La Fes­ta do Al­ba­ri­ño se sal­da con 201 de­nun­cias a con­duc­to­res que die­ron po­si­ti­vo en al­cohol o dro­gas

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - BEA COS­TA

El día des­pués de la mul­ti­tu­di­na­ria Fes­ta do Al­ba­ri­ño de Cam­ba­dos es ya un clá­si­co ha­blar del ba­lan­ce de al­coho­le­mias. La Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co reali­zó un dis­po­si­ti­vo es­pe­cial con mo­ti­vo de es­tas fies­tas que arro­jó un sal­do de 201 de­nun­cias por po­si­ti­vos en las prue­bas de al­coho­le­mia y con­su­mo de dro­gas; a ma­yo­res, otros dos con­duc­to­res fue­ron de­nun­cia­dos por ne­gar­se a so­me­ter­se a es­tos con­tro­les. De los 188 que die­ron po­si­ti­vo, die­ci­séis su­pe­ra­ban la ta­sa de 0,60 mg/l en ai­re es­pi­ra­do, lo que im­pli­ca la aper­tu­ra de di­li­gen­cias ju­di­cia­les. En to­tal se rea­li­za­ron 3.169 prue­bas du­ran­te el fin de se­ma­na en los prin­ci­pa­les ac­ce­sos al cen­tro ur­bano.

Las ci­fras del 2017 son li­ge­ra­men­te su­pe­rio­res a las de años an­te­rio­res. En la pa­sa­da edi­ción hu­bo 172 po­si­ti­vos en al­coho­le­mia y ca­tor­ce en dro­gas, y en la del 2015, 161 con­duc­to­res su­pe­raron la ta­sa lí­mi­te de al­cohol en el or­ga­nis­mo y seis, en dro­gas.

Fru­to del ope­ra­ti­vo tam­bién se de­nun­ció a otros dos con­duc­to­res por ne­gar­se a rea­li­zar las prue­bas y a otro por un su­pues­to de­li­to con­tra la se­gu­ri­dad vial, por con­du­cir tras ha­ber ago­ta­do el sal­do de pun­tos de su per­mi­so de con­du­cir.

De los con­duc­to­res so­me­ti­dos al test sa­li­val pa­ra de­tec­tar la pre­sen­cia de dro­gas en el or­ga­nis­mo, más de la mi­tad die­ron po­si­ti­vo —tre­ce de vein­ti­cin­co— y las sus­tan­cias más con­su­mi­das vol­vie­ron a ser el can­na­bis, se­gui­do de la co­caí­na.

En el ca­so de las al­coho­le­mias, los in­frac­to­res se en­fren­tan a mul­tas de 500 y 1.000 eu­ros, de­pen­dien­do de la ta­sa que arro­ja­ran en la prue­ba y de si son re­in­ci­den­tes, y a la re­ti­ra­da de seis pun­tos del per­mi­so de con­du­cir.

En el ca­so de los po­si­ti­vos en dro­gas, la in­frac­ción es­tá ca­ta­lo­ga­da co­mo muy gra­ve por la ley y es­tá cas­ti­ga­da con una san­ción de mil eu­ros y la re­ti­ra­da de seis pun­tos del car­né.

«Si bien son una mi­no­ría los con­duc­to­res que han arro­ja­do re­sul­ta­do po­si­ti­vo, el ba­lan­ce no es sa­tis­fac­to­rio, to­da vez que lo desea­ble es for­ma­li­zar el me­nor nú­me­ro de ac­tua­cio­nes po­si­bles de­ri­va­das del con­su­mo de es­tas sus­tan­cias», se­gún apun­ta la Guar­dia Ci­vil vía co­mu­ni­ca­do de pren­sa. Co­mo as­pec­to po­si­ti­vo, des­ta­ca que no hu­bo nin­gún si­nies­tro gra­ve.

Las al­coho­le­mias no son so­lo un pro­ble­ma al vo­lan­te. Tras las bo­rra­che­ras del Al­ba­ri­ño es­tán mu­chos de los al­ter­ca­dos de al­te­ra­ción del or­den pú­bli­co que hu­bo du­ran­te la fies­ta, a ma­yo­res de nu­me­ro­sas in­to­xi­ca­cio­nes etí­li­cas, tam­bién en­tre me­no­res, co­mo con­se­cuen­cia del fe­nó­meno del bo­te­llón.

Bo­te­llón fren­te a la tra­di­ción

La tra­di­ción de la fies­ta man­da acu­dir al pa­seo de A Cal­za­da a ca­tar los dis­tin­tos rías bai­xas que po­nen a la ven­ta las bo­de­gas, pe­ro ha­ce años que la fies­ta ha to­ma­do otra de­ri­va, es­pe­cial­men­te en­tre los más jó­ve­nes. Sea en las ca­se­tas del vino, en el pa­seo ma­rí­ti­mo o en los ba­res, los ex­ce­sos son ha­bi­tua­les en la ci­ta de prin­ci­pios de agos­to en Cam­ba­dos.

Las au­to­ri­da­des no se can­san de re­co­men­dar el con­su­mo con mo­de­ra­ción pe­ro si­gue sin ha­ber quien atien­da a es­tos con­se­jos y co­ge el co­che ba­jo los efec­tos del al­cohol. Pe­se a es­te es­ce­na­rio, des­de el Con­ce­llo des­ta­ca­ban ayer la au­sen­cia de in­ci­den­cias gra­ves du­ran­te la fies­ta lo cual, en opi­nión de la al­cal­de­sa Fá­ti­ma Abal, de­mues­tra que ca­da vez la gen­te es más res­pon­sa­ble en re­la­ción a es­te asun­to.

El Con­ce­llo de Cam­ba­dos to­da­vía no es­ta­ba ayer en dis­po­si­ción de ofre­cer los da­tos de bo­te­llas ven­di­das en el re­cin­to ofi­cial —en años pa­sa­dos ron­dó las 85.000— pe­ro val­ga co­mo mues­tra del al­to con­su­mo de vino que se pro­du­ce en es­tas fies­tas el he­cho de que des­de el miér­co­les al me­dio­día al sá­ba­do por la tar­de se ven­die­ron los 35.000 ca­ta­vi­nos dis­pues­tos pa­ra la fies­ta, y to­da­vía que­da­ba la no­che y to­do el domingo por de­lan­te pa­ra be­ber.

MAR­TI­NA MISER

Uno de los con­tro­les del pa­sa­do fin de se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.