Tu­ris­mo ru­ral en don­de no se co­me ni un so­lo bo­ca­do de ori­gen ani­mal

Una ca­sa de Ou­ren­se apues­ta por la die­ta ve­ga­na con gran éxi­to, evi­den­cian­do una ten­den­cia que ca­da vez va a más

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol - DIE­GO LUEN­GO, J.B.

A diez mi­nu­tos de los ca­ño­nes del Sil se en­cuen­tra el Ca­se­río da Cas­ti­ñei­ra. Es­ta ca­sa ru­ral que va ca­mino de cum­plir nue­ve años es di­fe­ren­te a to­das las de­más de Ga­li­cia. Es la úni­ca ca­sa ru­ral ve­ga­na en nues­tra co­mu­ni­dad, y de las po­cas que hay en Es­pa­ña. De he­cho, Ma­nuel, uno de los due­ños co­men­ta que «es­tas per­so­nas tie­nen com­pli­ca­do el ha­cer tu­ris­mo, so­bre to­do en Ga­li­cia, que es tie­rra de car­ne».

Des­de el pri­mer mo­men­to los due­ños qui­sie­ron ofre­cer en su pro­yec­to una ali­men­ta­ción de es­te es­ti­lo. Pe­ro ade­más, du­ran­te su es­tan­cia se po­drá con­tra­tar una die­ta de­tox y se­sio­nes de yo­ga o me­di­ta­ción. Pre­di­cien­do có­mo iba a evo­lu­cio­nar la sociedad, Ma­nuel y su mu­jer de­ci­die­ron lle­var a ca­bo su idea. Des­ta­ca que en otras zo­nas co­mo el me­di­te­rrá­neo, ya prác­ti­ca­men­te to­dos los res­tau­ran­tes cuen­tan con op­cio­nes ve­ga­nas y ve­ge­ta­ria­nas. Pe­ro en Ga­li­cia es­to es­tá tar­dan­do más tiem­po. Mu­chos creen que la co­mu­ni­dad de­be­ría ada­pa tar­se a las per­so­nas con es­te ti­po de ali­men­ta­ción. La can­ti­dad au­men­ta, «ca­da tem­po­ra­da te­ne­mos un ma­yor nú­me­ro de clien­tes en nues­tras ins­ta­la­cio­nes, el mo­vi­mien­to ve­gano va a más». Aña­de que «sí que es ver­dad que van apa­re­cien­do más op­cio­nes en los res­tau­ran­tes, pe­ro los tu­ris­tas ve­ga­nos, en el nor­te, se sien­ten muy li­mi­ta­dos».

Los da­tos lo de­mues­tran, la can­ti­dad de ve­ga­nos en nues­tro país ha ido au­men­tan­do. La apli­ca­ción Happy Cow pu­bli­có que en Es­pa­ña, en el 2011, ha­bía un to­tal de 353 tien­das y res­tau­ran­tes ve­ge­ta­ria­nos, ve­ga­nos o veg­friendly. En fe­bre­ro del 2017 ya ha­bía un to­tal de 1418 lo­ca­les, lo que su­pu­so en 6 años una apa­ri­ción de 1.065 nue­vas op­cio­nes.

Los da­tos ex­traí­dos de un in­for­me de la con­sul­to­ra Lan­tern so­bre la po­bla­ción per­mi­ten ver la mag­ni­tud de es­ta ten­den­cia: el 6,3 % de los adul­tos es­pa­ño­les son fle­xi­ta­ria­nos (no co­men car­ne sal­vo ex­cep­cio­nes), un 1,3 % si­gue una die­ta ve­ge­ta­ria­na y tan so­lo un 0,2 % ha op­ta­do por ser ve­gano. Es de­cir, que en nues­tro país hay al­re­de­dor de 3,6 mi­llo­nes de per­so­nas que ba­san su die­ta ca­si úni­ca­men­te en alimentos ve­ge­ta­les.

Pro­gra­ma «de­tox»

Car­men es una vi­gue­sa que acu­dió al Ca­se­río da Cas­ti­ñei­ra. Es­ta­ba bus­can­do un pro­gra­ma «de­tox», ade­más de un com­ple­men­to en yo­ga. El pro­gra­ma cons­ta de una se­rie de días en los que la ali­men­ta­ción es­tá ba­sa­da tan so­lo en ba­ti­dos ve­ge­ta­les. El ob­je­ti­vo que bus­can quie­nes si­guen es­te plan es eli­mi­nar an­ti­bió­ti­cos, gra­sas, pes­ti­ci­das, con­ser­van­tes o me­ta­les pe­sa­dos. De es­ta for­ma, ase­gu­ran que el cuer­po con­si­gue sen­tir­se mu­cho me­jor. Los ba­ti­dos es­tán com­pues­tos de fru­tas y ver­du­ras, ade­más de su­per­ali­men­tos, y re­co­mien­dan tomar tres a lo lar­go del día. Se­gún Car­men, gra­cias ellos «te en­cuen­tras ge­nial, no ne­ce­si­tas más alimentos». Aun­que pa­ra aque­llos con buen pa­la­dar les pue­da pa­re­cer un dis­pa­ra­te, la hués­ped tran­qui­li­za: «Cual­quie­ra pue­de aguan­tar­lo. A mí me en­can­ta comer y lo he lle­va­do per­fec­ta­men­te, no su­frí na­da. El pro­ble­ma es pa­ra aque­llas per­so­nas que son an­sio­sas». Ade­más, ase­gu­ra que la es­tan­cia le hi­zo sen­tir­se mu­cho me­jor y con mu­cha más vi­ta­li­dad. ¿Dón­de? En la Se­rra do Bur­go, Ri­bei­ra Sa­cra, Ou­ren­se.

¿Qué ofre­ce? Die­ta ve­ga­na, pla­nes «de­tox», ru­tas de sen­de­ris­mo y yo­ga.

¿Es­pa­cio? Cua­tro apar­ta­men­tos y una ha­bi­ta­ción doble.

Hués­pe­des to­man­do un ba­ti­do «de­tox» en el Ca­se­río da Cas­ti­ñei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.