La cría de pí­lla­ra en Co­ro­so ba­tió es­te ve­rano el ré­cord his­tó­ri­co de Ga­li­cia

El gru­po au­to­nó­mi­co que vi­gi­la la evo­lu­ción del ave pro­te­gi­da des­ta­ca los re­sul­ta­dos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia - P. CALVEIRO

Fi­na­li­za­da la tem­po­ra­da de cría de la pí­lla­ra de las du­nas, los re­sul­ta­dos han si­do pa­ra en­mar­car en el área bar­ban­za­na. El mé­ri­to del re­pun­te en la población del ave ca­ta­lo­ga­da por la Con­se­lle­ría de Me­dio Am­bien­te co­mo es­pe­cie vul­ne­ra­ble (gra­do que pre­ce­de al de ani­mal en pe­li­gro de ex­tin­ción), tie­ne su origen en la pla­ya de Co­ro­so. El are­nal ri­bei­ren­se se ha con­ver­ti­do en el bastión pa­ra la con­ser­va­ción de la es­pe­cie, des­pués de ba­tir es­te ve­rano el ré­cord his­tó­ri­co de Ga­li­cia y al­can­zar el ma­yor nú­me­ro de po­llue­los de los úl­ti­mos 20 años, des­de que se co­men­zó a es­tu­diar la evo­lu­ción de es­te pe­que­ño pá­ja­ro pro­pio de la zo­na cos­te­ra cu­ya per­vi­ven­cia se ve ame­na­za­da.

Tan so­lo en Co­ro­so han sa­li­do ade­lan­te 24 po­llos, «una ci­fra que es­tá por en­ci­ma del do­ble de crías vo­la­das en cual­quier otra pla­ya ga­lle­ga, a pe­sar de que no cuen­ta con la ma­yor población en edad re­pro­duc­ti­va», se­ña­la Ma­ría Vidal. La bió­lo­ga e in­ves­ti­ga­do­ra del gru­po de Bio­di­ver­si­da­de Ani­mal de la Uni­ver-

Po­llos vo­la­dos

Sa­lie­ron ade­lan­te el do­ble de crías que en el res­to de Barbanza si­da­de de San­tia­go in­di­ca que la ges­ta fue obra de nue­ve pa­re­jas, que con­si­guie­ron lo que no fue­ron ca­pa­ces ni las 26 de Car­no­ta.

Es­ta­bi­li­dad ase­gu­ra­da

«In­clu­so a ni­vel pe­nin­su­lar, son unos re­sul­ta­dos muy bue­nos», sos­tie­ne Vidal, que se ocu­pa de coor­di­nar el gru­po que vi­gi­la la evo­lu­ción del ave en coor­di­na­ción con la Xun­ta. Y es que la pla­ya de Co­ro­so re­ba­só, so­bra­da­men­te, el re­qui­si­to fi­ja­do pa­ra la es­ta­bi­li­dad de la es­pe­cie. Si la me­ta es que ca­da pa­re­ja ten­ga una me­dia de 1,5 po­llos que al­zan el vue­lo (se ha­bla de crías vo­la­das por­que exis­te una mor­tan­dad muy ele­va­da du­ran­te las pri­me­ras se­ma­nas, has­ta que apren­den a ele­var­se en el ai­re pa­ra es­ca­par de los de­pre­da­do­res), en el are­nal ur­bano fue­ron 2,7. pro­ba­ble­men­te se po­dría ha­blar de una trein­te­na de po­llos vo­la­dos», sub­ra­ya Vidal, quien fren­te a es­te ti­po de aten­ta­dos con­tra la es­pe­cie po­ne en va­lor la con­tri­bu­ción de otros ciu­da­da­nos que la res­pe­tan y pro­te­gen.

Alum­nos al pie del ca­ñón

En­tre esa gen­te, se en­cuen­tran mu­chos ve­ci­nos y un gru­po de alum­nos del IES Nú­me­ro Un, con­cre­ta­men­te los de una de las au­las del ins­ti­tu­to con vis­tas al are­nal. En cla­se, su pro­fe­sor les ha­bló de la lu­cha de la pí­lla­ra por so­bre­vi­vir y tra­ba­jó con ellos la edu­ca­ción am­bien­tal si­guien­do el pro­ce­so de cría. Tan­to se im­pli­ca­ron los es­tu­dian­tes que al­gu­nos de ellos aca­ba­ron vi­gi­lan­do por las ven­ta­nas los ni­dos, pa­ra com­pro­bar que no se vie­sen ame­na­za­dos.

En cuan­to al res­to del área bar­ban­za­na, los re­sul­ta­dos han si­do po­bres, en lí­neas ge­ne­ra­les. Y en­tre las otras 13 pla­yas po­bla­das por la pí­lla­ra (Cal­de­bar­cos, Lou­ro, Tes­tal, Aguiei­ra, Quei­ru­ga, Río Siei­ra, Xu­ño, Es­pi­ñei­ri­do, Ba­liei­ros, Co­rru­be­do, Agui­ño, A Cor­na y Ca­rra­guei­ros) ape­nas su­ma­ron en­tre to­das una do­ce­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.