Una par­te de la po­bla­ción que ge­ne­ra gas­to pe­ro apor­ta gran­des be­ne­fi­cios

Ab­sor­ben dos ter­cios de lo que se in­vier­te en re­ce­tas, y uno de ca­da tres ayu­da a con­ci­liar cui­dan­do de sus nie­tos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - A Fondo - ELISA ÁL­VA­REZ

Apli­can­do la co­rrec­ción po­lí­ti­ca ha­bría que ha­blar de ma­yo­res o de eda­des avan­za­das, pe­ro Ga­li­cia sen­ci­lla­men­te en­ve­je­ce. Y lo se­rá más en los pró­xi­mos años. Y ca­da vez cos­ta­rá más man­te­ner a una po­bla­ción en­ve­je­ci­da. ¿Cuán­to? De­pen­de de có­mo se abor­de, des­de ya, la aten­ción a es­te co­lec­ti­vo. Por­que los que pa­san de los 65 años son tam­bién una ri­que­za so­cial.

SA­NI­DAD

Ca­si to­do el gas­to far­ma­céu­ti­co. Una par­te muy im­por­tan­te del gas­to sa­ni­ta­rio pi­vo­ta en los ma­yo­res. Pe­ro no pue­de ha­blar­se de los 65 años co­mo el pun­to de in­fle­xión. Des­de el Ser­gas ya tra­ba­jan con los 75, la edad en la que se mul­ti­pli­can las pa­to­lo­gías, los tra­ta­mien­tos y las vi­si­tas hos­pi­ta­la­rias. Y hay da­tos que así lo co­rro­bo­ran. El 23 % de la po­bla­ción ga­lle­ga lle­ga a los 65. Con­su­men el 62,4 % de las re­ce­tas y pro­du­cen el 49 % de los epi­so­dios de hos­pi­ta­li­za­ción. Pe­ro la pro­por­ción se dis­pa­ra con los ma­yo­res de 80. Aun­que so­lo son el 8 % del to­tal de la po­bla­ción, con­su­men el 38 % de las re­ce­tas y el 27 % de las hos­pi­ta­li­za­cio­nes.

DE­PEN­DEN­CIA

A par­tir de los 75 se ele­va. En Ga­li­cia, se­gún los da­tos de ju­nio del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad y Ser­vi­cios So­cia­les, hay 49.000 per­so­nas be­ne­fi­cia­rias de la de­pen­den­cia. No to­dos son ma­yo­res, pe­ro sí la ma­yo­ría. La fal­ta de au­to­no­mía per­so­nal es una de las con­se­cuen­cias de la ve­jez, de ahí la im­por­tan­cia de pro­mo­ver un en­ve­je­ci­mien­to ac­ti­vo. La Es­tra­te­xia Ga­le­ga de En­ve­lle­ce­men­to Ac­ti­vo (2016-2020) ela­bo­ra­da por la Xun­ta, re­co­ge un es­tu­dio so­bre el per­fil de las per­so­nas de 55 o más años que re­fle­ja que el 49,8 % de los que tie­nen 65 o más años tie­nen al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad re­co­no­ci­da igual o su­pe­rior al 33 %, sien­do la que tie­ne más in­ci­den­cia la fí­si­ca. Una de ca­da cin­co per­so­nas de 75 o más años tie­ne al­gún gra­do de li­mi­ta­ción de su au­to­no­mía per­so­nal re­co­no­ci­do.

PO­LÍ­TI­CA SO­CIAL

Cui­dan de los ma­yo­res y de

los me­no­res. La pre­ven­ción y el en­ve­je­ci­mien­to ac­ti­vo no so­lo lo­gran aho­rros. Ge­ne­ran ri­que­za. Y mu­cha. Los ma­yo­res su­po­nen un desaho­go pa­ra de­ce­nas de mi­les de fa­mi­lias ga­lle­gas. Una de ca­da tres per­so­nas de 55 a 79 años ayu­da a cui­dar de sus nie­tos, sien­do lo más ha­bi­tual ha­cer­lo to­dos los días o al­gu­na vez a la se­ma­na. Ca­si el 15 % de es­te co­lec­ti­vo ejer­ce co­mo cui­da­dor de otras per­so­nas, bien por mo­ti­vos de sa­lud o por una si­tua­ción de de­pen­den­cia, ya sea de su pa­re­ja, pro­ge­ni­tor u otro fa­mi­liar.

EL EN­TORNO SO­CIAL

El 90 % man­tie­nen el con­tac­to con sus ve­ci­nos. Nue­ve de ca­da diez ma­yo­res de 65 ha­blan con ve­ci­nos, bien to­dos los días o al me­nos una vez a la se­ma­na. No obs­tan­te, en la en­cues­ta de la es­tra­te­gia ga­lle­ga con­tra el en­ve­je­ci­mien­to se re­co­ge que un 6 % no tie­ne a na­die con quien ha­blar de te­mas per­so­na­les, y un 2,3 % ni si­quie­ra a quien pe­dir ayu­da en ca­so de ne­ce­si­dad.

EL FU­TU­RO SA­NI­TA­RIO

Ale­jar al ma­yor del hos­pi­tal. No im­pli­ca no aten­der a los ma­yo­res, sino ha­cer­lo có­mo y dón­de sea más ade­cua­do. Es ya una his­tó­ri­ca reivin­di­ca­ción la pues­ta en marcha de cen­tros de cró­ni­cos. Y es que los hos­pi­ta­les de la co­mu­ni­dad ga­lle­ga son de agu­dos, es de­cir, es­tán do­ta­dos de tec­no­lo­gía y es­pe­cia­lis­tas pa­ra abor­dar pro­ce­sos agu­dos, no do­len­cias cró­ni­cas que son las que bá­si­ca­men­te afec­tan a los ma­yo­res. La aten­ción a do­mi­ci­lio, el uso de nue­vas tec­no­lo­gías co­mo la te­le­me­di­ci­na, o dar más he­rra­mien­tas pa­ra que el ma­yor sea aten­di­do en su cen­tro de sa­lud son al­gu­nos de los re­tos en los que ya se es­tá tra­ba­jan­do. Y, el más ur­gen­te, la pre­ven­ción de en­fer­me­da­des y el fo­men­to del au­to­cui­da­do en­tre los ma­yo­res.

EL FU­TU­RO SO­CIAL

Me­jor en su en­torno. Fa­ci­li­tar que las per­so­nas ma­yo­res vi­van en su ho­gar siem­pre que sea po­si­ble y quie­ran. No so­lo es el de­seo de la ma­yo­ría de los ciu­da­da­nos que van cum­plien­do años sino que de es­ta for­ma se fo­men­ta su au­to­no­mía per­so­nal y, te­nien­do en cuen­ta que la po­bla­ción ru­ral es una de las más en­ve­je­ci­das, tam­bién se evi­ta el aban­dono de pe­que­ños nú­cleos. Bien sea des­de la ayu­da a do­mi­ci­lio de los con­ce­llos has­ta el apro­ve­cha­mien­to de las nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra evi­tar que el ma­yor ten­ga que aban­do­nar su ca­sa. Una de las lí­neas es­tra­té­gi­cas de es­te plan gallego pa­sa ade­más por po­ner en va­lor la re­vo­lu­ción de la lon­ge­vi­dad. ¿Có­mo? Por ejem­plo, in­clu­yen­do en el cu­rrícu­lo edu­ca­ti­vo con­te­ni­dos so­bre el pa­pel de los ma­yo­res en la so­cie­dad, fo­men­tan­do el em­pren­di­mien­to sé­nior o eli­mi­nan­do tér­mi­nos que in­ci­dan en es­te­reo­ti­pos.

ILUS­TRA­CIÓN PI­LAR CANICOBA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.