«El Go­bierno se ais­la­rá y es­to le di­fi­cul­ta­rá so­bre­vi­vir»

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - P. O. G.

Pa­ra Emi­lio Fi­gue­re­do, can­ci­ller de Ve­ne­zue­la en la dé­ca­da de los 90 y ac­tual di­rec­tor de la web Ana­lí­ti­ca.com, Ma­du­ro es­tá sub­es­ti­man­do el men­sa­je que le en­vía la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, y eso so­lo pue­de sig­ni­fi­car más pro­ble­mas pa­ra él y pa­ra el país.

—¿Pue­de ob­viar Ma­du­ro la pre­sión in­ter­na­cio­nal?

—La Cons­ti­tu­yen­te des­co­no­ce la reali­dad in­ter­na­cio­nal. Más de 40 paí­ses la han con­de­na­do, pues es es­pu­ria tan­to en su ori­gen co­mo en su elec­ción. El mar­tes hay una reunión de can­ci­lle­res en Li­ma, en la que va­rios paí­ses se van a su­mar a las san­cio­nes de EE.UU. Has­ta aho­ra ha­bía una ac­ti­tud de «es­pe­rar pa­ra ver», una ac­ti­tud que pro­ba­ble­men­te cam­bie aho­ra.

—Hay quie­nes de­fien­den las san­cio­nes a fun­cio­na­rios del ré­gi­men, y quie­nes di­cen que es­tas no fun­cio­nan. ¿Qué opi­na?

—Las san­cio­nes son pro­gre­si­vas. Si se su­man la Unión Eu­ro­pea y los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos a las san­cio­nes in­di­vi­dua­les que ha es­ta­ble­ci­do EE.UU., y se de­sig­na al país co­mo «Es­ta­do fo­ra­ji­do», es­to va a te­ner co­mo efec­to in­me­dia­to el cie­rre de to­das las puer­tas pa­ra que Ve­ne­zue­la ob­ten­ga re­cur­sos, Pa­ra Fi­gue­re­do, Ma­du­ro sub­es­ti­ma el men­sa­je que le en­vía la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal

y tam­bién pue­de co­men­zar a ha­ber li­mi­ta­cio­nes al co­mer­cio in­ter­na­cio­nal. El Go­bierno cree que Ru­sia es una ta­bla de sal­va­ción, pe­ro esa es una pé­si­ma es­tra­te­gia.

—¿Es po­si­ble la pre­sión in­ter­na­cio­nal sin pre­sión de la ca­lle?

—La pre­sión en la ca­lle tie­ne que man­te­ner­se, a lo me­jor con otras for­mas, la pro­tes­ta de­be se­guir; ade­más, aquí no han cam­bia­do las cir­cuns­tan­cias, ma­ña­na no va a ha­ber más ali­men­tos o me­di­ci­nas gra­cias a la Cons­ti­tu­yen­te. Va a ha­ber me­nos, de he­cho, y eso lo van a ver tam­bién sus muy men­gua­dos vo­tan­tes.

—¿Su es­ce­na­rio?

—Vie­ne una si­tua­ción de cri­sis muy com­pli­ca­da. Pre­su­mo que el Go­bierno, vién­do­se tan aco­rra­la­do, usa­rá la Cons­ti­tu­yen­te po­der ne­go­ciar cual­quier fór­mu­la de res­ta­ble­ci­mien­to del or­den cons­ti­tu­cio­nal. Si se ra­di­ca­li­za, va a au­men­tar la pre­sión in­ter­na­cio­nal; el país se ais­la­rá, y ais­la­do se­rá más com­pli­ca­da aún la sostenibilidad del ré­gi­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.