La ONU de­nun­cia torturas y vio­len­cia ge­ne­ra­li­za­da del Go­bierno de Ma­du­ro

«Hay mi­les de de­ten­cio­nes ar­bi­tra­rias y uso sis­te­má­ti­co de fuer­za ex­ce­si­va», cri­ti­ca

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTERO

El Al­to Co­mi­sio­na­do de la ONU pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos de­nun­ció «uso ge­ne­ra­li­za­do y sis­te­má­ti­co de fuer­za ex­ce­si­va, y de­ten­cio­nes ar­bi­tra­rias con­tra ma­ni­fes­tan­tes» en Ve­ne­zue­la, en un co­mu­ni­ca­do sus­cri­to por el je­fe de ese des­pa­cho, Zeid Ra’ad Al Hus­sein, en el que tam­bién se in­di­có que «va­rios mi­les de per­so­nas han si­do de­te­ni­das ar­bi­tra­ria­men­te, mu­chas de ellas víc­ti­mas de ma­los tra­tos e in­clu­so de torturas», se­gún las «en­tre­vis­tas rea­li­za­das a dis­tan­cia» que la ONU ha rea­li­za­do, en vis­ta de que el Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro im­pi­dió el ac­ce­so al país.

«Se­gún in­di­cios ve­ro­sí­mi­les, las fuer­zas de se­gu­ri­dad han in­fli­gi­do tra­tos crue­les, in­hu­ma­nos o de­gra­dan­tes a los de­te­ni- dos, y que en al­gu­nas oca­sio­nes han re­cu­rri­do a la tor­tu­ra», se­ña­la el in­for­me de Al Hus­sein, que tam­bién de­nun­ció el uso de «cho­ques eléc­tri­cos, prác­ti­cas de col­gar a los reos de las mu­ñe­cas du­ran­te pe­río­dos pro­lon­ga­dos, as­fi­xiar­los con ga­ses y ame­na­zar­los con la muer­te, y en al­gu­nos ca­sos con la vio­len­cia se­xual, a ellos y a sus fa­mi­lia­res. Es­tas vio­la­cio­nes ocu­rren en ple­na rup­tu­ra del es­ta­do de De­re­cho en Ve­ne­zue­la. La res­pon­sa­bi­li­dad de las vio­la­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos co­rres­pon­de a los más al­tos ni­ve­les del Go­bierno».

Has­ta el 31 de ju­lio, in­di­ca el in­for­me, más de 5.000 per­so­nas han si­do ob­je­to de de­ten­cio­nes ar­bi­tra­rias en la es­ca­la­da de vio­len­cia que vi­ve ese país. Abo­ga­dos de de­re­chos hu­ma­nos en Ca­ra­cas se­ña­la­ron que la de­nun­cia de la ONU es im­por­tan­te por­que obli­ga­ría al Tri­bu­nal Pe­nal In­ter­na­cio­nal a una even­tual de­man­da por crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad con­tra Ma­du­ro y miem­bros de su Go­bierno.

La de­nun­cia no ha­ce más que agra­var el ais­la­mien­to in­ter­na­cio­nal del ré­gi­men. Ayer, 17 can­ci­lle­res de La­ti­noa­mé­ri­ca, que cuen­tan con el aval de Es­pa­ña, el Reino Uni­do y Es­ta­dos Uni­dos, en­tre otros, se reunie­ron en Li­ma pa­ra dis­cu­tir la ma­ne­ra de afron­tar la cri­sis ve­ne­zo­la­na. Los re­pre­sen­tan­tes de los paí­ses asis­ten­tes de­nun­cia­ron en un co­mu­ni­ca­do la rup­tu­ra del or­den de­mo­crá­ti­co en Ve­ne­zue­la, no re­co­no­cen la Cons­ti­tu­yen­te y no sus­cri­bi­rán nin­gún con­ve­nio que no sea apro­ba­do por la Asam­blea Na­cio­nal ve­ne­zo­la­na, ade­más de apo­yar a la fis­cal ge­ne­ral Lui­sa Or­te­ga Díaz y exi­gir que se de­ten­ga «la trans­fe­ren­cia de ar­mas a Ve­ne­zue­la, a la luz de los ar­tícu­los 6 y 7 del Tra­ta­do so­bre co­mer­cio de ar­mas».

Nue­vo pa­que­te de san­cio­nes

Es­ta­dos Uni­dos, por su par­te, pre­pa­ra ya un nue­vo pa­que­te de me­di­das san­cio­na­do­ras con­tra fun­cio­na­rios ve­ne­zo­la­nos que in­clui­ría im­pe­dir que ciu­da­da­nos de ese país ten­gan ne­go­cios con ellos, y con­ge­la­rán sus ac­ti­vos en Es­ta­dos Uni­dos. En esa pri­me­ra lis­ta ya fi­gu­ra el pro­pio Ma­du­ro, que es uno de los cua­tro pre­si­den­tes in­clui­dos en la lis­ta de la Ofi­ci­na de Con­trol de Ac­ti­vos Ex­tran­je­ros (los otros son Kim Jong-Un, Ba­char Al Asad y Ro­bert Mu­ga­be). El pa­no­ra­ma de com­pli­ca­cio­nes in­ter­na­cio­na­les pa­ra el Go­bierno cha­vis­ta se su­ma el re­cha­zo de la aso­cia­ción de fis­ca­les de Mer­co­sur a la des­ti­tu­ción de Lui­sa Or­te­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.