Más de 1.000 via­je­ros se apun­tan al in­ter­cam­bio de ca­sas pa­ra via­jar gra­tis es­te verano

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Al Sol -

Las com­pa­ñías de bajo cos­te abrie­ron el ca­mino a via­jar ba­ra­to y le­jos. Pe­ro aho­ra co­no­cer mun­do pue­de sa­lir aún más ba­ra­to gra­cias a una ten­den­cia que em­pie­za a pi­sar fuer­te en Ga­li­cia: el in­ter­cam­bio de ca­sas du­ran­te los pe­río­dos va­ca­cio­na­les.

Es­ta mo­da, que pa­re­ce que se es­tá ins­ta­lan­do tam­bién en el res­to de España, ha con­quis­ta­do a más de mil ga­lle­gos, que ya ofre­cen sus ca­sas pa­ra que los tu­ris­tas co­noz­can Ga­li­cia mien­tras ellos, se de­di­can a des­cu­brir di­fe­ren­tes par­tes del glo­bo.

Una de las em­pre­sas que fun­cio­nan co­mo in­ter­me­dia­rios de quie­nes ha­cen las ve­ces de hués­pe­des y ca­se­ros es Guest tu Guest, y su fun­cio­na­mien­to re­pre­sen­ta lo sen­ci­llo que es con­se­guir un com­pa­ñe­ro con el que imi­tar a Ca­me­ron Diaz y Ka­te Wins­let en la pe­lí­cu­la Va­ca­cio­nes.

Me­dian­te un sis­te­ma de pun­tos uno pue­de via­jar dón­de y cuán­do quie­ra. Es­tos pun­tos se con­si­guen prin­ci­pal­men­te alo­jan­do a otros miem­bros de es­ta es­pe­cie de red so­cial en tu ca­sa. Asi­mis­mo, es­tos po­drán ser uti­li­za­dos en cual­quier otra ca­sa da­da de al­ta en es­ta pla­ta­for­ma, que acu­mu­la ya más de 300.000 usua­rios re­par­ti­dos por 180 paí­ses.

Un aho­rro del 40 %

España es el se­gun­do país del mun­do en el que más se uti­li­za el in­ter­cam­bio de vi­vien­das co­mo al­ter­na­ti­va a la for­ma tra­di­cio­nal de alo­jar­se en va­ca­cio­nes, so­lo su­pe­ra­do por Fran­cia. En es­te sen­ti­do, ya se con­so­li­da co­mo una de las op­cio­nes pre­fe­ri­das en nues­tro país pa­ra ha­cer tu­ris­mo du­ran­te el pe­río­do es­ti­val, y ya hay 33.000 vi­vien­das es­pa­ño­las ins­cri­tas en un ti­po de pla­ta­for­ma con el que se aho­rra más del 40 % del pre­su­pues­to del via­je.

En pleno de­ba­te so­bre la ne­ce­si­dad o no de re­gu­lar los ne­go­cios ba­sa­dos en la eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va, el in­ter­cam­bio de ca­sas en España es­tá ex­pe­ri­men­tan­do un no­ta­ble cre­ci­mien­to. En mu­chos ca­sos por el aho­rro de las en­go­rro­sas cues­tio­nes bu­ro­crá­ti­cas que ro­dean a ne­go­cios de al­qui­ler va­ca­cio­nal, y en otros, co­mo ex­pli­ca en com­pos­te­lano Jo­se Carlos, usua­rio de es­tas pla­ta­for­mas: «Por­que te per­mi­te co­no­cer otra ma­ne­ra de vi­vir o, en mi ca­so, es una for­ma pa­ra que mis hi­jos apren­dan a res­pe­tar lo ajeno». Bi­ci­cle­tas y pa­ti­nes vue­lan des­de ayer so­bre el en­torno del puer­to de trans­por­te de ría de Vi­go. La dé­ci­mo sép­ti­ma edi­ción del Fes­ti­val O Ma­ris­qui­ño ha pues­to en mar­cha to­das las dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas y ac­ti­vi­da­des de ocio re­la­cio­na­das con la cul­tu­ra ca­lle­je­ra. Cha­va­les, mu­chos cha­va­les pu­lu­lan por los 200.000 metros cua­dra­dos ha­bi­li­ta­dos por la or­ga­ni­za­ción pa­ra aco­ger un sin­fín de ac­ti­vi­da­des que se desa­rro­lla­rán has­ta ma­ña­na.

El buen tiem­po ha fa­ci­li­ta­do que el pa­seo por­tua­rio de la ciu­dad es­té aba­rro­ta­do de gen­te. Des­de el mue­lle de cru­ce­ros, en don­de ayer es­ta­ba ama­rra­do el Aurora, pa­san­do por los jar­di­nes de las Ave­ni­das, has­ta lle­gar a la pla­za de A Es­tre­la la ale­go­ría de la eter­na ju­ven­tud se re­pi­te sin fin. Has­ta el Con­ce­llo inau­gu­ra­ba ayer una

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.