Igle­sias ele­va la presión pa­ra apar­tar al lí­der de Po­de­mos en Ca­ta­lu­ña

La di­rec­ción na­cio­nal quie­re for­zar a Fa­chin a po­ner en jue­go su car­go en una asam­blea por su apoyo al re­fe­ren­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - GON­ZA­LO BAREÑO

El re­fe­ren­do de in­de­pen­den­cia en Ca­ta­lu­ña ha frac­tu­ra­do a Po­de­mos has­ta el pun­to de crear la pa­ra­dó­ji­ca si­tua­ción de que el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del par­ti­do, Pa­blo Igle­sias, tra­te de for­zar la des­ti­tu­ción su lí­der en esa co­mu­ni­dad, Al­bano Dan­te Fa­chin, pa­ra que el par­ti­do se so­me­ta a las te­sis de otra fuer­za po­lí­ti­ca: los co­mu­nes de Ada Co­lau. La rup­tu­ra en­tre Igle­sias y Fa­chin es ya irre­cu­pe­ra­ble. La ne­ga­ti­va del lí­der ca­ta­lán a asu­mir la lla­ma­da de Igle­sias a no par­ti­ci­par en un re­fe­ren­do uni­la­te­ral y a con­fluir con Ca­ta­lun­ya en Co­mú ha mo­vi­li­za­do la ma­qui­na­ria del apa­ra­to del par­ti­do mo­ra­do pa­ra apar­tar a Fa­chin. Pe­ro Igle­sias no lo tie­ne fá­cil, por­que la decisión de par­ti­ci­par en el re­fe­ren­do ile­gal ya fue res­pal­da­da ma­yo­ri­ta­ria­men­te por las ba­ses del par­ti­do en Ca­ta­lu­ña y Fa­chin es­tá dis­pues­to, ade­más, a rea­li­zar otra con­sul­ta a pri­me­ros de sep­tiem­bre.

Asam­blea fren­te a con­sul­ta

An­te ello, la es­tra­te­gia de la cú­pu­la de Po­de­mos es cer­car a Fa­chin pa­ra obli­gar­lo a con­vo­car cuan­to an­tes una asam­blea en la que se de­ba­tan de nue­vo y en pro­fun­di­dad am­bas cues­tio­nes: la con­sul­ta in­de­pen­den­tis­ta y la re­la­ción con Ca­ta­lun­ya en Co­mú. «To­do lo que afecta de for­ma di­rec­ta a nues­tra mi­li­tan­cia y a nues­tra ra­zón de ser, a la na­tu­ra­le­za de Po­de­mos en ca­da lu­gar y to­do lo que sea una de­ci- sión es­tra­té­gi­ca se tie­ne que tomar en abier­to y de­ba­tir y dis­cu­tir con las ba­ses», sos­tu­vo ayer la por­ta­voz de la eje­cu­ti­va na­cio­nal del par­ti­do, Noelia Ve­ra, su­mán­do­se a la presión ejer­ci­da en los úl­ti­mos días por Igle­sias y por el se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción, Pa­blo Eche­ni­que. «No­so­tros aca­ba­mos de pa­sar por una asam­blea na­cio­nal pa­ra de­fi­nir­nos y mar­car las es­tra­te­gias. Eso se tie­ne que re­pli­car cuan­do es­ta­mos ha­blan­do de al­go tan im­por­tan­te co­mo el en­ca­je de Ca­ta­lu­ña en Es­pa­ña», in­sis­tió.

Igle­sias y sus fie­les sos­tie­nen que la di­rec­ción del par­ti­do en Ca­ta­lu­ña no re­pre­sen­ta en es­te mo­men­to la plu­ra­li­dad de vo­ces a fa­vor o en con­tra del re­fe­ren­do que hay en los círcu­los de Po­de­mos en esa co­mu­ni­dad, y que por eso de­be ser mo­di­fi­ca­da. Al con­tra­rio de lo que ocu­rri­ría con una sim­ple con­sul­ta, la ce­le­bra­ción de una asam­blea obli­ga­ría a re­no­var los car­gos en Ca­ta­lu­ña y per­mi­ti­ría a Pa­blo Igle­sias for­zar a la mi­li­tan­cia a con­fron­tar su pro­pio li­de­raz­go con el de Fa­chin pa­ra apar­tar­lo del car­go, al es­ti­lo de lo que ocu­rrió con Íñi­go Erre­jón en la asam­blea na­cio­nal del par­ti­do. Pe­ro Fa­chin no es­tá dis­pues­to a po­ner en jue­go su car­go. El lí­der del par­ti­do en Ca­ta­lu­ña ya ad­vir­tió de que «no le co­rres­pon­de ni a Igle­sias ni a Eche­ni­que cam­biar a la di­rec­ción». «Lo que su­ce­de en Ca­ta­lu­ña se de­ci­de en Ca­ta­lu­ña», se­ña­ló.

No es es­ta la pri­me­ra vez que Igle­sias pre­ten­de for­zar la des­ti­tu­ción de uno de los lí­de­res re­gio­na­les de Po­de­mos por no acep­tar sus con­sig­nas. Ya lo hi­zo en Ga­li­cia con Breo­gán Rio­boo y tam­bién en el País Vas­co con Ro­ber­to Uriar­te, que di­mi­tió de­nun­cian­do pre­sio­nes del apa­ra­to.

MAR­TA PÉ­REZ EFE

Igle­sias y Fa­chin se sa­lu­dan en fe­bre­ro de es­te año, me­ses an­tes de es­ta­llar la cri­sis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.