lo pro­pio con la mer­lu­za y, un po­co más al fon­do, al­guien anun­cia que hay lo­tes de con­grio al mis­mo tiem­po que des­de el otro ex­tre­mo se avi­sa a quie­nes es­tén in­tere­sa­dos en el ju­rel. Has­ta ca­tor­ce su­bas­tas se rea­li­zan de for­ma con­jun­ta en un re­du­ci­do es­pa­cio. Los com­pra­do­res se arre­mo­li­nan jun­to a las ca­jas mien­tras lle­gan nue­vos pa­lés car­ga­dos de pes­ca­do de las flo­tas de arras­tre y ar­tes va­rias.

Al­guien ajeno ve­rá la es­tam­pa co­mo caó­ti­ca y, sin em­bar­go, tie­ne un or­den que no es­tá es­cri­to, pe­ro que to­dos co­no­cen. Ni si­quie­ra la disposición de la mer­can­cía es ca­sual, ca­da flo­ta tie­ne su es­pa­cio.

Ayer, la cuar­ta lon­ja de Ri­bei­ra vi­vió su úl­ti­ma gran su­bas­ta, la que con­gre­ga a bar­cos lle­ga­dos des­de Fis­te­rra, O Gro­ve o Cambados y a cer­ca de 300 com­pra­do­res de los más di­ver­sos lu­ga­res. En­tre ellos se en­con­tra­ba Mer­ce­des Pais, pro­ce­den­te de Cal­das de Reis, quien, a par­tir del lu­nes, ad­qui­ri­rá la mer­can­cía en la nue­va ru­la: «Aquí es­tou moi con­ten­ta, a ver o que pa­sa na ou­tra lon­xa. O edi­fi­cio, des­de lo­go, es­tá moi ben». Jun­to a ella, una boi­ren­se que pre­fie­re no dar su nom­bre y que re­co­no­ce te­ner bas­tan­te in­cer­ti­dum­bre an­te el cam­bio.

Cie­rre de­fi­ni­ti­vo

La ru­la ce­rra­rá hoy sus puer­tas de­fi­ni­ti­va­men­te, des­pués de 26 años de ser­vi­cio. Se­rá tras la pu­ja de ma­ris­co de las tres de la tar­de. No so­lo su­po­ne la des­pe­di­da de una ins­ta­la­ción que el pa­sa­do año mo­vió 31.834.716 kilos de pes­ca­do y lo­gró una fac­tu­ra­ción ré­cord de 43.261.625 eu­ros, im­pli­ca tam­bién la implantación de un nue­vo mo­de­lo de ges­tión. La de Ri­bei­ra de­ja­rá de ser la úni­ca lon­ja ga­lle­ga con­tro­la­da por un con­ce­llo. El ac­tual ad­mi­nis­tra­dor, Jo­sé Ma­nuel Ore­llán, re­cor­da­ba ayer que «fo­mos a pri­mei­ra lon­xa en co­me­zar a po­xar en eu­ros. Fi­xé­mo­lo a par­tir do 2 de xa­nei­ro do 2002, can­do Vi­go e A Co­ru­ña tar­da­ron va­rios me­ses. Usa­ba­mos un­has ta­bli­llas e a xen­te adap­tou­se moi ben».

A Ore­llán y a sus dos com­pa­ñe­ros, Jo­sé Ol­vei­ra y Joaquín Pé­rez, se les asig­na­rán otras fun­cio­nes en el Con­ce­llo de Ri­bei­ra. Re­cien­te­men­te se ju­bi­la­ron Nar­ci­so Coi­ra y Ja­vier Pai­sal. Lo que no es­tá de­fi­ni­do es el fu­tu­ro de la vie­ja lon­ja, que po­dría re­con­ver­tir­se en na­ve de re­de­ras.

MARCOS CREO

La lon­ja de Ri­bei­ra, abier­ta en 1991, ce­le­bró ayer la úl­ti­ma pu­ja del arras­tre y ar­tes me­no­res.

«Hay que abrir, en­con­trar­se con el mo­go­llón y co­rre­gir los pe­que­ños erro­res que pue­dan pro­du­cir­se» Ma­nuel To­más Su­bas­ta­dor

«Vou cos ollos pe­cha­dos por­que aín­da non sei co­mo vai fun­cio­nar, nin con­tro­lo o edi­fi­cio» Tri­ni Lois Com­pra­do­ra

«Sem­pre se agar­da que os cambios se­xan pa­ra me­llor. Eu su­po­ño que non ha­be­rá di­fe­ren­za» Ro­ger Suá­rez Ma­ris­ca­dor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.