Mo­lei­ro clo­na el «Li­bro de la caza», un ma­nual con más de seis si­glos

La obra de Fé­bus pre­sen­ta la mon­te­ría co­mo vía de ac­ce­so al Pa­raí­so de los ca­za­do­res

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Cultura - RO­DRI GAR­CÍA

Du­ran­te más de dos si­glos el Li­bro de la caza era el ma­nual de re­fe­ren­cia pa­ra cual­quier ca­za­dor de la Edad Me­dia. El tex­to fue dic­ta­do a un es­cri­ba por el no­ble fran­cés Gas­ton Fé­bus, con­de de Foix, en­tre 1387 y 1389, y de los 44 ejem­pla­res que se con­ser­van en la ac­tua­li­dad, «el ma­nus­cri­to Fra­nçais 616 es sin du­da el más be­llo y más com­ple­to». Es­to ex­pli­ca el edi­tor Ma­nuel Mo­lei­ro, es­pe­cia­li­za­do en la re­pro­duc­ción de có­di­ces, ma­pas y obras de ar­te rea­li­za­das so­bre per­ga­mino. «Por pri­me­ra y úni­ca vez clo­na­mos el Li­bro de la caza», de­ta­lla Mo­lei­ro. El vo­lu­men ori­gi­nal que ha si­do re­pro­du­ci­do se con­ser­va en la Bi­blio­te­ca Na­cio­nal de Francia, des­pués de ha­ber pa­sa­do por nu­me­ro­sos pro­pie­ta­rios, en­tre ellos el her­mano de Car­los V o el du­que de Bor­go­ña.

El tex­to «es­tá es­cri­to en un ex­ce­len­te fran­cés sem­bra­do de ca­rac­te­res nor­man­do y pi­car­dos», des­ta­ca el edi­tor, y ade­más de las cues­tio­nes de la caza in­clu­ye el Li­bro de ora­cio­nes, del mis­mo au­tor, y un se­gun­do tra­ta­do que lle­va por tí­tu­lo Pla­ce­res de la caza, cu­yo au­tor es Ga­ce de la Buig­ne.

La pre­sen­cia de es­tos dos anexos, in­di­ca Mo­lei­ro, se de­be a que «más allá de la caza, es­te tra­ta­do tan per­so­nal y ori­gi­nal es an­te to­do una obra pro­pia de su tiem­po, cuan­do la idea del pe­ca­do y del te­mor a la con­de­na­ción era om­ni­pre­sen­te». Por ello, Gas­ton Fé­bus «pre­sen­ta la caza co­mo un ejer­ci­cio de re­den­ción que per­mi­ti­ría al ca­za­dor el ac­ce­so di­rec­to al Pa­raí­so».

El ar­gu­men­to que da­ba, in­di­can los edi­to­res, es que la ac­ti­vi­dad fí­si­ca de la caza «es un re­me­dio per­fec­to pa­ra evi­tar la ocio­si­dad, fuen­te de to­dos los ma­les, al tiem­po que man­tie­ne la pru- den­cia de cuer­po y men­te y evi­ta así to­da po­si­bi­li­dad de pe­ca­do». En es­ta lí­nea re­su­men: «Lo que es­ta obra po­ne so­bre la me­sa no es otra co­sa que la tra­ge­dia de la exis­ten­cia hu­ma­na, la bús­que­da de la vi­da eter­na».

En la Fe­ria del Li­bro de A Co­ru­ña, que se ce­le­bra has­ta el pró­xi­mo jue­ves, la ca­se­ta de Mo­lei­ro tie­ne es­ta obra clo­na­da co­mo una de sus prin­ci­pa­les no­ve­da­des. «Nues­tra edi­ción es: pri­me­ra, úni­ca e irre­pe­ti­ble, li­mi­ta­da y nu­me­ra­da a 987 ejem­pla­res», di­ce el edi­tor, na­tu­ral de Ou­ren­se y afin­ca­do en Bar­ce­lo­na.

Ca­da uno de los sie­te ca­pí­tu­los del li­bro, a los que se su­man el pró­lo­go y el epí­lo­go, des­cri­ben có­mo lle­var a ca­bo una ca­ce­ría, des­de el oso al co­ne­jo, pen­san­do so­bre to­do en jó­ve­nes apren­di­ces, «una en­se­ñan­za con­ci­sa pe­ro con la vi­va­ci­dad y el in­te­rés pro­pios de al­guien a quien le apa­sio­na la te­má­ti­ca», in­di­can los edi­to­res. Tam­bién des­ta­can la aten­ción que el au­tor pres­ta a los pe­rros, de los que des­cri­be des­de las ra­zas has­ta los com­por­ta­mien­tos, có­mo en­tre­nar­les, dar­les de co­mer e in­clu­so cu­rar sus en­fer­me­da­des. Por to­do ello, con­si­de­ran que, tal y co­mo re­fle­ja la pu­bli­ca­ción, «re­sul­ta pa­ten­te que la caza, afi­ción por ex­ce­len­cia de cual­quier se­ñor de la Edad Me­dia, no es so­la­men­te un pa­sa­tiem­po, sino que con­lle­va­ba mu­chas ha­bi­li­da­des y cua­li­da­des tan­to hu­ma­nas co­mo pro­fe­sio­na­les».

Ri­que­za pic­tó­ri­ca

En cuan­to a las mi­nia­tu­ras que for­man par­te del Li­bro de la caza, per­te­ne­cien­tes a la ilus­tra­ción pa­ri­si­na de prin­ci­pios del si­glo XV, «po­cos son los li­bros de­di­ca­dos al ar­te de la mon­te­ría cu­ya ri­que­za pic­tó­ri­ca sea com­pa­ra­ble a la de las bi­blias», in­di­can. Son 87 mi­nia­tu­ras que fue­ron en­car­ga­das a va­rios ar­tis­tas, la ma­yor par­te de los cua­les eran in­te­gran­tes de la de­no­mi­na­da co­rrien­te Bed­ford.

En es­tas imá­ge­nes, más allá de las lec­cio­nes de caza que mues­tran, con­tie­nen una lec­ción de vi­da con vin­cu­la­cio­nes que eran pro­pias de la épo­ca co­mo eran los jue­gos de co­rres­pon­den­cias en los cua­les las par­tes del cuer­po hu­mano se re­la­cio­na­ban con los pla­ne­tas y las es­tre­llas y las flo­res con el cie­lo.

MA­NUEL MO­LEI­RO

Có­mo ca­zar al ja­ba­lí. Las pá­gi­nas de es­te vo­lu­men es­tán ilus­tra­das por 87 mi­nia­tu­ras en las que se ex­pli­can cues­tio­nes co­mo la for­ma de ca­zar, aba­tir y pre­pa­rar un ja­ba­lí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.