Más de un mi­llar de bar­ban­za­nas vi­ven con pa­gas in­fe­rio­res a los 400 eu­ros al mes

Más de 1.400 bar­ban­za­nas vi­ven con pa­gas que no lle­gan a los 400 eu­ros al mes

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - MAR­TA GÓ­MEZ

Una de las ba­ta­llas que to­da­vía de­ben li­brar las mu­je­res es la de lo­grar la igual­dad sa­la­rial con res­pec­to a los hom­bres. El he­cho de que ellas ga­nen me­nos re­per­cu­te di­rec­ta­men­te en las pen­sio­nes y pro­vo­ca cir­cuns­tan­cias co­mo que en Bar­ban­za, de me­dia, las ju­bi­la­das co­bren unos 230 eu­ros me­nos que los bar­ban­za­nos que su­pe­ran los 65 años. Sin em­bar­go, hay otro as­pec­to en el que se evi­den­cia la de­sigual­dad en­tre unos y otras a lo lar­go de la his­to­ria, que lle­va a que mu­chas ve­ci­nas de la co­mar­ca se vean obligadas a vi­vir con me­nos de 400 eu­ros al mes. Y es que las fé­mi­nas son las prin­ci­pa­les per­cep­to­ras de las pen­sio­nes no con­tri­bu­ti­vas, aque­llas que in­gre­san las per­so­nas que, o bien no co­ti­za­ron, o no lo hi­cie­ron du­ran­te el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra te­ner de­re­cho a una pen­sión co­mún. El 75 % de es­tas pres­ta­cio­nes, tres de ca­da cua­tro, tie­nen co­mo des­ti­na­ta­rias a mu­je­res.

En el con­jun­to del área bar­ban­za­na son, se­gún los da­tos pu­bli­ca­dos a fi­na­les de ju­lio por el Ins­ti­tu­to Ga­le­go de Es­ta­tís­ti­ca (IGE), un to­tal de 1.913 los ve­ci­nos que co­bran una pen­sión no con­tri­bu­ti­va, y 1.433 de ellos son fé­mi­nas. Y es­to es así no por­que las mu­je­res se ne­ga­ran a co­ti­zar pa­ra lue­go po­der ju­bi­lar­se, sino por­que su in­cor­po­ra­ción al mer­ca­do la­bo­ral se pro­du­jo mu­cho más tar­de.

Otra cues­tión a te­ner en cuen­ta es que hay dos ti­pos de pres­ta­cio­nes no con­tri­bu­ti­vas: las que se co­bran al su­pe­rar los 65 años y las que se per­ci­ben por in­va­li­dez. Tam­bién en es­te as­pec­to hay no­ta­bles di­fe­ren­cias en­tre hom­bres y mu­je­res que evi­den­cian que la tardía in­cor­po­ra­ción de es­tas úl­ti­mas al mer­ca­do de tra­ba­jo es un las­tre. El 77,5 % de las pen­sio­nes no con­tri­bu­ti­vas de las bar­ban­za­nas (1.110) co­rres­pon­den a pa­gas por ju­bi­la­ción, y so­lo 323 son de in­va­li­dez. Sin em­bar­go, es­ta ten­den­cia se in­vier­te en el ca­so de los va­ro­nes y la ma­yo­ría de las pa­gas de es­te ti­po que per­ci­ben (el 58,3 %) obe­de­cen a si­tua­cio­nes en las que se ha acre­di­ta­do una dis­ca­pa­ci­dad igual o su­pe­rior al 65 %.

Al no rea­li­zar un tra­ba­jo re­mu­ne­ra­do, las mu­je­res no te­nían op­ción de pa­gar la cuo­ta co­rres­pon­dien­te a la Se­gu­ri­dad So­cial y eso ha pro­vo­ca­do una si­tua­ción de de­sigual­dad que ha ido a me­nos en los úl­ti­mos años, aun­que no de ma­ne­ra drás­ti­ca.

Ha­ce una dé­ca­da

Se­gún los úl­ti­mos da­tos, un 75 % de las pen­sio­nes no con­tri­bu­ti­vas co­rres­pon­den a fé­mi­nas, un por­cen­ta­je que se ha re­du­ci­do en dos pun­tos en la úl­ti­ma dé­ca­da. No en vano, en el 2006 la ci­fra de mu­je­res de Bar­ban­za que per­ci­bían una de es­tas pa­gas as­cen­día a 2.136, fren­te a los 637 hom­bres que es­ta­ban en la mis­ma si­tua­ción, y su­po­nía un 77 % del to­tal.

Con res­pec­to a las cuan­tías que re­ci­ben los be­ne­fi­cia­rios de es­tas pres­ta­cio­nes, las fi­ja el Es­ta­do y, en con­tra de lo que ocu­rre con las pen­sio­nes de ju­bi­la­ción co­mu­nes, en es­te ca­so no se dan di­fe­ren­cias en fun­ción del se­xo de quien la per­ci­be. Ca­da año se ac­tua­li­za, aun­que las va­ria­cio­nes no son de­ma­sia­do sig­ni­fi­ca­ti­vas. La pen­sión ín­te­gra du­ran­te es­te año as­cien­de a 5.165 eu­ros anua­les, lo que equi­va­le a un im­por­te men­sual —son 14 pa­gas— de 368,90 eu­ros. Es­ta es la me­dia, que en al­gu­nos ca­sos pue­de ver­se in­cre­men­ta­da has­ta los 553,35 eu­ros al mes si el so­li­ci­tan­te tie­ne un gra­do de dis­ca­pa­ci­dad su­pe­rior al 75 % y es de­pen­dien­te.

ILUS­TRA­CIÓN MATALOBOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.