La tem­pe­ra­tu­ra del agua en las zo­nas de ba­ño va­ría has­ta en seis gra­dos, y en Rian­xo lle­ga a los 19

El mer­cu­rio son­ríe a los rian­xei­ros, mien­tras en Por­to do Son la be­lle­za de los are­na­les cho­ca con su frío mar

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - S. GÓ­MEZ

Des­pués de una quin­ce­na en la que pa­re­cía que el sol ha­bía aban­do­na­do Ga­li­cia, el as­tro rey es­tá vol­vien­do a bri­llar con fuer­za en Bar­ban­za. Tu­ris­tas lle­ga­dos de to­dos los pun­tos del ma­pa, su­ma­dos a los ve­ci­nos ávi­dos de un ba­ño sa­la­do, ocu­pa­rán con su toa­lla las de­ce­nas de pla­yas que se en­cuen­tran sal­pi­ca­das por to­da la cos­ta. Pa­ra los más frio­le­ros, A To­rre, en Rian­xo, de­be­ría ser el pun­to ele­gi­do por sus cá­li­das aguas, mien­tras que los que no te­men a na­da pue­den zam­bu­llir­se en el gé­li­do mar de un en­cla­ve tan be­llo co­mo As Fur­nas.

Santiago Sal­són, pro­fe­sio­nal de Me­teo­ga­li­cia, ex­pli­ca es­tas di­fe­ren­cias de tem­pe­ra­tu­ra. So­bre la ca­li­dez que ca­rac­te­ri­za a Rian­xo, apun­ta: «Ade­más de es­tar den­tro de la pro­pia ría de Arou­sa, allí cuen­tan con una es­pe­cie de se­gun­da ría. Es­to ha­ce que el agua se mue­va me­nos y que­de es­tan­ca­da. Hay me­nos co­rrien­tes que ayu­den a re­no­var­la». Por es­te mo­ti­vo, Tan­xil, A To­rre y As Cun­chas cuen­tan con la tem­pe­ra­tu­ra más al­ta de la co­mar­ca, su­peran­do has­ta en seis gra­dos a las más frías. El ex­per­to co­men­ta a su vez que hay va­rias si­ner­gias que in­flu­yen en la ca­li­dez del mar. Los vien­tos y las co­rrien­tes ma­rí­ti­mas son la cla­ve, mien­tras que la ra­dia­ción so­lar tam­bién re­per­cu­te en es­ta va­ria­ble, aun­que en me­nor me­di­da que las dos an­te­rio­res.

Más ele­va­da

Sal­són re­co­no­ce que, lle­ga­dos al ecua­dor del verano, la tem­pe­ra­tu­ra de­be­ría ser más al­ta. Sin em­bar­go, los vien­tos del no­roes­te de los úl­ti­mos días han he­cho que el agua se re­no­va­se con ma­yor ce­le­ri­dad. Es­to pro­vo­ca que la que se en­cuen­tra en las ca­pas más ba­jas, las más frías, aflo­ra­se ha­cia la su­per­fi­cie. «En la zo­na de A Ma­ri­ña, en cam­bio, ese vien­to es bueno pa­ra el agua, ya que allí la es­tan­ca. A Bar­ban­za le fa­vo­re­ce el vien­to de sur, aun­que es si­nó­ni­mo de llu­vias. En reali­dad, lo me­jor que pue­de pa­sar aquí es que no so­ple pa­ra que no se re­nue­ve».

La ho­ra a la que se acu­de a la pla­ya tam­bién es cla­ve pa­ra en­con­trar­se el agua más ca­lien­te. Por ejem­plo, en Co­ro­so, du­ran­te la ma­ña­na de ayer, el mer­cu­rio mar­ca­ba 15 gra­dos, mien­tras que a las tres de la tar­de ya ha­bía subido has­ta 16,2. «Ahí in­flu­ye mu­cho la ra­dia­ción so­lar», ex­pli­ca el me­teo­ró­lo­go. La bue­na no­ti­cia es que la tem­pe­ra­tu­ra se­gui­rá su­bien­do a lo lar­go de la se­ma­na, por lo que ma­ña­na, co­mo mí­ni­mo, el agua con­ta­rá con un gra­do más.

Pa­blo Aguado, sur­fe­ro de la zo­na de Por­to do Son, re­co­no­ce que los da­tos arro­ja­dos por Me­teo­ga­li­cia co­rres­pon­den con la fa­ma de As Fur­nas. «No­so­tros sa­li­mos siem­pre con neo­preno. Hay días con­ta­dos que po­de­mos po­ner­nos los más fi­nos, e in­clu­so en ba­ña­dor, pe­ro se cuen­tan con los de­dos de las ma­nos. Aún así, va­mos a esa pla­ya to­do el año».

M. CREO

El are­nal de Co­ro­so es­tá en­tre los que tie­nen el agua más fría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.